El estadio Panathinaikó visto desde las gradas

El estadio Panathinaikó visto desde las gradas

El estadio Panathinaikó es tan antiguo que ni siquiera tiene las medidas actuales en su pista de atletismo. Las gradas están tan cerca de la pista que hasta un peíllo de cualquier atleta en la misma podía ser celebrado con grandes algarabías. Allá en un pasado muy remoto, en su primera iteración, el estadio tenía asientos de madera y el mármol no llegó hasta el año 329 antes de Cristo. En el año 140 después de Cristo lo ampliaron y su capacidad alcanzó los cincuenta mil asientos. Después el mármol desapareció y en el siglo XIX (equis-palito-equis) lo reconstruyeron antes de los Juegos Olímpicos. El diseño con forma de horquilla de este estadio es porque así era como estaban construidos en la época clásica.

Una respuesta a “El estadio Panathinaikó visto desde las gradas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *