Categorías
Folclore Nórdico

NO es NO

NO es NO

NO es NO, originally uploaded by sulaco_rm.

Creía que había comentado en algún pasado lejano lo de los buzones de correo en Holanda pero visto que la foto no estaba abierta para el populacho, va a resultar que no. En los Países Bajos, puedes indicar en tu buzón si quieres recibir publicidad en el buzón o incluso periódicos gratuitos. Por defecto, si no tienes ninguna pegatina que lo indica, estás confirmando que te interesan ese tipo de productos y cada semana te meterán en el buzón un kilo o más de folletos publicitarios y uno o varios periódicos gratuitos. En mi caso, todo eso iba directo al contenedor de reciclado de papel, el cual tenía que vaciar cada tres semanas lleno con papel que ni había llegado a tocar. Si no estás de acuerdo y no quieres pertenecer al circuito del folletismo, tienes dos posibilidades.

La menos radical es el JA – NEE. Si pones una pegatina de esas en tu buzón (y la pegatina te la dan gratuitamente en el ayuntamiento y en algunos lugares de reparto), indicas que quieres recibir los periódicos gratuitos pero que no deseas los folletos publicitarios. Esa es una opción muy demandada por la gente que gusta de leer esos periódicos inútiles sin nada interesante, si es que algún periódico ah tenido en algún momento de la historia información de interés.

La opción ranchera y radical es la del NEE – NEE, que es la que marca mi buzón. En ella, indicas claramente que solo quieres que lo penetren con aquello que está destinado únivocamente a los habitantes de esa dirección, ni folletos publicitarios ni periódicos gratuitos. NADA DE NADA. Convierte tu buzón en un orificio solo para recibir las cartas que te mandan a ti, de tu banco, de tu adorada oficina de impuestos, de tu ayuntamiento y hasta de cuando en cuando de tus amigos. Cuando puse la pegatina pasé de mover kilos y kilos de papel al contenedor a una vida sin mala conciencia por los árboles que mataban por mi culpa. Ni siquiera perdí la comba y quedé descolgado de las ofertas. Hay Apps específicas para ello, en las que te abonas usando una dirección de correo enmascarada, seleccionas lo que quieres recibir y cada semana, en tu cómoda pantalla de tu dispositivo mágico y maravilloso, tienes todos los folletos y los puedes ver, revisar, seleccionar e incluso buscar por los productos que te interesan. No necesitas recibir todas las semanas un folleto de una tienda que vende sofás. Compré uno en el año 2006 y el próximo solo el futuro sabe cuando lo compraré y no será precisamente en la tienda que me mandaba los folletos.

No solo te ahorras el trabajo de mover todo ese papel al contenedor y salvas la vida de algún que otro árbol. Además, te ahorras el dinero que supuestamente hay que darles en Navidad a los respartidores, ya que tocan en tu puerta y esperan que los premies por su dedicación. En los diez meses que llevo con la pegatina en la puerta han habido tres infracciones. Una la del catálogo de iQeA, que parece que contrata mongólicos para repartir, otra las Páginas Blancas de CaPeNE, que se creen que todavía hay gente que busca en ese libro gordo e inútil los números de teléfono y la tercera fueron las Páginas Amarillas de la susodicha CaPeNE, tan inútiles como las blancas si tienes conexión a Internet.

Con el teléfono es más fácil. Hay un registro nacional controlado por el gobierno en el que dices si quieres que te llamen para venderte o convencerte para que compres productos telefónicamente. Mi teléfono no está en el mismo y en los trece meses que llevo con el número actual, jamás he recibido una llamada de esas. Tampoco habría servido de mucho, no respondo al teléfono si el número no está en mi escasa lista de contactos y no tengo buzón de voz activado porque aunque dejaran un mensaje, jamás lo escucharía. Es lo que tiene la Era de la comunicación, que algunos preferimos vivir un poquito INcomunicados.

Por sulaco

Maximus Julayus

4 respuestas a «NO es NO»

Yo lo tengo solucionado de otra manera, como a mi casa del campo no llegan los carteros, el poco correo que me mandan va a parar a la dirección de mi vecino de su casa del pueblo y cuando llega algo que casi siempre es oficial, el me entrega el correo limpio de cualquier contaminación.
Con el teléfono hago lo mismo que tu, si en la pantalla no aparece identificado no lo cojo, han debido de tomar nota porque siempre me mandan mensajes…
Salud

Yo tampoco lo cojo pero eso no quiere decir que no me llamen a la hora de la siesta y que me convierta en la niña del exorcista. Eso sí, por más que le dices que no te llamen, te siguen llamando a todas horas, incluso a las diez de la noche, sobre todo, los de las telefonías.

A mi madre la llamaban varias veces al día los hijos-de-reputa de HONO y desde que los bloqueamos en el iPhone se acabo el problema

Los comentarios están cerrados.