El jodido trailer ese

Yo creo desde el mismísimo fondo del corazón que no tengo que a mi las Naciones desUnidas me deverían proteger. No hay otro ser humano o inhumano en el universo al que torturen tantísimo. Ya me he tenido que mamar VEINTE veces el puto trailer del Señor de los Julandrillos -1 o el Jovi 3 o como quiera que se llame ese pastuño que ha cagado un comemielda de la mala que se merece un contenedor completo de KaKa Kafé. Después de quemar mis retinas con esas escenas obscenas de mariconeo zafio, he llegado a la conclusión que la inspiración para esta abominación está en España y que las películas se hicieron para celebrar el treinta aniversario o algo así de LO KOMÍA, aquella banda de panolis vestidos de reinonas con abanicos y hombreras esperpénticas con la que nos torturaban en todas las televisiones y que solo en tierras latinas podía triunfar. En los dos trailers te cuentan la película de esas reinonas de melenas grandes y agujeros de culo abiertos como vasos de florero a fuerza de tanto requintarlos. Tenemos la maricona teñida de rubio con cejas oscuras, la maricona de pelo negro, la de pelo castaña, la barbuda que le molan los camioneros y hasta uno que parece maricona de sacristía, de esas que buscan niños para abusar de ellos, como la infestación tan grande que se acaba de descubrir en Granada y que no será la última que encontraremos en este mundo. Uno de los julandros hasta parece una pava con potorro de verdad, aunque mezclada entre tanta reinona yo lo dudo muchísimo. Me pregunto que puede ver la gente en esa secuencia de escenas estúpidas y absurdas, con unos actores que no actúan, sino que gritan sus líneas aunque están uno enfrente al otro gritándose ¿Te la jinco o me taladras? y el otro le grita ¿Te la voy a empetá hasta las amigdalas hijo de sucia truscolana?. Al parecer estas películas las estrenan en un formato nuevo y maravilloso por el que nadie más se ha interesado y por el que la gente paga más dinero por las entradas.

La otra cosa que me saca de quicio en los trailers son las mierdosas canciones esas como de hErNYA o quizás incluso de la susodicha, la cual es prueba palpable de la no existencia de ningún Dios porque en un universo regido de verdad, de verdad por seres superiores, le habrían arrancado la lengua desde antes de la concepción y llenado la garganta de hormigón armado si insistía en generar algún sonido. Haciendo un pequeño control entre amigos y conocidos, solo conozco a un ser humano que seguramente tendrá algún interés en ir a ver la película que dicen que es la final hasta que se saquen otras tres o cuatro más de tres horas cada una para seguir exprimiendo la teta de ese escribidor de basura fétida que fue tolquí-en-sobre-para-por-según. Parece que todos coincidimos en que pagar para que te torturen es de masoquistas y estúpidos y si de verdad quieres castigarte a ti mismo, siempre puedes ver dos horas de Telajinco, sufres lo mismo y te ahorras la pasta.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Aunque estas no se parecen mucho al libro, a mi me gustan. Un par o tres de horas con el clan de orcos pasándolo bien mientras escalabran unas cuantas cabezas y un dragón

Los comentarios están cerrados.