Tiempo después

Tiempo después Cuando ya daba por cerrado el año cinematográfico resultó que el viernes de todos los Inocentes se estrenó una última película española este año en los cines y claro, yo no la podía dejar pasar, así que hice de tripas corazón y jiñote y me acerqué a un cine por la tarde para ver Tiempo después, que al parecer pertenece al universo cinematográfico de la película Amanece que no es poco que o no la vi, o no me gustó en absoluto porque no la recuerdo.

Un montón de julays viven en una keli en el medio de la nada rodeados de chusma y gentuza y todos buscan la forma de empetársela unos a otros.

Al parecer, dentro de miles y miles y miles de años lo que queda de la sociedad es un edificio horrendo en el que vive una comunidad como de frikis, con uno que se dice el Rey y todo. Fuera del edificio hay un poblado de pobres o algo así aunque parecen vivir sin problemas sin trabajar y cuando un día uno de ellos se empeña en entrar al edificio a vender zumo de naranja fresco se monta un pitote porque los de dentro no quieren y se acaba montando una guerra entre los de afuera y los de dentro.

Imagino que la película en la que se basa a mi no me moló nada porque el humor absurdo de esta no acabó de cuajar ni conmigo ni con los otros veinte que estaban en el cine y que tampoco se reían con el noventa por ciento de las escenas que supuestamente nos tenían que hacer troncharnos. Es una estupidez demasiado excesiva y el nivel de volatadas es tan grande que acaba por saturarnos. La película está hecha de un montón, pero que un montón de historias pequeñas que conforman la principal y muchas de ellas son terribles o patéticas, como la de los jóvenes que aparecen de cuando en cuando y que en ningún momento consiguieron que su trama aportara algo. En la traca final, cuando se montan una especie de guerra, es tan absurda como el resto de la película y parece cualquier cosa menos una guerra. El final me pareció ridículo, aunque ya estaba esperándolo como agua de mayo para salir por patas del cine y cerrar el capítulo del año cinematográfico del 2018, que acaba con esta película.

Esto no está pensado para los miembros del Clan de los Orcos y haréis muy bien en manteneros alejados de los cines. Se supone que los sub-intelectuales con GafaPasta aprecian este tipo de humor pero en lo que a mi respecta, quizás porque mis GafaPasta no tienen cristales, me aburrió y no se la deseo a nadie.

Una respuesta a «Tiempo después»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.