Emma y el jaguar negro – Le dernier jaguar


Tengo que reconocer y no reconozco que la única razón por la que fui a ver esta película es que era la única que pude encajar entre las otras dos que quería ver, que esto apesta a peli infantil y yo ya estoy muy quemado con esas y las suelo evitar. El director al parecer está especializado en estas pelis y ya ha hecho otra con otra pava y en ese caso, un león, con lo que imagino que recicla mucho los guiones y es muy sostenible y ecológico. La película se estrenó originalmente con el título de Le dernier jaguar y en España se acaba de estrenar como Emma y el jaguar negro y en mi caso, yo la vi con el título del póster.

A una julay le fascina un revenque de gata y la sigue a todas partes.

Resulta que en la Amazonia o algo así, mataron a una pava ecologista y el marido salió por patas con su hija, que descubre unas cartas secretas que le mandan los indígenas al papuchi, se mete en un avión y se pira para allá sin problemas, seguida por la repipi de su profesora, que es una borde que no veas. Ya en la jungla, se arrejuntan con los indígenas, encuentran el jaguar y como el bicho es tonto del culo, sigue a la niña igual que un acarajotao a un politicastro truscolán y para rizar el riso, el padre de la niña aparece y se encoña de la profesora repipi.

Definitivamente es infantil y hay cosas que yo, pese a ser portador de un cerebro subdesarrollado, no llegué a entender, como lo del padre apareciendo en el lugar y dos planos después, está en una relación con la profe, que eso resulta más increíble que lo del jaguar, que está super-hiper-mega bien hecho y no se nota nada de nada si en realidad grababan con un chucho grande o con una muñeca de famosa. La historia es linealmente simple y simplona, sin complicaciones y con algunas estupideces, como que todo el mundo en el lugar solo mira una cadena de televisión local y cuando la niña lo pide, todos los indígenas que llevan tragando pollas cienes y cienes de años, por fin desarrollan los güevos y le plantan cara a una gilipollas suciolista, podemita y truscolana que pretendía ponerles allí una cátedra o algo así y que viaja en jet privado a todas lados para no estropear su registro de sostenibilidad. En fin, es cine para niños.

Ni los miembros del Clan de los Orcos ni los sub-intelectuales con GafaPasta sabrán aprovechar la historia. Puede valer perfectamente para una siesta.


Una respuesta a “Emma y el jaguar negro – Le dernier jaguar”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.