Roca junto a la orilla

Creo que esta foto la hice en la misma parada que las dos anteriores, aunque quizás fuera otra. En el agua por la derecha vemos el cabezón de un julay no-chino, que si nada sin chaleco salvavidas no puede ser un ciudadano de ese país y al frente tenemos unas rocas, ya que la de la izquierda es otra, que están en el agua y con su exhuberante vegetación habitual. Lo increíble de este sitio es que era todo rocas así y muchos canales de agua entre ellas pero cuando miras en GogglEVIL maps, te aparece como que todo es tierra y que hice la foto tierra-adentro porque seguramente las plantas no les dejan ver los canales a sus satélites y lo catalogaron como tierra.

Publicada el
Categorizado como Krabi

Mira que aquello es denso

Es posible que esta foto sea en el mismo sitio que la de ayer, pero mirando hacia atrás. Aquí vemos como las plantas luchan por conseguir algo de luz solar y hay una densidad brutal de plantas y por eso, al nivel del suelo, es muy obscuro. Las plantas trepadoras pillan metros y metros y más metros hacia arriba y se agarran de las rocas y los árboles para salir por encima del resto. En el lugar hay un montón de ruido por el zumbido de los insectos, sobre todo de una especie de grillos que montan un escándalo que no veas. Mira que aquello es denso

Publicada el
Categorizado como Krabi

La playa escondida

Aunque se ve muy obscuro, no es una cueva, es el peso de la vegetación sobre nosotros, que lucha por tener acceso al sol y convierte lugares como esta minúscula playa en cuevas. En ambos lados tenemos las estructuras geológicas que ya hemos visto. Estas paradas servían para que los julays descansaran, sobre todos los chinos, que no habían dado un puto palo al agua en toda su vida y al parecer desconocían que las piraguas usan energía humana para moverse y ya a esas alturas comenzaban a desfallecer y quejarse y hasta sus istagrames ya no eran tan fabulosos y fantásticos como al comienzo.

Publicada el
Categorizado como Krabi

En la jungla

Mientras avanzábamos con las piraguas, parábamos de cuando en cuando y nos acercábamos a la jungla esa que hay por allí. Estamos en el parque nacional de Ao Nang y estructuras similares a esas fascinantes que hay en el agua, aquí están en tierra. Aquí también la vegetación se vuelve loca. Curiosamente, no había tantos mosquitos como me esperaba o quizás fue por la hora del día a la que visitamos el lugar, ya que los mosquitos son más de las primeras horas de la mañana y el fin del día.

Publicada el
Categorizado como Krabi