Categorías
Reality sucks

Ay que penita me dáis …

Por circunstancias de la vida que vienen a este cuento, desde hace dos semanas me han dado en el trabajo para que lo pruebe un dispositivo que corre con el sistema operativo AndroiTOTOROTA. Hasta que me lo dieron, yo he vivido feliz y contento sabiendo que las yemas de mis dedos jamás se habían posado sobre la pantalla de cristal de un artilugio electrónico con el software de GooglEVIL, la corporación diabólica que busca la forma de saberlo todo de ti para empetártela hasta las raíces de los pelos de los güevos sin vaselina ni nada. No vamos a comentar nada del dispositivo y nos centraremos en mi pesadilla de experiencia con ese trasto. Después de años copiando y plagiando la perfección tan absoluta que produce la empresa de la manzana mordida, uno se espera que a estas alturas lo que usan los pobres y los facinerosos tenga un poquitito de calidad, no mucha pero una pizca. No es así. Lo primero que me abrumó y me dejó noqueado fue la cantidad infinita de niveles de menús de configuración. Yo quería quitar una de las funciones y lo tuve que hacer hasta en cuatro lugares distintos ya que no parece haber consistencia alguna. Cuando crees que le tienes cogido el punto, resulta que lo que buscas no está en donde crees sino en otro sitio totalmente distinto y no le ves la lógica por ninguna parte. Después tuve el problema del botonerismo, tanto botón que hace cosas distintas dependiendo del programa y la sensación constante de que la interfaz VA LENTA, nada parece suceder instantáneamente, siempre hay un retardo que no sé si es por falta de potencia o por alguna otra razón. Finalmente, he optado por no usarlo nunca, NUNCA, nunca para navegar por Internet porque el navegador apesta y por alguna razón desconocida que seguramente está en una opción rescondida en algún recóndito nivel de configuración que jamás encontraré, nunca me detectan como un visitante desde un dispositivo minúsculo y me ponen unas páginas impracticables, minúsculas y tan cargadas de contenido que se vuelven inútiles.

En fin, que en lo que a mi respecta, yo no me alejaré de la sombra de la manzana mordida en muchísimo tiempo.

Por sulaco

Maximus Julayus

2 respuestas a «Ay que penita me dáis …»

Yo nunca he tenido nada de la manzana mordida, ya me hubiera gustado, quería haber comprado un portátil en su día, pero no me podía permitir su precio, así que tengo un Samsung y me va muy bien, pero claro, no lo comparo con ninguno, y teléfono, sigo con el Nokia de antes, el de toda la vida, pero estoy seguro que lo que siempre dices de los amarillos es verdad, aunque compres chinorris… 🙂
Salud

Los comentarios están cerrados.