Teatro nacional Eslovaco y fuente de Ganímedes

En la misma zona de la ciudad que estábamos ayer tenemos el precioso edificio del Teatro nacional Eslovaco, aunque el viejo teatro ya que han hecho otro nuevo muy fastuoso y moderno a la vera del Danubio. Este edificio es del siglo XIX (equis-palito-equis), de estilo neo-renacentista. Frente al edificio vemos la fuente de Ganimedes, que fue la primera fuente decorativa en la ciudad y con agua filtrada del Danubio.

Publicada el
Categorizado como Bratislava

El hotel frente a la fuente Carlton

En los bordes del casco histórico de Bratislava hay una calle ancha y en la que vamos a ver varios edificios y uno de ellos es el edificio del hotel Carlton, que está en un solar en el que desde hace siglos hubo siempre pensiones. El edificio es una mezcla de tres y en un momento dado hubo hasta un cine en uno de ellos. La fusión de los edificios y la expansión se produjo en 1925 y la versión restaurada que vemos es del año 2001 ya que en los ochenta lo tuvieron que cerrar porque estaba en ruinas.

Publicada el
Categorizado como Bratislava

Catedral de San Martín

La Catedral de San Martín es una de las más antiguas de la ciudad y definitivamente la más grande, pero hay al menos otra iglesia que a mí me pareció muchísimo más bonita y que veremos más adelante. Volviendo a la catedral, la entrada está en el lateral y por eso, al mirarla por detrás se ve un poco rara, con esas ventanas en la planta baja y sin puerta. Detrás de mí estaba el castillo. Creo que pasé en varias ocasiones por allí pero siempre la pillaba cerrada y no sé si llegaremos a ver el interior, pero siempre nos queda la posibilidad de ver diez fotos más del castillo para digerir este disgusto. Cuando estuve en Bratislava la catedral estaba super-hiper-mega encaladísima. El cristal que vemos delante del edificio es porque entre donde yo estaba y la catedral hay una autovía con un montón de tráfico y esa barrera debe reducir el número de vícticmas atropelladas.

Publicada el
Categorizado como Bratislava

La bajada al centro histórico desde el castillo

Saliendo del castillo de Bratislava por la Puerta de Segismundo, que es de lo poquito original que tiene el castillo, bajamos por una calleja super-hiper-mega empinada y empedrada que nos lleva hasta la catedral y el casco histórico. La calle me fascinó por la pendiente, que hace que una casa pueda tener la puerta a un nivel y el resto de la casa o está mucho más hundido o un piso por debajo. La calle en día soleado es muy agradable pero seguro que el día que llueve un montón tiene que ser una alegría que no veas bajar por ahí y arriesgar tu vida. El detalle del grupo de pavas tiradas en el suelo más a delante no fue hecho a postas.

Publicada el
Categorizado como Bratislava