Donaukanal

Una de las cosas que hace a Viena especial es que la ciudad está junto al río Danubio y de hecho, hay barcos cruceros pasando todo el tiempo y líneas regulares que te llevan a Praga, Budapest y otras ciudades que cruza el río. Como no pasa exactamente por el centro de la ciudad, allá por el año 1598 que tan bien recuerdan Genín y Virtuditas se hizo un canal de unos diecisiete kilómetros de largo y que entra hasta el mismito centro. Gracias a este canal, hay barquillos aparcados en el centro que te dan la vuelta de los diecisiete kilómetros (o algunos menos) y ya os podréis imaginar cuales serán las fotos que vendrán en los próximos días.

Publicada el
Categorizado como Viena

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Exacto, por esas fechas ya estábamos jubilados y era a lo que nos dedicábamos.

Los comentarios están cerrados.