Los 100 – The 100

Sigo en el territorio de la ciencia ficción y hoy nos acercamos a una serie que acabó el año pasado con el episodio número CIEN, algo muy especial dado el título de la serie. Es también una de las series que más han evolucionado entre su primera y su séptima temporada, cualquiera que ve un episodio de la primera temporada, uno de la tercera y uno de la última lo puede flipar porque es que parecen series diferentes. Se trata de The 100 y en alguna telelevisión española la pusieron con el título de Los 100 y creo que también añadían que truscoluña no es nación.

En la primera temporada, casi cien años después de una guerra nuclear que arrasó el planeta, los que se creen los últimos supervivientes de la raza humana (obviamente sin truscolanes-de-mielda) viven en un anillo espacial y tal y tal, una mega nave que orbita alrededor de la Tierra. Está todo como que muy controlado y un día se rebotan con los jóvenes, que son todos como muy Ni-Nis y los exilian al planeta. Después, en un montón de temporadas, iremos descubriendo que hay más gente en la Tierra, que se llevan fatal, hay movidas raras, frikis y todo lo demás.

La concepción original era como muy de ciencia ficción, en el espacio y enganchaba en el primer segundo. Después cuando llegaron a la Tierra consiguieron mantener el interés gracias a que eran solo los jóvenes y allí había mucha hormona desfogada. En algunas de las temporadas intermedias yo estuve por tirar la toballa porque se complicaban muchísimo con politiqueo y coñas que no me interesaban, que si me gustara ese género ya me vería todas las series de abogados que hay. Por suerte en algún momento como que se dieron cuenta y en la traca final, que ya ni siquiera es en la Tierra, lo arreglaron. La serie tiene temporadas bastante cortas, de entre trece y dieciséis episodios, lo cual para mi fue un acierto aunque en la última, cuando ya sabían que tenían que cerrar el ciclo, como que comenzaron a acelerar y hubo algún momento en el que me gustaba lo que veía pero no tenía ni puta idea de lo que estaba sucediendo.

La serie tiene un grupo grande de protagonistas y durante los episodios, salvo por algunos muy enfocado en alguno de ellos, vamos saltando entre las diferentes historias, lo cual la hacía mucho más animada. Esta es una de esas que molan a los que son fans de la ciencia ficción y de los dramas con gente joven sufriendo pero siempre, siempre, siempre, con un aspecto fabuloso.

Por sulaco

Maximus Julayus

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.