Categorías
apple Sucesos extraordinarios

Ya tengo mi iPad

A ninguno de los que leen esta bitácora se le escapa que mi universo digital gira en torno a una manzana mordida. En el año 2004 llegó a mi vida Mi iPod mini y desde el año 2005 en el que hice el cambio y me compré un iBook, nunca he vuelto a mirar atrás. Junto a este tengo un mac mini, un iPhone 3G blanco y ahora también un iPad.

El iPad en su caja

El iPad en su caja, originally uploaded by sulaco_rm.

Lo encargué a través de la tienda web de apple y me lo trajeron la semana pasada el viernes, día que me quedé trabajando en casa para recibirlo y darle la bienvenida que se merecía. Lo primero que hice fue sacarlo al jardín para que lo conozca y hacerle la foto anterior. Al igual que El iPad de mi madre, el mío también es el modelo de 32 GB con Wifi.

El iPad sale de su caja

El iPad sale de su caja, originally uploaded by sulaco_rm.

No hace falta justificar el por qué lo he comprado ya que no merece la pena. A estas alturas de la película, los que odian apple ya tienen su alternativa y me alegro infinitamente que puedan comprarse sus teléfonos con el Android y espero que pronto tengan sus clónicos del iPad con el mismo sistema operativo y los disfruten con salud. Me la trae totalmente al fresco sus quejas, sus coñas y demás porque lo único cierto es que llevo cinco años sin virus, sin problemas informáticos, sin tener ni puta idea de lo que sucede en mis ordenadores o teléfono porque todos funcionan, en todos tengo mis fotos, mi música, mis audiobooks y gracias a iTunes, mi vida digital es impecable.

El iPad

El iPad, originally uploaded by sulaco_rm.

Por supuesto fue sacarlo de la caja, conectarlo a mi ordenador y en veinte minutos tenía TODO en su sitio, con muchas de las aplicaciones que uso en mi iPhone y con otras en versión específica para aprovechar el tamaño de la pantalla. Me llevé un disgusto enorme cuando descubrí que el iPad no tiene puerto USB ni se puede ver cosas con flash JUAS ?? JUAS ?? JUAS Desde el año 2004 tengo un cable conectado a mi ordenador y con el mismo conector puedo sincronizar mi iPod mini, mi iPhone y mi iPad. Si hay algo que no echo en falta en absoluto es un puerto USB y ni nombrar el flash, algo maldito y que tengo bloqueado en todos y cada uno de los navegadores que uso en mi casa o en el trabajo.

Mi iPad

Mi iPad, originally uploaded by sulaco_rm.

Lo primero que notas es la cantidad de espacio disponible. La pantalla se me hace enorme y con una claridad alucinante. El iPad es bastante ligero y la duración de la batería es simplemente algo mágico. Si tienes un iPhone el manejo es instantáneo, no hay que pensar nada porque sabes en donde está todo.

iPad Todo

iPad Todo, originally uploaded by sulaco_rm.

Con algunas de las aplicaciones que uso la diferencia es brutal. Todo es una que he usado desde hace un montón y ahora es simplemente fantástica. Lo mismo sucede con el correo, los contactos, la agenda y las aplicaciones de mapas o youtube. Están diseñadas pensando en este aparato específicamente y se ven gloriosas.

Distorsiones en el iPad

Distorsiones en el iPad, originally uploaded by sulaco_rm.

Navegar en Safari para el iPad es una experiencia a años luz de lo que puede ser usar un netbook. Las páginas se ven perfectas y la velocidad es superior a la del Asus que compré para ir de vacaciones por Asia y que ahora abandonará mi casa ya que su ciclo ha concluido y ya lleva un montón de días arrinconado.

WordPress para iPad

WordPress para iPad, originally uploaded by sulaco_rm.

Por último comentar que la aplicación para WordPress te permite editar y escribir en tu bitácora usando el teclado de pantalla el cual me ha sorprendido porque pensaba que no sería tan cómodo de usar y ha resultado que sí se puede escribir cosas con el.

En definitiva, que los que no queremos preocuparnos por la informática y solo deseamos que los cacharros funcionen y además apreciamos el que la compañía que elegimos use componentes de calidad y se gaste el dinero en el diseño de una interfaz de usuario fantástica y pensada en nosotros tenemos un complemento perfecto para sustituir al portátil y llevar con nosotros en vacaciones y usar cuando estás tirado viendo la tele, en el tren, en los aeropuertos y en cualquier otro lado. Para los demás, seguro que aparecerán aparatos perfectamente capaces de hacer aquello que queréis y después os agotaréis comparándolos con el iPad e intentando convencernos de lo equivocados que estamos.

