Nobody’s Fool

Este año estoy intentando ser más selectivo a la hora de ir al cine y procurar evitar los pallufos y si al final solo llego a las doscientas pelis, pues vaya por Dios, pero así me ahorro más de un disgusto. Recién digo esto, como resulta que no hay demasiados estrenos, me paso mis principios por los bajos y así acabé en un cine una tarde para ver una supuesta comedia que tenía un trailer que ya daba repeluz pero con una intensidad inusitada y que parece haber sido hecha para contentar a una minoría racial que hoy en día parecen ser personas de color pero que en la Isleta se concretaba mucho más el color y se les llamaba los Negros. La película se titula Nobody’s Fool y no me acaba de quedar claro si se estrenará en cines en España o irá directamente a una plataforma de esas onDeline para ver series y pelis.

Una julay está encoñada de un novio de Internet y por su culpa hay escasez de pepinos en el supermercado del barrio porque por Internet, chimpún lo que se dice chimpún, como que no.

Resulta que una pava medio mongólica tiene un novio de esos de Internet con el que chatea todos los días y que siempre le dice que no tiene buen güifi y no le puede hacer la videoconferencia para pajearse juntos. En estas que resulta que tiene una hermana delincuenta a la que sueltan de la cárcel y que acaba metida en su keli mientras tiene que resolver un importante proyecto y la convencen que el novio es un engaño y que se folle al vendedor de café que le regala una rosa todos los días y que pese a ser negro, tienen los güevos azules de tanta lefa que acumula para lefarla de arriba abajo. Con tanta coña, esa casa es una ruina o algo así.

Bueno, si lo que querían era hacer una comedia, esto es un fracaso. Si el director, que es negro y un actor conocido, lo que quería era advertirnos y educarnos sobre la similitud entre los monos y los negros, esto es un éxito total ya que si hay algo que no consiguen es hacernos reír pero sí que clavan lo de mostrar a la gente negra como seres más que obviamente inferiores que parece que solo buscan bronca, crimen y chupar pollas como sea. La película le da un repaso basto y burdo al feminismo poniendo a las mujeres como hormonas con movilidad que necesitan desesperadamente cacho de carne entre las piernas para centrarse un poco y poder pensar. La tendencia a los aspavientos de las negras y a los gritos y amenazas te genera una paz interior que no veas y yo por si acaso ya me he dado una vuelta por el barrio para identificar y ubicar a cualquier negro que se nos haya podido colar en el vecindario y el día que haya una catástrofe y se trate de sobrevivir, ya me las apañaré para convencer a los vecinos y eliminar la amenaza desde el mismito inicio. Salí del cine mucho más aburrido de lo que entré porque en ningún momento me pude reír con las estupideces que veía pero con tanto grito tampoco pude dormir en la sala. La película dura ciento diez minutos y le sobran seguramente todos y cada uno de los mismos.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos mírate el color de la piel y si la tuya no es de color, mejor no vayas al cine a menos que tengas ganas de reventar la butaca de rabia. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, esto te puede provocar la muerte cerebral directa.

Una respuesta a «Nobody’s Fool»

  1. Menos mal que estás sentando la cabeza, no tienes porque ponerte de los nervios con las porquerías, ahórratelas y no las veas… 🙂
    Salud

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.