La cutrecleta Amsterdam

Uno de los días que estuve en Gran Canaria, tuve que ir a cierta tienda alemana de productos electrónicos que todos conocemos y mientras esperaba que el empleado trajera lo que quería, me topé con la bici de la foto. Al parecer si quieres vender bicis en España tienes que poner nombres o referencias holandesas y esta bicicleta plegable china es el modelo Amsterdam. De entrada decir que no se venden en Holanda y que seguramente aquí quien la compra, la devuelve a los dos días y pone una demanda a la tienda. Tiene pinta de bicicleta plegable pero con sus veinticuatro kilos de peso, eso no hay quien lo arrastre en el tren o fuera del mismo ni quien suba y baje escaleras con el mamotreto. Además del peso excesivo, la batería no tiene prácticamente aguante y se pueden hacer muy pocos kilómetros con la susodicha. Al parecer uno de los puntos para venderla son los frenos de disco, solo que un par de clientes de esa cadena ya han dejado comentarios de que les han dejado de funcionar en el primer mes, con lo que igual no es tan buena idea. El precio de la bicicleta es de seiscientos cincuenta leuros, que dado que es eléctrica, ya te debería hacer sospechar que han cortado gastos por todos lados. En fin, una curiosidad más.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.