Categorías
Reality sucks

Una agenda de locos

2013

2013, originally uploaded by sulaco_rm.

Estaba hablando esta tarde con un colega y negociando una fecha para ir a cenar al Cartouche, una de las varias que tengo planeadas para el cuarto y último trimestre de este año y el chamo decía que exagero un montón y que seguro que puedo ir cuando me salga de los boliches. Le hice un pantallazo a mi calendario para este año tal cual está a día de hoy y se lo mandé para que vea como ha venido el año y lo que está por venir, especificándole que no todo está por ahí ya que por ejemplo el sábado 26 de octubre tengo algo planeado pero se me ha olvidado incluirlo en el calendario. El colega lo flipó cuando vio mi agenda presente y futura.

Aún más increíble es saber que tengo un montón de días de enero del 2014 ya pillados y que ya estoy dando hora para febrero de ese año. Ese mismo amigo decía que alguien como yo, que vive con su familia a miles de kilómetros y más o menos aislado del mundo en el que se crió no debe tener demasiados vínculos y puede vivir desconectado de todo tipo de eventos sociales. Mi respuesta a eso es clara: ¡Y una mierda pa’ tí! Que más quisiera yo que mi vida social fuera como la de los pollabobas con perfil en el CaraCuloLibro o en el Tuitorota. A mí me están invitando continuamente para las cosas más exóticas y resulta un milagro que consiga colocar tantas películas entre todas esas citas. Hay semanas en las que me da la impresión que solo descanso en el trabajo, un lugar en el que al pagarme por estar un número fijo de horas, consiguen aislarme de todo y todos.

El fin de semana pasado sin ir más lejos salí de mi casa el sábado a las diez de la mañana y regresé el domingo a las nueve de la noche y entre esas treinta y cinco horas hice de todo, aunque ese relato me lo guardo para mañana que tengo algo más de tiempo que hoy ya estoy cansado de tanto meneo …

Por sulaco

Maximus Julayus

7 respuestas a «Una agenda de locos»

A mi me pasa lo mismo. Desconecto en el trabajo! A veces estoy tan disparada que agradezco el tener un horario para poder venir y poder centrarme solo en una cosa, sin tener que hacer maniobras mágicas para cuadrar mil cosas a la vez.
Por cierto, solo mirar tu calendario me estresa. Marca fechas en rojo por el medio solo para no dar citas a nadie y poder decidir si sales al cine o te quedas rascando los huevetes en casa si te da la gana. Yo lo tengo hecho, “cerrar días”, y funciona.

No, los días en rojo son los que tienen múltiples eventos ya que a veces se junta un almuerzo con alguien, una cena con otra persona y entre medias igual una visita al dentista o alguna otra cosa. Los días rojos son los más terribles. Intento que suceda en viernes aunque no siempre lo consigo.

Pues yo debo ser un anacoreta. Además de un ganso, con salir una o dos veces a la semana ya me agota 😉

El otro día salí, primero pase por un centro comercial y había tanta gente que acabe jarto, y agotado. No se igual son cosas de la edad.

Mañana tengo clase de italianos y luego copas, el jueves tengo cena, el viernes tengo copas y cena, el sábado me piro al cine y el domingo quiero trabajar en el jardín e ir al cine. Una semanita tranquila.

Mi agenda está llena de cosas sin hacer, desde hace meses. Cada día hay de media 5 cosas, y pasan al día siguiente con las otras 5. No me da tiempo de nada. Al final opto por pasar de todo…y deprimirme. Y claro, si estoy deprimida, me fuerzo a distraerme con cualquier cosa; y todo sigue por hacer. Aunque si quieres que te diga la verdad: Cada día me importa menos llegar a todo. Hago lo que puedo, cuando puedo, y como puedo…y se acabó.

Los comentarios están cerrados.