Amor sin fin

Un día tan normal como otro cualquiera en el buzón de correo de cualquier julay que se precie aparece el siguiente mensaje:

Hola mi amooooolll,
Que yo sé que tú eres una bellísima persona y te lo digo desde el fondo de mi corazón corrupto. Yo soy una mujer bella, tierna y sensible que busco el amor más verdadero que las monedas de cinco euros y que sucede que ha sucedido que de ti fuertemente me he enamorado por la gloria de la Gloria Fuertes.

Que yo quiero que tú sepas que soy bella y muy tolerante como tú y aunque he nacido en Ucrania, soy como tu media naranja o quizás la naranja al completo esperando que hagas zumito con ella y este es el momento adecuado y oportuno para que nos conozcamos y nuestra historia de amor pueda llegar a buen puerto o más que sea a un puerto cualquiera.

Yo desde pequeñita siempre quise casarme con un hombre como tú y espero que tú esperes lo mismo y la cosa salga adelante.

Besos y más besos de una que te quiere con locura, cariño mío una vez más te lo digo y te lo repito que te quiero.

Amor,

Ivana Chupanova

Después de felicitarte por la gran suerte que has tenido al encontrar sin buscar a tu media naranja te pones manos a la obra y le respondes:

Querida y amada Ivana Chupanova,

Qué bueno que nuestro amor es tan instantáneo como el Nescafé y que se reproduce sin que lo riegues ni te tengas que preocupar. Yo tampoco te conozco ni siquiera te conocí en una vida pasada o puede que en una futura pero desde el mismo momento en el que recibí tu correo te amé como si fueras parte de mi alma incorrupta y he ansiado y deseado que en lugar del cura que me tocaba los sábados y me obligaba a callar, hubieras sido tú la que me hubiera o hubiese dado el susodicho amor y los tocamientos de rigor.

Te quiero tanto que ni me duele.

Cinco,

Julay Chimpún
Todo lo mejor, siempre

Y por las redes corren y galopan los bitios llevando el mensaje desde un ordenador a otro y dos almas que quizás hasta se quieren llenan con su gozo un pozo y llega un nuevo correo:

Amor, amor, amooooooooooooool,
Que bueno que me respondiste, espíritu gemelo que cabalga en el arcoíris como la friki aquella de la película del año de la pera. Placer mucho me ha dado el recibir tu mensaje y más placer me da el contigo comunicarme y quiero que sepas que quiero y deseo y anhelo y espero y suspiro por esa comunicación que nos comunique y nos una más que antes pero menos que ahora y te digo por decirte que te amo tanto y que es increíble que solo mandando un millón de correos aleatorios haya conseguido y logrado el encontrar mi alma gemela y que ella quiera lo mismo que la mía que aunque no sé todavía lo que es, seguro que es igual.

Escríbeme de nuevo mi amor si interesado estás y si deseos tienes y quieres por mí que yo hasta siempre estaré contigo y por ti y cantar canciones en dúo haremos y podemos hacer.

Te Es-Pe-Ra-Ré.

Locamente tuya,

Ivana Chupanova

Y muchos más sueños y deseos nacieron y crecieron y nuevos castillos se han levantado en el solar de la esperanza. Nuestro héroe responde:

Amada y deseada Ivana Chupanova,

Ti amo, ti amo, ti amo. ¿Qué tú chupas polla?

Cinco,

Julay Chimpún
Todo lo mejor, casi siempre

Y ella responde al poco tiempo:

Amor verdadero que tanto tardé en encontrar,
No puedo vivir más sin ti. Te quiero tanto y te necesito ya mismo o ayer. Tu cuerpo sudado junto al mío y esas manos tan suaves. He ido al consulado de tu país (que aún no me has dicho cuál es) y me han dicho que tengo que pagar trescientos eurolos por una visa para ir a tu país el que quiera que sea. Esto es muy urgente porque nuestro amor puede que caduque así que me tienes que mandar el dinero para yo poder ir y así amarte hasta que los conejos coman perdices y manices y lombrices.

