Otra vista de las granjas acuáticas en el lago Inle

Ya sé que me repito más que el abominable café de los StarFuk, esa cadena de agua chirria a precio de tinta de impresora que tanto gusta a los pijos y acarajotados y en la que un pollardón pretende hacer un mejor café por conocer tu nombre y me miran con cara de asombro cuando les digo que mi nombre es CHU-Pamela y que si son tan lerdos como para no saber que es mi pedido, me pueden llamar por ese nombre. Regresando al tema de la foto, como me gustaron e impresionaron un montón, hoy tenemos otra foto de las granjas sobre el lago Inle. Esta estaba cerca de la orilla. Se pueden ver las tiras lineales de tomateros y la franja que las rodea y que supongo que las protege un poco del oleaje de los barquillos.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. El color del agua da miedo. Yo también me invento los nombres cuando voy a sitios así.

  2. Darliz, yo me he bañado en el río Kwai y te aseguro que el color del agua era más preocupante. Los hijos del Rubio se han tirado en el canal que hay junto a su casa y a mí si me roza una gota de ese agua, busco a un exorcista para que me haga una ITV completa porque estoy convencido que es agua demoníaca.

Los comentarios están cerrados.