Pesadilla antes de estar ondeline

Desde que el güifi se convirtió en algo de cortesía que dan en los aeropuertos, he conectado teléfonos y mi iPad por todo el universo conocido. Hasta poco más de dos lunas, en España era imposible conectarse gratuitamente porque los ratas deleznables de ahena no lo consideraban necesario. Después decidieron dar unas migajas a los viajeros, creo que eran quince minutos y ahora parece que dan más tiempo. En cualquier caso, decidieron JODER a todo hijo de vecina y crearon el sistema de registro más terrible, patético, asqueroso y zarrapastroso de Europa y Asia. Lo que viene a continuación es la pesadilla antes de volar por la que pasé el domingo por gusto para poder tener algo que escribir, ya que tengo una tarjeta SIM de República Móvil y cuando voy a España, le pongo dos leuros y medio y tengo quinientos megas de datos y no suelo ni molestarme en buscar güifis.

Digamos que tenemos un iPad y queremos mirar el correo o algo parecido. Todo comienza aquí:

Pesadilla del Güifi de aena 1

Y uno piensa … mira, como en Kuala Lumpur, picas y pa’dentro … pues va a ser dekeNÓ. Elegí el Servicio gratuito con conexión esponsorizada:

Pesadilla del Güifi de aena 2

Esto que es, ahora te quieres convertir en mi más mejor amigo ¿o qué? Venga, pulso uno de los dos por complacerte pero ya veo que arriba hay cuatro círculos así que me temo que esto va para largo.

Pesadilla del Güifi de aena 3 - ¿Por qué?

Me pregunto que será de relevante en lo de la edad, como si fuera algo que se necesite para usar un güifi pero bueno, hago clic en uno y sigo pa’lante.

Pesadilla del Güifi de aena 4

Esto que es, ¿las olimpiadas? ¿Por qué tengo que tener un país de origen? Miento como un bellaco y me hago brasilero. Ya casi ha acabado la pesadilla, estoy en el tercer circulito y me queda uno solo para poder buscar mis guarrerías ondeline.

Pesadilla del Güifi de aena 5 - ¿qué camino tomar?

¿Qué he hecho yo para merecerme esto? Como ya tengo el skiskaner instalado, elijo esa para ahorrar tiempo y estoy convencido que ya voy pa’la Ré.

Pesadilla del Güifi de aena 6 - Me cago en tus muertos

Una mielda pa’todos vosotros. Hago click en el botón descargar que me dice que la tengo y que la puedo abrir. La abro, y regreso con el frenesí porque ya que sí que puedo navegar y soy adicto como Virtuditas, que está enganchadísima al CaraCuloLibro.

Pesadilla del Güifi de aena 7 - y me vuelvo a cagar

Pues no, fue un camino sin salida. Se negaron a reconocer que había abierto el programa y no me dejaron seguir por aquí así que tendré que volver atrás y probar el otro sendero.

Pesadilla del Güifi de aena 8 - el puto formulario

Lleno el formulario con información fidedigna ya que todos sabemos que las empresas nos quieren y nos respetan. Me transformo en la chama Comeme Elcoño con el correo comemeelcoñ[email protected] y confío que esto sea suficiente

Pesadilla del Güifi de aena 9 - ganas de tocar güevos

No les gustó mi correo, que decidieron que no era válido. Tuve que poner el auténtico, [email protected] y ese será el fin del sufrimiento, han pasado un montón de minutos desde que comencé y ahorita mismo empieza el embarque.

Pesadilla del Güifi de aena 10 - ¿por qué coño no puedo ser hembra?

No tuve suerte. Decidieron que mi género no era válido por el nombre, con lo que me transvestí como comema y de nuevo, no me dejan tener el correo que quiero así que puse el auténtico de verdad, de verdad, [email protected] y supuse que tras tantos minutos, esto es un deporte sin sentido y nunca te darán acceso

Pesadilla del Güifi de aena 11 - Joé

¡Méate toa Meri Llein! Lo logré, solo doce minutos después de comenzar con las gestiones, conseguí entrar en las internetes. Por supuesto, en paralelo, tangencial, elíptico y diplodótico estaba haciendo lo mismo en el teléfono por cachondeo, aunque en la primera imagen se puede ver y se ve que tenía dos 3G en la barra, que quiere decir que tenía 9GeGé, como sabemos todos los sabios:

Pesadilla del Güifi de aena 1

Ya sabéis como va la cosa, quiero el servicio gratuito, ito, ito con conexión espolvoreada.