Respóndeme para darte los datos de la cuenta a la que tienes que transferir el dinero porque yo soy pobre pero honesta y honrada y hacendosa. Sí chupo polla.

Te amo tanto y estoy loca por ti,

Ivana Chupanova

La historia sigue su curso, el cual ya se ve venir aunque algún iluso aún crea en falsos dioses y milagros que jamás han sucedido:

Adorada Ivana Chupanova,

¿Qué tú tienes dientes?

Cinco,

Julay Chimpún
Todo lo mejor, casi nunca

Y ella por supuesto respondió a este mensaje:

Querido amor de mi vida,
Hay que desgracia más grande que no me has respondido y no me has mandado el dinero para que nos podamos ver y ser felices hasta el fin de los días o hasta que a ti se te acabe la güita que todo puede suceder y sucede. ¿Qué he hecho yo para no merecer esto? Eres el amor de mi vida, la verdad, la verdad y aunque sucede el problema, el amor vencerá y juntos iremos los dos en nuestro seiscientos azul.

Transfiere los trescientos eurolos a mi cuenta paypal en [email protected] y nuestra felicidad podrá comenzar y acabar en el mismo instante. Dientes sí tengo, una dentadura perfecta, como la de un caballo de carreras. ¿Por qué saberlo quieres? ¿Y por qué siempre con Cinco firmas?

Toda tuya y derretida de amor,

Ivana Chupanova

Este drama está llegando a su punto culminante y el sufrimiento o la falta del mismo de nuestros protagonistas encontrará un merecido descanso. El julay responde:

Mi amor,

No me ha gustado mucho eso de que tienes una dentadura perfecta. A mí me gustan las mujeres sin dentadura, con las encías limpias porque esas chupan polla mejor y te hacen masaje al mismo tiempo dando más gustito. Me temo que lo nuestro es el pasado y no el futuro a menos que te arranques todos los dientes si tu amor es tan puro y honesto como dices.

Cinco,

Julay Chimpún
Todo lo mejor, nunca

PD: Cinco es la cantidad que pago a las putas viejas de mi ciudad por una mamada y es lo máximo que estoy dispuesto a dar una vez has terminado el trabajo y estoy plenamente satisfecho

Y ella todavía lo intentó una vez más:

Amor sin fin,
Me ha dolido un poco que tú sabes y que no transfieras el dinero como te quise de pedir y sugerir porque la visa es necesaria y cuasi suficiente para salir de mi país la bella Ucrania y marchar al tuyo el cual todavía no quiero ni saber cuál es. Tengo el corazón rasgado porque mis dientes no te placen y digo y quiero de decir que me los quitaría con gustos por una módica cantidad y te la chupo sin dientes como dices que tanto te gusta.

¿Son cinco mil eurolos?

Tuya y nada más que tuya,

Ivana Chupanova

Y el círculo siempre acaba por cerrarse:

Qué tu dices puta,
Cinco mil eurolos. Eso son mil mamadas en las putas del barrio, que encima no me dan la vara como tú ni andan todo el día llorando y pidiendo dinero.

Que sepas que te dejo.

Cinco,

Julay Chimpún
Todo lo peor, siempre

Y así acaba la cosa, esta historia de amores imposibles a través de los mensajes que los filtros de nuestros correos capturan y catalogan como SPAM y que nos llegan una y otra vez, siempre la misma historia, casi siempre la misma foto y detrás de todos ellos, algún espabilado ignorante que sabe que siempre hay uno que pica y al que le puede sacar el dinero.

Como casi nunca, recordar que cualquier parecido con la realidad no es pura coincidencia.

4 opiniones en “Amor sin fin”

  1. Por un momento pensé que te habías echado novia 😀

    Ya lo decía aquel empresario: «todos los días nacen cien tontos; únicamente hay que averiguar cómo aprovecharse de ellos»

Comentarios cerrados.