Categorías
apple Software

iPhone OS 4.0 y el futuro que se avecina

Después de la presentación del apple iPhone OS 4.0, la red parece estar hirviendo con gente excitada porque el iPhone va a tener multitarea. Seguro que es algo interesante y útil, particularmente cuando usas tu teléfono como GPS y recibes una llamada pero personalmente, creo que los tres puntos trascendentales son el buzón de correo unificado, iAds (su propia plataforma publicitaria) y el Game Center. De la multitarea, lo más curioso es la forma de tratarla y la solución elegante que han encontrado. Hay muy pocas empresas hoy en día que duden tanto a la hora de mejorar sus productos y en las que sus dudas no sean por no ser capaces de programarlo o de crearlo sino por conseguir que la experiencia de usuario no empeore. Hasta los que dicen odiar los productos de la manzana mordida tienen que reconocer que en todos y cada uno de los detalles, el usuario final, esa persona que tendrá el producto en sus manos, ha estado siempre en la mente de los programadores.

Como un usuario con dos años de experiencia a mis espaldas, en este tiempo he ido cambiando mis hábitos de consumo de información en la red. Antes usaba el navegador para todo y las aplicaciones se limitaban prácticamente a las de juegos y ahora, resulta muy raro que entre en el navegador ya que tengo una aplicación para cada tarea específica y la ejecuta maravillosamente bien. Si quiero leer el contenido al que estoy sindicado, tengo un programa. Si quiero mirar los horarios de trenes, planificar un viaje, mirar el tiempo, ver si va a llover en los próximos cinco minutos sobre mi casa o adivinar el nombre de una canción, tengo una aplicación que lo hace. Y casi todas son gratis. Ahora imagina que eres un desarrollador de aplicaciones y tienes lo que hay que tener para hacer una fantástica, gratuita y que lleva la publicidad dentro y esta publicidad se ha creado específicamente para el dispositivo y no implica el salir de la aplicación. En lugar de tratar de vender tu programa, lo ofreces gratuitamente y te llevas un 60% de la tajada de lo que apple venda en anuncios. Tu programa resulta ser insanamente popular y como resultado, el dinero llueve sobre tu tejado y todos esos rácanos a los que les duele pagar un euro y comprar una aplicación estarán usando tu producto y tú estarás ganando dinero. Recordad bien esto porque en un año veréis como hay empresas que gracias a este sistema están ganando dinero a espuertas. Ahora no se trata de hacer aplicaciones a trote y moche, se trata de crear aplicaciones espectaculares y ofrecerlas gratis para ganar dinero cuando la gente las usa.

El segundo punto relevante fue del Game Center, un lugar en el que puedo guardar los resultados de mis juegos y contactar con mis amigos y echar partidas con ellos. Yo y el Rubio siempre andamos picándonos y ahora además tendremos un lugar para almacenar los resultados de las partidas. Para jugadores casuales como nosotros, gente que le dedica un ratillo al día y que jamás en la vida nos compraremos una Nintendo o una PSP porque es un dispositivo completamente minusválido y limitado a una sola tarea, para nosotros y los ochenta y pico millones de propietarios de iPhones y iPods Touch esto va a ser la bomba. A la chita callando apple se está colocando en el mercado publicitario y apropiándose de un trozo de la tarta del mercado de juegos y consolas personales. Mezcla ambas cosas y en lugar de pagar media fortuna para un juego en la DS, ahora tienes gratis o por muy poco dinero un juego con una calidad fantástica en tu iPhone y encima te conectas con los amigos y si quieres y usando la multitarea, los llamas con tu programa favorito de teléfono de VoIP y os insultáis mientras jugáis.

No debían tener bastante así que pensaron que de regalo nos merecíamos el buzón unificado, producto inútil si no quieres mezclar tu vida laboral y personal pero fantástico para aquellos que en lugar de tener dos teléfonos y cuatro direcciones de correo y pasarse la vida mirando las cosas de una en una, ahora tienen un punto único en el que entra todo.

De las otras cosas que comentaron, las carpetas para organizar las aplicaciones supongo que me llevará a la pantalla única y a pasar menos tiempo ordenando las aplicaciones y cambiándolas de página.

