Matar a Santa – Fatman

Desde la primera vez que oí hablar de esta película la quería ver pero como que solo la estrenaron en un puñado escaso de cines y la tuve que añadir a mi lista para Ámsterdam y definitivamente mereció la pena. Tiene una mezcla de acción, comedia, fantasía y yo diría que hasta violencia gratuita y ciertamente necesaria. Se llama Fatman y creo que en España se ha estranado en una de esas cadenas nuevas con pelis por internet con el fabuloso título de Matar a Santa.

A un julay que trapichea con regalos se la tienen jurada dos joputas truscolanes.

Resulta que el viejo ese que reparte regalos es real, que vive en Alaska y que lleva el negocio como una empresa con sus enanitos y tal y tal y el gobierno americano le paga por la entrega de regalos y como cada vez los niños creen menos en él, le ofrecen un proyecto para fabricar piezas de armamento con su mano de obra barata. En paralelo, un chiquillo malísimo como cualquier desHonorable presidente huido en portabulto de carro contrata a un asesino para que lo liquide y el chamo tira para el norte para cumplir con su parte del contrato. A partir de ahí, todo se desmelenará en la gran batalla entre chamos.

Esta es una peli navideña pero con sorna y que hay que ver siendo consciente que todo por aquí (o casi todo) es fantasía. Lo de las volatadas del repartidor de regalos y sus enanos no tienen base en la que sustentarse, pero menos aún que el chiquillo contrata a un asesino a sueldo y que este es capaz de liquidar a la mitad del ejército americano en Alaska sin que se le cambe la peluca. Pese a lo absurdo de la idea, la película está llena de encontronazos con los que te descojonas y la batalla final entre estos dos hombres y todos los demás que mueren o viven en el lugar es fantástica. Esto es cine puramente para entretenerte y que permite a Mel Gibson desplegar en manera superlativa todos los tics faciales que tiene, que son legión y hasta quedan muy bien. Como nunca he tenido el respeto de nadie no lo podré perder pero reconozco que a mí me divirtió.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esta te puede gustar. Para los otros, los sub-intelectuales con GafaPasta, mejor la dejáis pasar.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.