La torre de la doncella desde abajo

Mira que se han hecho estatuas a todo quisqui en la historia de los julays pero el que realmente se merece una estatua es el albañil que se subió a la roca esta para construir el torreón. Entre izar los ladrillos y ponerlos, el hombre las tuvo que pasar putas y canutas y en la época en la que se hizo, no se podía hacer como hoy en día en Oriente Medio, que te traes unos cientos de miles de Pakistán y la India y básicamente te la trae al fresco si mueren unos cuantos miles en accidentes de trabajo para tener tus estadios y edificios espectaculares. Detrás de mi, el fantasma en todas estas fotos, el río Morava justo en el instante en el que se une al Danubio.

Publicada el
Categorizado como Bratislava

La torre de la doncella y el Danubio

Lo mejor de la imagen de hoy es el perfecto encuadre ya que de alguna manera conseguí ocultar el río Morava, que está por detrás de la torre de la doncella, que es esa que aparece elevada y aislada, aunque mirando el agua se puede ver que tiene otro colorcillo en el punto en el que ambos ríos se unen. Por supuesto hay leyendas sobre la torre de las doncellas y como escondían ahí a una virgen de cuando en cuando para hacerla sufrir mucho y que después apreciara mucho más el contacto carnal. Llegar a la torre era jodido y seguro que muchos se escoñaron cuando era un punto de vigilancia. Por detrás está Austria y el Danubio que gira para seguir hacia Viena.

Publicada el
Categorizado como Bratislava

El Danubio desde lo alto del castillo de Devín

Aunque creo que no lo veremos en ninguna foto, el castillo está en el punto en el que el río Morava se empotra al Danubio, lo cual viene a suceder a mi espalda. El lugar es muy estratégico para el control del río y desde tiempos memoriales e inmemoriales siempre hubo fortalezas defensivas y ofensivas en el lugar. El castillo medieval, cuyas ruinas son las actuales, es del siglo XIII (equis-palito-palito-palito) y sobrevivió a todo hasta que llegó Napoleón y les dio una tunda que no veas y acabó muy malamente.

Publicada el
Categorizado como Bratislava

Llegando a Devín

Salimos de Bratislava en barco, tiramos pa’l norte por el río Danubio y llegamos hasta Devín, en la requeteque mismísima frontera con Austria que no sale en la foto pero es lo que está por detrás de mi después del río. El crucero, además de hacerlo para añadir otro a mi lista de paseos en barco por el Danubio, fue para visitar las ruinas del castillo, que algunos seguro que ya atisban sobre el poblacho ese hacia el que nos dirigimos para atracar.

Publicada el
Categorizado como Bratislava