Kiss Kiss Bang Bang

Kiss Kiss Bang BangAl hacernos mayores tendemos a elegir otro tipo de cine y arriesgarnos con cosas que habríamos despreciado hace unos años. Ya se me pasó la edad del Pavo y no me veo en muchas ocasiones viendo cine de palomitas para descerebrados así que cuando me huelo que algo puede valer la pena, allí estoy yo. Lo difícil es arrastrar a los colegas. El turco sentía una repulsión por el título de este película solo comparable a la que siento yo por cierto director malparido que es incapaz de contar una historia de menos de tres horas de duración. La vida es una sucesión de consensos y puesto que no nos íbamos a ver las jetas en posiblemente unos meses mi amigo consintió y nos plantamos en el cine a ver Kiss, Kiss, Bang, Bang. Es lo bueno que tiene ser intelectual, que vamos a ver cine de calidad. Nosotros nos apalancamos dos cervezas cada uno, un cubo de roscas y nos plantamos en la sala bien cerca de la pantalla para verlo todo claro, clarito.

Al terminar me dio las gracias. No es que Kiss, Kiss, Bang, Bang sea una buena película. Es que es jodidamente excelente. Un puto clásico que se recordará en el futuro. Es una noria de emociones y diálogos sofisticados y muy acertados en la que el trío protagonista desgrana una serie de sucesos imposibles de creer pero reales como la vida misma. Los diálogos son antológicos, de los que se recuerdan durante días y que te dejan hablando con los amigos y comentándolos una y otra vez y siempre te vuelves a reír con los mismos.

Para aquellos que quieran saber un poco de qué va es una sucesión de eventos en los que están involucrados un detective chapero y malaje, un ladrón reconvertido a actor y una chocha del martes que pone las tetas y la simplonería. Corren de desgracia en desgracia, recolectando cadáveres, generando nuevos difuntos y demás. Hay tantas escenas soberbias que se me hace difícil elegir una y ahora que ha pasado ya más de una semana veo la película en mi cabeza en su totalidad. En algunos momentos dantescos uno de ellos suelta una frase y no puedes parar de reírte durante minutos. Yo diría que esto es una especie de mezcla entre Woody Allen y Quentin Tarantino. De la unión de ambos estilos obtenemos esta joya que recordaremos mucho tiempo. La dirección, la actuación, la música, la fotografía, el guión, todo está impecable. Adoro a Val Kilmer en su papel de detective marrullero y mariquita, un hombre que trata de controlar sus sentimientos pero al que estos acaban jugando malas pasadas. Lo mismo sucede con Robert Downey Jr, un ladrón reconvertido por casualidades de la vida en actor que no termina de encontrar su sitio en la vida.

Me temo que perderá un montón con la traducción al español y que tendrán que adaptar todas y cada una de las bromas y localizarlas a nuestro idioma así que os invito encarecidamente a que hagáis un esfuerzo y la veáis en versión original. No es una película para cerebros lentos y definitivamente no es cine para aquellos que gustan de mucha acción y pocas palabras. Aquí los diálogos lo son todo, la acción es circunstancial.

En definitiva, si queréis ver a Robert Downey Jr, Val Kilmer y Michelle Monaghan en uno de los mejores papeles de su vida dirigidos por Shane Black en su primera película como director. Llamad a vuestros compinches favoritos, comprar las cervezas y las palomitas y a disfrutar.
gallifantegallifantegallifantegallifantegallifante

2 opiniones en “Kiss Kiss Bang Bang”

  1. La ví ayer y sólo tengo 2 palabras: Simplemente genial.

    Desde inicio a fin es fresca, original, divertida… fantastica. Es un must-see sin duda alguna. No he sentido tanta genialidad en la narracion y dialogos en mucho tiempo.

    Tan pronto como salga en DVD la compraré para verla unas 10 veces mas.

Comentarios cerrados.