Godzilla minus One – Gojira -1.0


Yo no recuerdo haber visto jamás el trailer de esta película, como que apareció milagrosamente en los cines, pero como tengo un cupón con dinero de cuando la pandemia podemita, suciolista y truscolana, decidí ir a verla en 4DX, que es el formato en el que la estrenaban. Lo único que sabía es que es una peli japonesa del Godzilla y que seguramente por eso, sería muy diferente a las americanadas habituales. La película se titula originalmente Gojira -1.0 y en los Países Bajos, como en España, se estrena en versión original subtitulada como Godzilla minus One, aunque en España tratándose de alimañas, truscoluña no es nación puede ser un título perfecto.

Un puñado de julays jinameños las pasan putas con una rata truscolana.

Resulta que en un experimento de bombas nucleares o algo así, se crea el Godzilla ese, un bicho asqueroso y gigantesco con una mala baba que no veas. Estamos después del final de la Segunda Guerra Mundial y el bicho se ensaña con Japón, país a donde le mola ir a atacar y matar amarillos. Un pavo que fracasó en su carrera como piloto suicida por ser un ñanga acaba liderando a un grupo de civiles que se enfrentan al Godzilla y harán lo imposible para matarlo porque las autoridades con poco menos que inútiles. Entre medias, le acoplaron un bebé que acaba adoptando y una pava que se le mete de okupa en su keli y el busca ponerle la pierna encima para que no levante cabeza cuando se la empete hasta los pelos de los güevos, que no sucede en la peli.

Tengo que reconocer que esto me pilló descolocado. Yo pensaba que sería otra mediocre película de Godzilla solo que con cutre efectos especiales y aluciné en todas las dimensiones posibles. La historia es muy interesante y hasta creíble y el bicho es un malaje que no veas, no tiene la estupidez de las pelis gringas, este le tiene una manía a los amarillos del quince y cuando ve uno, lo aplasta como una rata. Las escenas de batalla con el bicho son de lo mejorcito que he visto en cine de acción en mucho tiempo y compensan sobradamente los diálogos, que la cultura japonesa es muy distinta a la nuestra y algunos diálogos te ponen el vello de punta por lo cutres que suenan. Hay cosas raras, como lo del chamo suicida acogiendo en su keli a la pava y a la niña y básicamente viviendo con ellas como si fueran su familia pero sin roce y sin reconocer que se quiere chingar a la vieja, pero vamos, que son hasta divertidas las escenas esas en las que los amigos de él se ríen de él. La batalla final es épica y legendaria. Flipé por un tubo con la película.

Aunque la doblaran al truscolán, esto quizás sea demasiado exquisito para los miembros del Clan de los Orcos, que están más acostumbrados al cine con pellejas y lobas. Sin embargo, debería agradar a los sub-intelectuales con GafaPasta. Para mí fue alucinante.


Una respuesta a “Godzilla minus One – Gojira -1.0”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.