Bicicleta con compartimiento de carga inferior

Si yo tuviera mejores vicios, iría por las calles mirando otras cosas pero lo mío está claro que son las bicis y cuanto más raras mejor y siempre hay gente que me observa con curiosidad cuando me paro a hacerle una foto a alguna que se cruza en mi camino, como esta rareza que tenemos hoy y que jamás había visto. No sé si se venden comercialmente, que lo dudo, o esto fue un experimento de un fietsenmaker, que traducido literalmente es un hacedor de bicicletas y que es el término científico por el que la gente se refiere a los que trabajan en los talleres de reparación y creación de bicis, que en Holanda hay muchos que te hacen la bici según tus preferencias. Esta parece estar en desuso porque si os fijáis en la zona de los pedales, yo por ahí no veo la cadena. La bicicleta estaba amarrada en la puerta de una de las casas-barco que hay en el río Amstel, en Amsterdam. Es asombrosamente alargada y el volante está más o menos a la mitad y después hay un sofisticado mecanismo que permite al ciclista girar la rueda delantera. En la parte de abajo lleva una cesta de madera para carga y una redecilla, pero por la posición, no creo que permita cargar mucho, sobre todo si pensamos en las maravillas que hemos visto durante todos estos años de estudio de las bicicletas. Dado que por ningún lado está el nombre de la marca, intuyo que fue hecha a medida y no se puede comprar en tiendas, pero como curiosidad es fabulosa.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.