Y como siempre, desde aquí hasta que lo tengamos en nuestras manos, pasaran más de tres meses y la cantidad de información que vamos a recibir será tal que el día que lo usemos por primera vez ya lo trataremos como a un viejo conocido.

Categorías
apple Reality sucks

El iPad es perfecto para mi

Tienes que ser de otro planeta o vivir en algún lugar recóndito sin acceso a Internet para no haber oído hablar del iPad en los últimos cinco días. Desde que se anunció han corrido océanos de críticas pronosticando su fracaso, ensalzando sus carencias y rechazándolo por no ser suficiente. Todas esas críticas comparten el que se originan entre aquellos en cuya sangre es muy fuerte el comemierdismo de los dosputocerolistas. Estos son los visionarios que hace unos años no supieron ver lo que significaba el iPhone y los mismos que han clamado al cielo por las carencias del mismo.

Digámoslo claro de una vez. El iPhone es un aparato multitarea o si no, que algunos de esos pollabobas me explique como puede mi teléfono enviar y recibir mensajes, llamadas y navegar por Internet al mismo tiempo o como puedo tener un teléfono funcionando mientras escucho música y juego, recibiendo notificaciones push y mensajes en paralelo. El iPad corre el mismo sistema operativo así que también podrá realizar varias tareas en paralelo. Lo que no permite es que dos aplicaciones creadas por usuarios se ejecuten a la vez. Después de más de año y medio con mi teléfono, jamás he necesitado el ejecutar dos de esas aplicaciones en paralelo y jamás he lamentado el no poder hacerlo. Y como yo, el 99.94 por ciento de los usuarios del iPhone.

Desde el año 2005 tengo un iBook G4 y recientemente empecé a buscarle sustituto porque es pesado y la batería ya no pasa de las dos horas. Me pasé un día por una tienda de electrónica y miré los Netbooks y me parecieron una mierda. Pequeños, con teclados para gente con manos atrofiadas y absurdamente lentos. Tampoco quiero un portátil grande y establecí mi límite en las doce pulgadas. Tanto MSI como Asus tienen equipos en ese tamaño que me llamaron la atención pero son caros (más de cuatrocientos euros) y no terminan de convencerme. Lo que yo busco es algo pequeño y ligero que pueda llevármelo en mis frecuentes vacaciones con el que navegar casualmente, leer mi correo y escuchar mi música y ver algún video en el youtube. Justo lo que ofrece el iPad.

Que no tenga webcam me la suda hasta el infinito y más allá. Debo ser el único que no se conecta a páginas porno flash a cascársela con la cámara transmitiendo para una supuesta tía que casualmente tiene la cámara estropeada y que os envía fotos para calentaros. La última vez que usé una webcam creo que fue en el 2004. Que no corra flash tampoco me preocupa y además me ahorrará instalar un bloqueador de contenido flash, algo que hago en todos los navegadores que uso ya que no me interesa ese tipo de contenido y no hay una sola página que abuse del mismo que yo lea. Que no tenga puertos USB también me la trae al fresco. No quiero un ordenador portátil, quiero algo simple y eficiente para usarlo con comodidad.

Sobre la coña de los ebooks todavía alucino en colores. Leer es algo tan del siglo XVIII. Hace la tira que escucho audiolibros y ya no tengo paciencia para gastar mi vista leyendo. Disfruto con la entonación de la persona que lee el libro, con la forma en la que la historia se va formando en mi imaginación y gracias a los audiolibros posiblemente he incrementado en varios órdenes mi capacidad para captar conceptos escuchando a una persona. No creo que llegue a usar nunca jamás la tienda esa para los e-libros porque no me veo leyendo y mientras exista audible yo no quiero nada más.

Que corra un sistema operativo propietario y que apple ejerza un control férreo sobre el mismo me parece perfecto y una gran ventaja, la misma que me decantó por mi iBook, por mi mac mini y por mi iPhone. Hace cinco años me tenía que mantener al día de todos los dramas informáticos para poder defender mis equipos adecuadamente y para regalar ese conocimiento a los cabrones que abusaban de mi confianza y me hacían perder horas arreglándoles sus equipos. En el 2010 no tengo ni puta idea de lo que sucede bajo la carcaza de mis ordenadores y tampoco me hace falta. La diferencia en el tiempo que gané para mi fue tan significativa que a partir de la llegada del iBook a mi casa comencé a escribir y publicar en mi bitácora con una frecuencia diaria, algo que anteriormente nunca me fue posible.

