Otra vista del paso del infierno

Vamos a ver unas cuantas fotos más del paso del infierno en las que hay que apreciar la ingente cantidad de trabajo que tuvieron que hacer los presos de guerra y los esclavos para picar las rocas y abrir ese desfiladero. Notar que pese a que hay un sol de justicia, con tanto árbol compitiendo por un trozo de cielo, al nivel del suelo se está más bien en la sombra, pero sin fresco alguno, que allí la temperatura del aire es también de treinta grados, la humedad mortífera y los mosquitos son como granadas de mano.

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Después de leer el comentario de los mosquitos gigantes me ha venido a la cabeza que si yo llego a ser una de esos prisioneros, no sé que me mataría antes, los animales-humanos o los animales-insectos… una cosa segura, moriría rápido!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.