Pesadilla del Güifi de aena 2

Si antes despegué, esta vez quiero aterrizar por aquello de mantener la continuidad argumental.

Pesadilla del Güifi de aena 3

Estuve tentadísimo de ser menor de edad pero claro, me temí que me obligaran ir a las viejas que están en el mostrador de información de lIberia, líneas ancestrales de España y pedirles permiso y preferí seguir como mayor de edad.

Pesadilla del Güifi de aena 4

Esta vez me tocó ser argentino ya que lo de brasileño estaba muy pero que muy visto.

Pesadilla del Güifi de aena 5 - ¿Por cuál voy?

Aquí decidí no ir por el camino del programa, que todos sabemos que no va a ningún lado y es de recochineo y preferí seguir el sendero del formulario verita veritatis, pero después me entró el gusanillo por si era más fácil y opté por la app.

Pesadilla del Güifi de aena 6 - Mierda, mierda y mierda

De nuevo la tenía instalada y de nuevo, un FRACASO ABSOLUTO así que a llenar formulario, que el teléfono es el sitio ideal para escribir por un tubo.

Pesadilla del Güifi de aena 7 - el puto formulario

Frente a mi, un montón de campos en los que tengo que poner la información más auténtica y como los testigos de jeobá, no puedes mentir:

Pesadilla del Güifi de aena 8 - chupamela

Con ningún dolor de mi alma tuve que desbelar que soy chama, que me llamo Chupa Mela y que mi dirección secretísima de correo, esa que solo tienen mis trescientos mejores amigos es [email protected].

Pasé de seguir haciendo pantallazos porque renuncié pero no les moló el correo, no les moló mi edad, no les moló que tenga un número de teléfono del chicharro y que viva en Gran Canaria en algún lugar de la ciudad de las Palmas de Gran Canaria. En fin, que la letra a palos entra y que si quieres internet en un aeropuerto en España, la última de las opciones es la de Ahena, que esos solo quieren sacarte tus datos para venderlos y que te ataquen los jakers chinos y rusos y te lo quiten todo y todo y todo lo demás.

En el mismo lugar en el que yo estaba sentado, un chamo extranjero lloraba como Emir de Granada frustrado porque todo lo que intentaba con sus datos reales le fallaba. El pobre iluso se pensaba que los de ahena sí que querían darle interné gratuita.

El condón de neopreno de la cámara

El elemento fundamental y que me va a permitir irme a Asia solo con Equipaje de mano, no es alguno de las Cosillas que uno lleva. Lo que me hace ahorrar una cantidad de espacio significativa y poder viajar como un lolailo es el condón de neopreno que he comprado para proteger mi cámara. Las bolsas de la cámara, sean como sean (y creedme, yo tengo un arsenal), siempre son demasiado abultadas y con lo rácanas que son las aerolíneas de bandera con el equipaje de mano, no me es posible montarme una mochila de ocho kilos de peso con la ropa y todo lo que llevo para sobrevivir veinticuatro días al otro lado del universo. He hecho todo tipo de pruebas sin éxito y cuando ya estaba por rendirme, tuve un momento de inspiración extra-ordinaria, esa que al parecer casi nadie tiene y me pasé unas horas haciendo búsquedas en mi tienda asiática favorita, esa que es propiedad de cierto ladrón que tenía trabajando sin contrato a cuarenta ladrones. Casi me baja uno o varios Jiñotes cuando usando la palabra waterproof, combinada con DSLR y neoprene apareció en mi pantalla un objeto místico y casi mágico que se usaba para envolver adecuadamente la cámara y poder transportarla debidamente protegida. Gracias a algún o ningún Dios la silla en la que me siento junto a mi ordenador tiene respaldo y no me caí para atrás del shock cuando vi que el precio, al cambio de hoy, era de dos leuros y ochenta y un céntimos de los susodichos. En medio instante ya había comprado una, al día siguiente ya me la habían enviado y unos doce días más tarde me llegaba un paquete por correo. Salí corriendo a por la cámara y la envolví en su flamante condón de neopreno. Es lo más grande que se ha hecho nunca jamás. Cuando no esté pegada a la cámara como ladilla a pendejo, estará agarrada a mi fabuloso sistema de transporte de botella de agua, ya que en Asia, con la caló tan grande que hace, uno nunca está a más de treinta centímetros de medio litro de líquido que de ser posible, haz comprado tú mismo en una tienda o supermercado, ya que un buchito de agua del chorro, y la diarrea será de varios días.

