Ingeniería del futuro en el pasado

Yo desde dos días después de regresar de Gran Canaria tras las vacaciones navideñas ya tenía creada mi nueva alerta en el skyscanner y en el kayak para reservar los vuelos de las próximas navidades. Los intelectuales de la prensa y los expertos de la nada dicen y repiten que la mejor época para comprar un billete es dos meses antes de que vayas a viajar pero lo cierto y escrito en piedra es que de hacerlo así, mi billete me costaría entre setecientos y ochocientos leuros o sea, una pasta gansa mucho mayor que la que pagué el año pasado por ir a las Filipinas. Otra prueba irrefutable de lo equivocado que están es que el año pasado compré el billete el primero de junio para las navidades y me gasté trescientos doce leuros incluyendo equipaje y este año me he ahorrado cincuenta leuros.

Durante prácticamente todo el mes de enero recibí cada día un correo en el que me informaban que podía comprar el billete por doscientos y pico leuros volando con lIberia express pero los billetes los vendían agencias que te dicen que no te cobran comisiones y cuando vas rellenando datos y poniendo las cosas, la cantidad va aumentando escandalosamente. Cada día, hacía clic sobre el enlace a la página de lIberia y me daba un error … hasta el lunes uno de febrero.

Ese día, el sistema empezó a aceptar reservas para las próximas navidades y pusieron SIETE plazas, VII (uve-palito-palito) en números rumanos o 111 en binario a doscientos y pocos leuros si no querías llevar maleta o doscientos sesenta leuros incluyendo el derecho sagrado a facturar una pieza de equipaje desde el aeropuerto de Amsterdam al de Gran Canaria. Como uno es perro joven que se sabe todos los trucos, el precio que indico no es el de la página de lIberia sino el de la página de lIberia express, en la cual si te registras gratuita-de-mente te rebajan trece leuros casi catorce. Tardé un minuto en poner los datos de mi tarjeta de crédito y finiquitar el asunto. Ya tengo billete navideño, en febrero, billete que usaré en diciembre y que nos confirma que lo que digan cuatro pollabobas en la tele, la radio o la prensa no tiene por qué ser cierto y en muchas ocasiones no lo es.

Mientras tanto, aún no sé si iré a algún lugar de Asia y por lo que veo, la reducción escandalosa de los precios del combustible no ha tenido un efecto apreciable en los billetes aéreos, que este año están mucho más caros que hace un año cuando la gasofa de los pájaros de metal era mucha más barata.

Si miramos hacia la época de Semana Santa, yo que soy un visionario y un pionero de la nada ya me compré mi billete con Ryanair para viajar a Gran Canaria desde el diecinueve de octubre y me gasté ciento cuarenta y seis leuros, sin equipaje facturado. A día de hoy, ese mismo billete ya está por ciento noventa y ocho leuros en el mismo avión, o sea, cincuenta y pico leuros más caro y si quisiera volar con otra aerolínea sin escalas en ese mismo trayecto y época, me costaría ciento cincuenta y cinco leuros más o básicamente, el precio de dos billetes. En este caso, la previsión y la impaciencia son cualidades fundamentales y necesarias para encontrar los chollos. Eso y tener una infinidad de alertas con todos los escenarios posibles, conocidos, deseables y recomendables que puedas imaginar programados en el Skyscanner para que el correo que te mandan diariamente tenga un contenido útil.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Y cuando reservas el vuelo lo haces junto con el hotel o tienes otra direccion para buscar hoteles?
    Es que lo que estoy viendo es que los hoteles no son tan baratos.

  2. ¿Para qué necesito hotel si voy a la keli de mi madre en Gran Canaria? En otros lugares, nunca reservo ambos juntos. Dependiendo del lugar, tiro por agoda o por airbnb y en raras ocasiones por hotelsPUTOcom

Los comentarios están cerrados.