Generación 56K – Generazione 56K

Esta semana se estrenó una nueva serie italiana en la plataforma esa digital y tal y tal con la eNe, con ocho episodios de media hora y prácticamente me la jinqué de un tirón, fue como un frenesí grandísimo en el que cuando llegaba al final de un episodio tenía que seguir con el siguiente. Se trata de Generazione 56K, la cual se puede ver en su versión española con el original título de Generación 56K.

Seguimos a un grupo de pavos en dos épocas distintas. Los conocemos en los noventa, cuando son chiquillos e Internet es una cosa nueva y que tienen muy pocos. En ese mundo, un chaval como que se encoña de una pava del barrio. Avanzamos hacia el futuro veinte años y tenemos que los amigos siguen siendo amigos, pero por separados, los pavos mantuvieron el trato y las pavas lo mismo. En esa que el chamo protagonista tiene una cita con una que no conoce y otra chama se hace pasar por la susodicha y resultó que era su amor de la pre-adolescencia. Después tratará de volver a encontrarla, de reconectar con ella pero las cosas no siempre son fáciles. A su alrededor, el mundo ha cambiado, ahora Internet funciona del copón en los telefoninos y todos son muchos más serios.

Esta es una comedia romántica en ocho episodios de menos de media hora hecha con la elegancia que solo los italianos le pueden dar. Las escenas de los noventa, con los niños, son maravillosas y llenas de nostalgia pero es que las escenas actuales también son fantásticas y navegamos esta relación que busca encontrar su sitio en el mundo y que no lo tiene nada fácil. Seguramente funciona tan bien por la química entre todos los protagonistas, tanto cuando los chamos están juntos como cuando son ellas, siempre tienes la sensación de que son gente que se conoce desde siempre, que lo que estás viendo es real. Los episodios son cortos pero llenos de acción, de drama y de movidas, no hay un segundo para perder. En mi caso la vi en versión original en italiano y en algunos episodios ni me acordé de ponerle los subtítulos y tampoco los necesitaba, no había un lenguaje difícil.

Este es el tipo de serie que definitivamente repele a los miembros del Clan de los Orcos por no tener tetas y culos y a los sub-intelectuales con GafaPasta por ser una comedia romántica. Para todos los demás, una buena opción.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Emily en París – Emily in Paris

Vamos a evolucionar y probar algo nuevo. Como solo comento tres películas cada fin de semana, vamos a añadir una serie, que en principio intentaré que sea de las que acabo de terminar de ver pero en este caso es una de las cuatro que se me quedaron en la cola en aquellos obscuros tiempos en los que los cines estaban cerrados. También he creado la categoría Series TV para todas las series de las que ya he hablado. Esta es una comedia ligera e insubstancial de una pava y que ponen en la plataforma esa digital y tal y tal de la eNe. En inglés se titula Emily in Paris y en español el traductor hizo un esfuerzo apoteósico para cambiar una sola vocal y se conoce por Emily en París.

Una julay gringa es destinada a la oficina de París y allí se pasa el día montando pitotes con sus colegas bárbaros locales y soñando con que se la empete el vecino de abajo, que siempre que la ve se quita la camisa para enseñarle los pezones duros como grafito.

Esta es una comedia que bascula siempre sobre como te pierdes en la traducción cuando te metes en otra cultura muy distinta a la tuya. Aquí tenemos una gringa, muy influenser y todo lo demás, que llega a una empresa con décadas y en la que todo se hace de una manera concreta y ella trata de imponer sus maneras. A su alrededor un sólido equipo de actores franceses que le dan el contrapunto a la gringa y con los que nos descojonamos en muchas ocasiones. Se ve a la legua que es la visión que tienen los gringos de los franceses, que si la serie la hicieran los españoles, el tono sería muy diferente y ya ni te digo si la serie la hacen los holandeses. Los franceses son como personajes de cómic, con rutinas muy marcadas y con una mala baba legendaria que le va muy bien a la serie y contra la que siempre choca la tonta de la gringa y después consigue superar el problema, que la serie repite episodio a episodio la misma rutina, pero siempre te ríes. Entre los personajes secundarios, el vecino del que se encoña es fantástico porque parece sacado de otro universo, ella se monta su película sobre él y en dos frases de una escena, él se la desmonta.