Ni de coña

Cualquiera que haya seguido mis andanzas a lo largo de los años sabe que tengo una alergia extrema a ciertos medios sociales y que procuro enmascarar mi mundo lo más posible. Mi amigo el Rubio comparte mis miedos y esfuerzos en el asunto salvo en un punto determinado. Cuando comenzaron a aparecer las tarjetas y las movidas con NFC o Near field communication, algo que la wikipedia traduce al español como comunicación de campo cercano, yo vi una tecnología que nos desnuda y nos expone aún más y a él le parece algo maravilloso y poco menos que creado para facilitarnos la vida. A él, eso de acercar la tarjeta a una máquina y no tener que insertarla ni escribir nada le es cómodo. A mi, es una manera de que pongan una máquina en los alrededores para capturar, clonar y robar y no tengo necesidad alguna de esa tecnología. Cuando nuestro banco, el legendario banco de los RABOS anunció hace cosa de un mes que se podía pedir que te cambien la tarjeta por una de esas con tecnología NFC, en los primeros cinco minutos el Rubio ya había solicitado la suya. Yo espero que la mía aguante hasta el mes en que caduca, que es en octubre del año 2018 y que con suerte, a la hora de darme una nueva, me permitan permanecer fuera de esa tecnología, la cual también está presente en la tarjeta de transporte holandesa, la patética OV-Kaart que ha sido jackeada en multitud de ocasiones y que cada rato hay un programa en la tele o un artículo en el periódico explicando como robar los datos de la gente en una estación es cosa de mongólicos y que todas las herramientas se compran por Internet sin esfuerzo.

Al recibir el carné de identidad holandés, aquí pomposamente llamado Identiteitskaart que suena más grandioso, me lo dieron con la puta tecnología NFC, igual que el pasaporte. En seguida me entró mal rollo porque eso quiere decir que un desalmado con la herramienta adecuada puede obtener todos los datos personales que hay en ese documento sin tocarme y sin necesidad de verlo. El gobierno holandés parece que se está dando cuenta del problema y ahora, el nuevo pasaporte, viene con una especie de protección que te permite aislarlo al completo cuando lo llevas contigo para que no te pillen los datos, con lo que implícitamente están reconociendo el problema. Al Rubio se la trae al fresco, pero yo ya he visto demasiadas películas de julays a los que les roban los datos y les joden la existencia como para tomarme la amenaza en serio. Después de buscar y rebuscar un montón, encontré una tienda en Holanda en la que podía comprar un pequeño sobre para las tarjetas de crédito (o el carné de identidad) que prometían que bloqueaba el acceso a la parte NFC de los mismos. Me pegué unas cuantas horas rastreando mi tienda china de gangas favoritas hasta que encontré un producto similar y a mucho menor precio. Después de comprarlo, un par de semanas más tarde me llegaron por correo diez sobres para bloquear:

Sobre para bloquear NFC

Sobre para bloquear NFC, originally uploaded by sulaco_rm.

Ahora, mi carné de identidad va seguro en su condón aislante. Lo he probado en las máquinas para hacer la validación de los trenes, las cuales reconocen el carné de identidad y siempre te pitan y ponen un mensaje diciendo que es una tarjeta equivocada y ahora no saben que lo llevo en la cartera, para esas máquinas mi tarjeta ha dejado de existir. Por suerte, mi cutre-teléfono no tiene esa tecnología y de estar equipado con la misma, ya la habría desactivado.

Por si alguno cree que voy feliz como una lombriz por el mundo pagando con mi tarjeta de crédito, en ese caso uso un sistema bastante exótico de seguridad. Tengo una tarjeta de crédito de prepago, con lo que en el hipotético caso de que me la clonen, el disgusto de los que lo hagan será épico ya que la cargo con la cantidad que necesito usar y un pelín más. Con esa tarjeta he ido por toda Asia sin problemas y jamás he tenido un incidente. Entre los amigos que no pueden decir lo mismo está el Rubio, al que el año pasado se la clonaron en Francia cuando estaba de vacaciones y conozco a otros que han tenido problemas en otros lugares del universo conocido.

Soy un paranoico. Lo sé.

Mi Mi Band

Ya sé que por aquí todo el mundo es rico o simplemente millonario y que salvo un servidor, el resto de la basca ya ha reservado su relojazo del oro que cagó el moro para fardar en la tienda de Lucianito cuando vais a comprar el pan duro y que tendréis que recargar día tras día, casi igualito que mi fastuoso Tissot T-Touch con pilas que solamente duran más de tres años y menos de cinco y que tiene cristal de zafiro y es de titanio.

