Categorías
bicicletas

Stella Modena Night Blue FDST Comfort

Hace prácticamente una vida, o toda una vida si es la de un niño con menos de nueve años, yo ya era un pionero y me compraba una Gazelle Orange Pure Innergy 2011, mi primera bicicleta eléctrica allá por la época en la que todo el mundo se me tiraba a la yugular por gandul y yo les reprochaba su culocochismo como el de Virtuditas y Genín, que hasta se toman el cafelito en el coche. Esa bicicleta la he usado un montón pero la parte eléctrica, o más bien la batería, se fue a tomar por culo hace unos años y el coste de cambiarla era tan alto que no merecía la pena. En paralelo, durante gran parte de este año, he estado mirando por una substituta y casualmente hace dos semanas mi vecino me comentaba que la marca Stella tenía buenas ofertas. Miré su página, encontré uno de sus escasos centros de reparación y venta a quince minutos de distancia de mi casa alejándote de Utrecht e hice una cita para ir a probar sus bicis para el lunes de la semana pasada después del trabajo. Ahora todo el mundo busca bicicletas espectaculares y con pantallas y todo lo demás y yo lo que quiero es una sencilla, con lo que los holandeses llaman cadena cerrada, que evita que la cadena se ensucie y el cambio de marchas saltando piñones y mi otro requisito primordial era que no quería pantalla para el control, solo un control simple y sencillo. En la tienda, se lo expliqué al vendedor y además pedí la versión julandra, sin la barra esa en la parte superior que cuando te paras en un semáforo te tritura las arriolas y que hace que subir y bajar sea más bien un entrenamiento para ballet. Me gustó mucho la que vemos en la foto y la probé y la sensación fue fantástica así que básicamente, la compré ese mismo día y conseguí seiscientos leuros de descuento por entregar La Zurriaga. Después de eso, llegué a mi casa y tenía un montón de correos con el contrato de compra e información. Durante la semana me llamaron para confirmarme que me la traerían a mi casa este lunes y así, ayer entró en mi vida la Stella Modena Night Blue FDST Comfort de la foto. Una de los detalles de la marca Stella es que no venden a través de tiendas de bici sino directamente, fabrican, venden y mantienen ellos mismos. Además, para el mantenimiento, tienen ciento veinticinco equipos recorriendo los Países Bajos cada día en furgonetas y lo que hacen es citas con los clientes en su casa, en su trabajo o en donde estén de vacaciones en el país y ellos vienen a ti, revisan o reparan tu bicicleta y siguen su camino. La bici que elegí, además del precioso color azul que tiene, está equipada con siete marchas y el motor tiene diez posiciones de ayuda, con lo que puedes elegir la más conveniente dependiendo de lo que estés haciendo. En sus cálculos, a un 70% de ayuda del motor se pueden hacer ciento cincuenta kilómetros con una batería, lo cual es una pasada. Como han pasado más de tres años desde que compré la anterior, puedo volver a recibir la ayuda del gobierno para que usemos bicicletas, el fietsplan, con lo que además del descuento por entregar la vieja, me descontarán setecientos cincuenta leuros en impuestos o algo así y del seguro descontarán cincuenta leuros cada año durante tres años, con lo que el seguro me saldrá muy barato, incluyendo robo, vandalismo, daños de todo tipo y reparación in-situ, que si te quedas tirado por esos mundos de Dios, llamas y vienen a ayudarte y repararla en el mismito lugar. Ahora en el lado obscuro del año la usaré para ir y volver al cine, ruta que con La Zurriaga me tomaba una media hora por su velocidad única y que con eesta puedo hacer probablemente en la mitad de tiempo o más probablemente, en veinte minutos, que tampoco hay que dejarse la piel para llegar hasta el cine o volver a casa. En primavera, cuando el tiempo acompañe, iré hasta Hilversum en bici como hacía antes y que me cuesta diez minutos más que ir con mi rutina habitual de transporte público.

Por sulaco

Maximus Julayus

6 respuestas a «Stella Modena Night Blue FDST Comfort»

Me gusta lo de la versión julandrona. Yo creo que a día de hoy no puedo subirme a una bici con barra, o me costaría mucho.

Sin descuentos, esta versión estaba en 1995, si solo quieres tres velocidades hay otra más barata. En mi caso, creo que me saldrá por 650 leuros y además, cada año durante 3 años 50 leuros del seguro me los devuelven, con lo que el seguro me costará como treinta leuros. Lo que tengo que hacer es exactamente a los tres años, venderla y comprar una nueva para vivir del fietsplan ese.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.