Mean Girls

Cuando vas al cine a ver una comedia de estudiantes americana siempre vas con miedo. El 90% de las veces son soporíferas, previsibles, y acabas cagándote en la madre y el padre que parieron al director, a los guionistas y a los productores. No es el caso de Mean Girls la nueva comedia de Mark S. Waters, el director de otra comedia bastante buena llamada Freaky Friday y conocida en España como Ponte en mi lugar.
Volviendo a la película he de reconocer que me reí a mandíbula abierta. El guión está muy trabajado y las carcajadas son constantes. No sólo te ríes, sino que está sobrada de carne para calentar y descongelar todo el hielo de los polos. Como diría el inefable torrente, todos son putillas calientapollas. Es increíble la de mercancía de calidad que hay en los institutos americanos. Y yo que de mi época en el instituto solo recuerdo aquellos bichos feos como Tizio que se te arrimaban con cualquier excusa y que había que follar con las luces apagadas y los ojos cerrados. En fin, totalmente recomendada para ancianos calenturientos como yo, frioleros y pandillas que quieran pasar un buen rato.
gallifantegallifantegallifante

Publicada el
Categorizado como Cine

Pollo con salsa de judías negras fermentadas

Hay días que no tenemos muchas ganas de cocinar y apetece algo que se pueda hacer en unos minutos. Esta es una de esas recetas. La única dificultad es la de encontrar el ingrediente principal. Tendréis que ir a un supermercado chino o quizás en alguna tienda muy especializada para encontrar un bote de Judías negras fermentadas. Es una pasta oscura que se usa mucho en la comida china. Es medio picantona y absolutamente deliciosa.

Yo llegué a ese ingrediente a través de mi amigo Indonesio. Las semanas que se estuvo quedando en mi casa solíamos alternarnos cocinando. Yo lo tupía a comida española y él me devolvía el favor con comida de indonesia y china. Esta fue una de esas recetas.

Vamos allá con los ingredientes: 250 gr. Pechuga de pollo cortada en dados, 2 cucharadas de salsa de judías negras fermentadas, 1/2 cucharada de azúcar, 1/2 pimiento rojo cortado y 1/2 pimiento verde cortado.

La implementación es bien sencilla: Mezclar la salsa de judías con el azúcar. Freír el pollo en esta mezcla. Añadir el pimiento verde y rojo y continuar cocinando. Servir con arroz.

En total no se tarda más de diez minutos en hacerlo. Y está delicioso.

Si quieres ver otras recetas que he cocinado puedes ir al índice de Mi pequeño libro de recetas de cocina y allí tienes la lista completa

Publicada el
Categorizado como Cocinillas

Shrek 2

Definitivamente Shrek es una de mis películas favoritas. Cuando se estrenó hace tres años quedé fascinado tanto por la historia como por el desparpajo de los protagonistas. Acostumbrado al cine de animación de Disney, que suele ser más aniñado, Shrek era un soplo de aire fresco en el género.
Ahora que se ha estrenado la segunda parte, Shrek 2, acudí al cine con bastante curiosidad. La sorpresa ya se ha ido y todos sabemos lo que vamos a ver, así que tenía mucho interés en ver por donde iban los tiros. Shrek 2 es una más que digna continuación. Comienza donde acabo la primera, tras la boda. En esta ocasión han hecho una mezcla entre todos los grandes cuentos con los que crecimos (no me refiero a Pokemon y demás, sino a Blancanieves, Pinocho, Hansel y Gretel y similares) y lo mejor del cine de los 90, aderezado también con música de esa época. Resaltar al personaje del Gato con Botas al que pone voz Antonio Banderas y que es la sensación de la película. Si tenéis oportunidad de verla en versión original os partiréis la polla con su Spanglish.
Así que ya sabéis, vestid a la patrona con sus mejores galas y al cine a ver la película. Absolutamente recomendable para todos. Si queréis más información en Español, Haz click aquí.
gallifantegallifantegallifantegallifante

Publicada el
Categorizado como Cine

Quirkyalone y no Metrosexual de mierda ….

En mi reciente visita a la reserva espiritual de Occidente me sorprendió la majadería que parece haber recubierto a la población y que los hace buscar etiquetas con las que identificarse. De repente todos los machos se han vuelto metrosexuales, al menos de boquilla.

En las Canarias, este concepto cubre el afeitado de piernas y pecho acompañado de alguna de las siguientes variantes: perilla, chiva, barba con diseño estúpido o patillas cortadas con forma curiosa.

Ir a la playa es ahora una experiencia fascinante en la que por obra y gracia de mi tozudez me convierto en el único ser vivo en la arena con pelo en otras partes del cuerpo que no sea la cabeza. Y lo más increíble es que todo el mundo me mira como a bicho raro, mientras yo alucino con los simplones estos de mierda, que se ven dos programas de retardados en la tele y se meten en el baño a afeitarse las piernas con la maquinilla de afeitar de mamá pensando que de esa forma están más en la onda.

Si uno mira la definición formal de esos tipos, deberían tener también un gusto exquisito por las marcas y el cuidado personal amén de saber cocinar, pero esos pequeños detalles parece que no calaron en la población y los metrosexuales canarios siguen siendo tan horteras y ordinarios como antes de descubrir su nuevo sexo. Lucen con desparpajo las ropas compradas en “Modas Mamut“, los chándales y los bañadores de tienda de saldo medio bajados para que se pueda apreciar el calzoncillo de rombos adquirido a un vendedor ambulante y si hablamos de cocina, lo único que saben hacer en ella es sentarse a la mesa a que les pongan la comida.

Como no teníamos bastante con este atajo de retardados, ahora resulta que sale una nueva especie, por supuesto ya con libro Bestseller en los Estados Unidos, llamados los Quirkyalones. Estos se pueden definir de la siguiente manera:

Los “quirkyalones” son personas que disfrutan muchísimo de la soledad, están contentos con lo que les tocó en suerte y no se preocupan demasiado por tener pareja. El matrimonio no es para ellos un objetivo, prefieren pasarlo bien con sus amigos. Y no son feos, todo lo contrario.

Así que me busco en internet un test para detectar mi quirkyalonería y consigo el siguiente resultado:

How quirkyalone are you? Your score was 120. Very quirkyalone:
Relatives may give you quizzical looks, and so may friends, but you know in your heart of hearts that you are following your inner voice. Though you may not be romancing a single person, you are romancing the world. Celebrate your freedom on National Quirkyalone Day, February 14th!

Así que desde ya mismo no toleraré que me consideréis un insociable, un borde, un antipático, un cabrón, un cerdo o cualquier otro de los adjetivos con los que me bendecís habitualmente. Soy simplemente un QUIRKYALONE. ¡Manda huevos!