Xiaomi Mi Band

Xiaomi Mi Band, originally uploaded by sulaco_rm.

Bueno, visto el disgusto que me llevé cuando tras años de rumores lo que presentaron los de la empresa que tenía el monopolio de dispositivos electrónicos de comunicaciones en mi casa hasta hace dos lunas fue algo chabacano y que se barruntaba ya con precios de abuso, actué como lobo y decidí darle un gran disgusto no solo a mi más-mejor-amigo, sino también a cierta comentarista conocida por ser una zelota. Desde hacía tiempo había ojeado cierto dispositivo chino y casi a finales de enero compré un Xiaomi Mi Band, un dispositivo mágico y maravilloso que llevas en la muñeca siempre contigo, que tiene una pila que dura un mes completo y que puedes programar para que haga varias cosas útiles. Cuando me llegó, unas semanas más tarde, me emocioné hasta las lágrimas secas y enseguida me lo puse y lo enlacé con mi iPad, ya que solo tiene programas que funcionen con los teléfonos de la manzana carera mordida y los androitotorotas y todos sabemos que yo soy un borde de cuidado que prefiere ir por el camino equivocado y tengo un güindous fon, plataforma marginal para la que nunca se encuentra nada y por lo que resulta más encantadora.

Entre las cosas que hace esa pulsera mágica está el medir la cantidad de pasos que doy a lo largo del día y fijarte objetivos, medir el sueño por la noche, despertarte meneándote la mano por la mañana y en el hipotético caso que lo emparejes con tu teléfono, al parecer puede vibrar cuando te llaman o algo así, circunstancia de la vida que en mi caso resulta casi inútil porque malamente recibo una llamada cada dos o tres meses y casi siempre es un número desconocido que no respondo, de hecho, seguramente solo el único que puede presumir de haber gastado un minuto de los cien que tengo mensuales en llamadas durante todo el mes de febrero.

Camina que camina

Camina que camina, originally uploaded by sulaco_rm.

Alguno se ha estado preguntando como es posible que tenga un conocimiento tan detallado de lo que camino o dejo de caminar y en mi mano está la respuesta y si lo quiero ver con más detalle y saber concretamente en qué momento del día estuve más quieto que un lagarto al sol, también puedo saberlo:

Actividad por horas

Actividad por horas, originally uploaded by sulaco_rm.

En donde vemos la actividad desde que me levanto a las 06.20 hasta que me voy de mi casa a las 07.00, después vemos la actividad con la bici a esa hora o a las cuatro y la caminata de las doce de la mañana, en donde durante casi una hora, me pierdo por los bosques de Hilversum para disfrutar del aire libre y no ver los caretos de la gente que está en nómina conmigo.

Durmiendo como un bellaco

Durmiendo como un bellaco, originally uploaded by sulaco_rm.

Por las noches, he descubierto que casi siempre hago al menos cuatro horas de sueño profundo y el resto del ligero y que están repartidas en trocitos durante toda la noche. Resulta fascinante ver como la cosa esta sabe a qué hora me acuesto, cuando me duermo, cuando entro en el sueño profundo y cuando salgo del mismo y en las ocasiones en las que me da un apretón por la noche y tengo que ir a mear, también lo detecta y lo almacena para referencias futuras. Anoche por ejemplo, que me fui a dormir bastante tarde, la cosa resultó así:

Sueño ligero y profundo

Sueño ligero y profundo, originally uploaded by sulaco_rm.

Las barras grandes son el sueño profundo, las pequeñas el ligero y las amarillas los ratos en los que no estaba dormido. Ahora sé que si me pego nueve horas durmiendo, la cantidad de sueño profundo no suele pasar de las cuatro horas y cuarto y si en lugar de eso duermo seis horas, suelen ser las mismas, con lo que parece que en ese número está mi límite. La parte más cachonda es la alarma. En lugar del ruido aterrador que te despierta cuando no le ganas a la alarma, lo cual en mi caso no sucede con frecuencia, ahora parece como si alguien sacudiera mi brazo un poco para despertarme, en silencio, algo que cuando te acostumbras, resulta fantástico.

Dos de mis coleguillas me han copiado (que nadie le diga nada a Virtuditas que todos sabemos que se pone como una mula, pero ya hay un puñadillo de gente que se está planteando seriamente pasarse a esos otros teléfonos …) y hay algunos otros que están pensándose lo de pedir a China sus dispositivos. Hasta donde yo se, no se venden en Europa, más que nada porque Xiaomi desconoce el concepto de las patentes y no tienen reparo alguno en trincar de donde les place.