Nuestra mirada – As We See It

Sigo tratando de no dejar de nuevo tiradas las series ahora que han reabierto los cines neerlandeses y esta es una que se estrenó recientemente en cierta plataforma digital y tal y tal de una empresa con nombre de río sudamericano. Seguramente la habría ninguneado totalmente de no ser porque hablaron de ella en un podcast de series americano que escucho y lo que dijeron consiguió atraer mi atención. Se titula As We See It y creoque en la versión española la llaman Nuestra mirada.

Tenemos tres veinteañeros que viven juntos y los tres son más o menos autistas (y están interpretados por tres actores autistas). Mirando el poster, el de la izquierda es informático y es casi que el que más puede dar el pego, aunque cuando se topa con un tonto lo insulta con gusto, la china del medio lo que quiere es follar y se monta unos números histéricos ella sola que no veas y el de la derecha es el más autista de los tres y ese, con llegar a la puerta de su keli ya considera el día un éxito. A los tres los ayuda una estudiante, que intenta que sean más y más normales y que se puedan desenvolver con la menor interferencia posible. El informático tiene un padre al que le diagnostican cáncer y la china un hermano que la protege demasiado mientras que al otro pobre, la familia tiene pasta y pagan para mantenerlo bien lejos de su keli. La serie es fascinante por lo que cuentan y por como lo cuentan y aunque tiene momentos que pueden rozar tus límites, sobre todo cuando la china monta un pitote, que me llegó a dar hasta vergüenza de mirar a la pantalla, la mayor parte del tiempo es un ejercicio fascinante en el que podemos ver como es la vida de esa gente que consideramos raritos pero de los que sabemos poco y más bien mal contado porque es como los han puesto en el cine durante toda la vida. La serie tiene ocho episodios, cada uno de media hora, con lo que no se hace pesada y en un par de ratos la puedes ver entera.

Esto está definitivamente vetado para los miembros del Clan de los Orcos y seguro que mola a los sub-intelectuales con GafaPasta más curiosos.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Estación Once – Station Eleven

El año 2021 transcurría plácidamente y todo el mundo daba por sentado que sería el año ese de las cholas de Calamar, la serie esa de los kabezudos-koreanos-de-mielda en la que por un puñado de leuros, dejan que los maten con gusto o con disgusto y ya estábamos en diciembre, casi en navidades, cuando de la nada apareció Station Eleven y ya se ha convertido en la serie del año pasado. En España está en la cadena esa que se puede ver en el póster con el nombre tan chachi de Estación Once.

Esto suena a pandémico total pero se basa en un libro que se publicó antes de la pandemia y definitivamente, he encolado el libro para escucharlo. Tenemos que una gripe o algo así, de repente y en un corto período de tiempo, mata al noventa y nueve por ciento de los julays, devastando el planeta y destruyendo nuestras sociedades y aún más importante, acabando con casi todos nuestros influensers, que deberían estar protegidos en santuarios. Entre los sobrevivientes, veinte años después, tenemos que un grupo ha creado una especie de compañía de teatro que visita una serie de lugares cada año para que la gente en los mismos tengan al menos algo de lo que hubo en el pasado, algo de cultura. En esos viajes, siempre a los mismos sitios, año tras año, iremos descubriendo a los protagonistas y como llegaron al punto en el que están y también en otros lugares que primero no parecen formar parte de la historia pero finalmente lo serán.

Son diez gloriosos episodios de una serie que pese a que por el tema parece otra de mundos distópicos, pronto se transforma en algo mucho mejor, algo increíble. Cada episodio es casi como una película independiente y su orden puede llegar a desconcertar, e incluso, como con las pelis, algunos episodios te gustarán muchísimos y por otros no darás ni dos leuros, pero al final, cuando los has visto todos y tienes la imagen de la serie al completo en tu cabeza, es una historia fabulosa y preciosa, de amor, de amistad, de supervivencia, de solidaridad, de odio, de miedo y de un montón de cosas más. El inicio es espectacular, con un actor teniendo un paro cardíaco mientras está en el escenario y a partir de ahí, va a mejor. El primer episodio es en el que vemos o suponemos como se desmorona nuestro mundo pero incluso en ese, lo hacen de una manera considerada y suave, con amor.

