Tremenda vista del puente Dom Luís I y el casco antiguo de Oporto

Un solo puente es lo que le hace falta a la ciudad de Oporto para convertirse en una maravilla. Sin ese puente seguramente esta ciudad sería bonita, pero sin mucho más. El puente es lo que le da el toque y el eje sobre el que orbitamos los turistas. En esta foto se puede ver el casoplón del obispo al otro lado y también la parte baja de la ciudad, que hoy en día está llena de terrazas y bares y por la noche está muy animada.

Publicada el
Categorizado como Oporto

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

  1. Yo no estoy seguro si en siglos pasados estuve por Oporto, juraría que si, pero lo cierto es que no reconozco para nada las fotos, así que gracias a ti, en cuanto lo pueda hacer con una amiga, me largo unos días a Portugal, en mi coche nuevo claro, que lo tengo a tiro de piedra, ya te pediré datos para los hoteles o pensiones, que ambos somos pobres, ella y yo, no tu, que ganas un pastizal!!
    Salud

Los comentarios están cerrados.