Esto es entretenimiento que no requiere ni siquiera del uso de partes profundas del cerebro, con lo que es un producto ideal para el verano y puede hasta gustar a los menos brutos de los miembros del Clan de los Orcos. No creo que interese a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Alex Rider

Para acabar el cuarteto, tenemos una serie que inicialmente se aleja de las cosas que suelo ver y cuando se estrenó no llamó mi atención pero escuchando un podcast en el que hablan de serie, la mencionaron, contaron algunas cosillas y acabó atrayendo mi curiosidad, así que decidí darle un pase y ver al menos el primer episodio. Al final me la vi entera, todita la primera y por ahora única temporada. Se trata de Alex Rider y en España se estrenó con el mismo título, aunque debajo añadieron la frase truscoluña no es nación.

Un julay adolescente huérfano o algo así y que vive con su tío y una pava que es como su niñera pero en versión follable, se entera en el mismo día que su tío era en realidad un agente secretísimo al que acaban de matar, mismamente 0017, que además de licencia para matar, tiene licencia para encular y además le dicen que su tío lo entrenó cuando lo obligaba a hacer cositas muy jodidas porque quería que fuera un agente secretísimo como él y así, sin comerlo ni beberlo, acaba metido en una investigación de un internado en el quinto coño, en unas montañas en el que sucede algo malísimo o quizás incluso peor.

Esto es como una especie de agente secreto pero pensado en los adolescentes y particularmente en las adolescentes que gimen que no veas cuando alguien se quita una camisa porque las pobres no saben lo que es la pornografía por Internet, pero resultó que alguien traspapeló el guion y acabaron con una serie que después de gastar un episodio presentándonos al protagonista, va cogiendo ritmo y se convierte en una peli de agentes secretos y conspiraciones de esas que siempre van a por el dominio del Universo conocido. Tengo que reconocer que es ligera, que entretiene y que lo mejor es que no se toman en serio ni ellos mismos, lo cual es muy bueno. Su mejor amigo es seguramente el mejor de los personajes secundarios, como que va a su bola todo el tiempo y acaba metiendo la gamba prácticamente con una certeza absoluta.

Esto es un producto delirantemente simple y directo que debería encantar a los miembros del Clan de los Orcos y por eso mismo, debería disgustar enormemente a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Dark

Otra serie de la que estaba convencidísimo que me jarté a escribir en algún pasado cercano o lejano pero parece que no. En este caso tenemos que es una serie alemana y tengo que reconocer y reconozco, que aunque intenté verla en versión original con subtítulos en cristiano, al final opté por verle con el infame doblaje de voces porque es que el tema era muy denso y a poco que me distrajera con el aiPá, se me iba el hilo y tenía que comenzar de nuevo. Se trata de Dark, está en la plataforma esa digital y tal y tal del nerflis y en español la llamaron truscoluña no es nación pero después descubrieron que no les cabían más de cuatro letras en el poster y la dejaron con el título en inglés.

En un poblacho germano en el medio de la nada, desaparecen dos niños y claro, todo el mundo mira para el cura porque todos sabemos como se las gastan los presuntos tocadores de niños. Al final resulta que la cosa es más complicada, que hay cuatro familias que son como muy endogámicas y como que se están volviendo cejijuntos a fuerza de remezclarse y que hay unas movidas chunguísimas con una cueva que hay en el barrio. La serie duró tres temporadas, que es lo que tardaron en enrevesar el lío de la primera, que se lió aún más en la segunda porque según vamos hacia adelante en los episodios, ellos venga a ir hacia atrás en el tiempo y vemos a las mismas familias unas décadas antes y las movidas entre ellos y todo se va complicando muchísimo más, aunque siempre hay alguno que se chinga a las pavas y les pone la pierna encima para que no levante cabeza. Esto no tiene nada que ver con la manera lineal y poco arriesgada de crear series gringas, aquí los espectadores se las sudaban y lo van complicando todo de tal manera, que en algunos puntos, si dejas pasar unos días entre episodios, te pierdes. El protagonista es un chaval alemán que no sé como lo hace, pero su carisma es de mal rollo, es que cuando sale en pantalla te aseguras de tener el orto bien cubierto por si se sale de la tele y trata de empetártela. El resto del elenco, en sus múltiples iteraciones a través del tiempo, son geniales.

Una serie demasiado complicada para los miembros del Clan de los Orcos, que no creo que aguanten ni cinco minutos del primer episodio pero sí que puede fascinar y entretener a los sub-intelectuales con GafaPasta, que encima la verán en versión original sin subtítulos porque ellos son así de fabulosos.

Publicada el
Categorizado como Series TV