Por la forma en la que está contada, es perfecta para ver un episodio por día e ir disfrutándola poco a poco. La temática y la forma en la que se hizo excluye totalmente a los miembros del Clan de los Orcos pero sí que gustará a muchos de los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Fundación – Foundation

Dado que tengo una cantidad limitada de pelis y los cines del norte están cerrados, vuelvo a aprovechar para comentar las series que me gustan, con lo que por aquí no hay nota porque si no hablo de una serie, probablemente no la he visto o no me interesó. En el caso de hoy, tenemos una serie basada en la maravillosa obra de la serie de la Fundación de Isaac Asimov, la cual me he empapado enterita, además de muchas otras novelas de este autor, que durante mucho tiempo ha estado entre mis favoritos. La serie, con una sola temporada por el momento, se titula Foundation y en España Fundación.

En el ocaso del Imperio Galáctico, un científico de la psicohistoria anuncia su desaparición y organiza una fundación para ubicar en algún lugar remoto y que minimice el tiempo de oscuridad y barbarismo y lo reduzca a unos mil años, poco más o menos. En esta primera temporada, veremos el establecimiento de la Fundación y también, el declive del Imperio, a través de sus tres emperadores que son clones del mismo chamo con diferentes edades.

Han tardado tantas décadas en llevar la saga de la Fundación a la tele porque es una obra muy difícil de adaptar, transcurre durante cienes y cienes de años y los protagonistas cambian continuamente. Aquí han añadido todo lo relativo al emperador, que en los libros era mayormente ninguneado pero que en la historia de la serie se convierte en una pieza fundamental de información y encaja perfectamente en este universo. Esto es ciencia ficción gloriosa, espectacular, asombrosa y apabullante. Yo crecí creyendo que la Psicohistoria existe y si hubiese habido una carrera, yo la habría estudiado. Curiosamente, hoy en día, con las internetes, se puede estudiar perfectamente el comportamiento de las masas y predecir lo que harán, con lo que de alguna manera, ahora existe.

La serie se mueve entre el ambiente en plan de lejano oeste de la Fundación, ubicada en un planeta remoto y Trantor, la capital del imperio y una ciudad que es el cúlmen de la especie humana. El balance entre ellas es lo que mejor funciona. Lo bueno de hacer al Emperador un clon es que lo pueden aprovechar para unas cuantas temporadas, al menos mientras exista el imperio, ya que todos sabemos que tarde o temprano caerá.

Esto es ciencia ficción y gustará mucho a los que flipan con ese género y disgustará al resto.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Muertos para mí – Dead to Me

Sigo comentando alguna de las series que me gustan y hoy tenemos una comedia con mucho drama que lleva ya dos temporadas y que parece que la han renovado para la tercera. Se encuentra en la plataforma digital y tal y tal esa con letra antes de la eÑe. Ya no recuerdo como llegué a una serie así, que no es de las que suelo ver y que debería haber pasado totalmente por debajo del horizonte de mi rádar. Tengo claro que nadie me la recomendó pero cuando vi el primer episodio ya me quedé enganchado a las boberías absurdas que ponían y reconozco que me reía. Se llama Dead to Me y en España es conocida como Muertos para mí

Tenemos a una pava que acaba de quedarse viuda y busca a la persona que lo mató atropeyándolo y se hace amiga de una chama que recién conoce y que resulta que tiene muchísimos secretos. Sus vidas se irán entrelazando y llegaremos al final de la primera temporada con un bombazo informativo brutal que marcará la segunda temporada, que también acabará muy pero que muy dramáticamente.

Esta es una comedia con episodios de media hora o así con mucho sarcasmo, sobre todo en la primera temporada, ya que en la segunda resultaba muy difícil mantener el nivelazo. Es adictiva y en cierta forma recuerda a las telenovelas, solo que tiene temporadas de trece episodios que te permiten verla en unos pocos días invirtiendo una hora cada día. Hay mucha química entre las dos mujeres y las locuras que suceden nunca dejarán de sorprenderte. En la parte más floja, la representación de los hombres es un poco patética, pero como es una comedia, se les perdona.

Esto es comedia, pero no de la de resbalones y hostias, sino de situaciones complejas, con lo que no va a gustar a los miembros del Clan de los Orcos, que son mucho más simples y simplones. Tampoco estoy muy seguro que enganche a los sub-intelectuales con GafaPasta, que esos el género cómico lo ven como una aberración innecesaria. Yo me divertí un montón

Publicada el
Categorizado como Series TV