El iPad es también el primer ordenador que he visto que posiblemente puedan manejar mis padres. Llevo años con la idea de comprarles un equipo y ponerlo en su casa pero lo que siempre me ha echado para atrás es que no sabrán usarlo porque la curva de aprendizaje es demasiado empinada. Sin embargo, mi madre ha tenido mi iPhone en sus manos y sabe manejarlo. Sabe arrancar aplicaciones, pasar fotos, aumentarlas o disminuir el zoom y hacer cosas básicas. Y ahora le puedo poner en sus manos un equipo con una pantalla medianamente grande en el que puede recibir fotos, enviar y leer correos, por no decir que encima podrá tener toda su música de la Pantoja a golpe de un dedo o incluso hacer llamadas de VoIP usando Voipcheap o cualquiera de los operadores de Betamax, que aquí todo el mundo habla de Skype pero las llamadas con esa gente son carísimas.

Esa es el arma secreta de apple. No han hecho un producto para los dosputocerolistas de la misma forma que no hicieron un teléfono para ellos. Han creado algo para el resto de los mortales, para la gente que quiere cosas sencillas, sin demasiadas opciones y que funcionen bien. Yo ya sé con qué voy a reemplazar mi iBook G4 y en mi primera visita a Gran Canaria es muy probable que me agencie uno para mis padres. Pese a toda la bulla que están haciendo los bosmongolos del dosputocerolismo, muchos de mis amigos ya me han confirmado que se harán con uno o varios. Estaremos ahí igual que saltamos al iPod+iTunes en su momento y jamás lo lamentamos, cambiamos al OSX y más tarde dejamos que el iPhone fuera nuestro ordenador de bolsillo y teléfono.

Lo único que se le puede reprochar a apple es que nos hagan esperar sesenta días para tenerlo en nuestras manos. Yo lo habría comprado desde el jueves de la semana pasada sin dudarlo un solo instante. Quiero un iPad y lo quiero ya mismo.

Categorías
apple Software

Las aplicaciones que viven en mi iPhone

Fue a finales del año 2008 cuando hablé por última vez de Mis programas favoritos para el iPhone. Mucho ha llovido desde entonces. A mediados del año pasado llegó el iPhone OS 3.0 y posteriormente comenté lo del fiasco del Evernote, aplicación que he vuelto a revisar no hace mucho porque al parecer habían solucionado el problema que yo tenía con ella pero que desinstalé nuevamente a los pocos minutos, después de que reventara en tres ocasiones y de descubrir que solo se puede tener acceso OFFLINE a tus notas si eres usuario de pago. Juraría que en su blog dicen que todo el mundo puede hacerlo pero no parece ser el caso. Aparte de este tropiezo, desde que llegó a mis manos Mi Jesus iPhone mi vida digital cambió completamente. Pasé de tener un dispositivo que servía para hacer llamadas y mandar mensajes a llevar en mi bolsillo un ordenador que me ayuda en multitud de tareas y ha simplificado mi vida significativamente.

Por primera vez en mi vida, cuando se cumplan los dos años de contrato me mantendré con el teléfono actual a menos que apple aparezca con un nuevo y maravilloso dispositivo. Mi teléfono es la mejor inversión que he hecho en mi vida.

Aplicaciones en el iPhone

Aplicaciones en el iPhone, originally uploaded by sulaco_rm.

De ToDo, Pathé y Belstatus ya hablé en Mis programas favoritos para el iPhone y lo único que he de añadir es que ToDo es algo sin lo que no podría vivir ya que ahí monto la lista de la compra, la lista de las cosas sobre las que quiero escribir y cualquier otra lista que necesite hacer. Es todo aquello que Evernote nunca será y además gratis ya que lo uso en combinación con Toodledo, un servicio 2.CERO que por supuesto los bosmongolos del dosputocerolismo desconocen. De las otras aplicaciones que forman parte de la pantalla principal, gracias a WeatherPro tengo acceso a una increíblemente detallada información meteorológica, no solo de Utrecht, Hilversum o Amsterdam sino de cualquier ciudad que visite.

Como siempre ando en clases de holandés me acabé por comprar la versión para iPHone del diccionario Van Dale, la Biblia del neerlandés y no veáis el partido que le saco en las clases. Mi profesora dice una palabra y antes que los demás hayan abierto sus vetustos diccionarios de papel, yo ya voy de sabelotodo y recito el significado, el artículo que lleva, la declinación y demás.

En la parte inferior tengo las más usadas, que son el 9292OV Pro para el transporte público (incluyendo autobuses, tranvías y metros) de todo el país, otra aplicación llamada Trein específica para los trenes y que te da información sobre retrasos y cambios de anden y gracias a la cual siempre ando un minuto por delante del resto de pasajeros y consigo en un cien por ciento de las ocasiones entrar en el tren antes que ellos si se ha producido algún cambio. El jueguillo del que ando enganchado es el Soosiz, uno de plataformas altamente adictivo con el que mato los trayectos en tren desde Utrecht a Hilversum y la última aplicación es la que he comprado más recientemente. Se llama PhotoTrip y me permite usar el iPhone para grabar las rutas que hago y poder visualizarlas en mapas o usar la información para añadírsela a las fotos y hacer ubicarlas geográficamente. Hace un par de meses estaba dispuesto a comprarme un GPS específico para fotografía y cuando descubrí que por 79 céntimos de euro podía usar mi iPhone para esa misma tarea fue como si se me hubieran abierto las puertas del paraíso. Todavía alucino con la de cosas que hago con el teléfono.

Aplicaciones en el iPhone

Aplicaciones en el iPhone, originally uploaded by sulaco_rm.

En la segunda página de mi iPHone tengo otras que sin usarlas tan a menudo, son muy útiles. Un buen ejemplo es Shazam, aplicación de la que ya hablé en Mis programas favoritos para el iPhone y gracias a la cual cuando estoy en un bar o en algún lugar y suena una canción que me gusta, inmediatamente lo averiguo todo de la misma y hasta si quiero, la compro sobre la marcha en iTunes. El año 2009 ha sido un cambio de paradigma en lo referente a la música. Antes compraba un álbum completo aunque solo me guste una canción y ahora compro únicamente aquello que quiero y paso de la morralla con la que todos los artistas rellenan sus discos.

En esta página también están Buienradar y WordPress, de las que también hablé en Aplicaciones en mi iPhone. De las otras, con Aanbiedingen accedo a todas las ofertas que hay en tiendas de Internet holandesas y en este país hay un montón de tiendas que hacen ofertas diarias. Con ella me compré un monitor Acer de 24″ super-barato y algunas otras cosillas. También suelo mirar la aplicación Appie que es de una de las cadenas de supermercados y en las que tienen miles de recetas de cocina. El Jelly SMS lo tengo vinculado a mi cuenta VoipCheap y lo uso para mandar SMS a mi amigo el Turco por cuatro céntimos y el Siphon está vinculado a la misma cuenta pero para hacer llamadas de Voz sobre IP a un céntimo el minuto con teléfonos fijos de un montón de países.

Por ahí también anda el juego The Secret of Monkey Island: Special Edition, el cual dudo mucho que llegue a terminar en mi vida ya que me trabé en un punto y ya estoy demasiado mayor para perder dos horas recorriendo toda la isla probándolo todo para averiguar qué he de hacer. La otra aplicación que hay en esa pantalla y de la que hago uso de cuando en cuando es el Flickit para subir fotos a Flickr, aunque personalmente prefiero hacerlo desde iPhoto, de cuando en cuando es útil.

En la última pantalla están los descastados, aquellos que ya no uso pero que aún me resisto a borrar.

Gran parte de mis amigos tienen iPhone y siempre llama la atención el que todos usamos aplicaciones distintas, cada uno le encuentra un uso determinado. En mi caso, mi vida está llena de pequeñas intromisiones de mi teléfono, desde avisos con los compromisos que tengo, las películas que voy a ver o cosas tan sencillas como dejar el dinero en la mesa para la señora que me limpia la casa a servir de diccionario en clase, grabar notas con cosas que descubro, averiguar el nombre de canciones, servir de lista de la compra, jugar, escuchar audiobooks, podcasts y música, tener todos los contactos de mi agenda sincronizados con mi cuenta en google, igual que mis calendarios y saber el tiempo que hará, los minutos que faltan hasta que empiece a llover y si el tren o el autobús tienen retraso y poder planificar rutas usando el transporte público. Además siempre llevo fotos de sitios en los que estuve o de amigos y me sirven para enseñárselas a los amigos. Si hay algo que reprochar a apple sobre el iPhone es que no lo inventaran cinco años antes. Me habría ahorrado la saga de Nokia, HTC, Samsung y Sony-Ericsson birriosos que lo precedieron.