La carta original del Mi último adiós

La carta original del Mi último adiós

En el Fuerte de Santiago tienen el museo/templo de José Rizal y unas de las joyas de la colección son la lámpara de aceite de la foto y la carta. La relación entre ambas es que él escribió Mi último adiós cuando estaba preso y sabía que lo iban a ejecutar. El día antes de su muerte su madre lo visitó y él le dijo que había escondido algo en la lámpara. Cuando lo sacaban del lugar para darle el finiquito el guardián le dio a su madre esta lámpara. El poema se hizo famoso e incluso se usó en el año 1902 en Trumpolandia en el congreso, demostrando que los filipinos no eran chusma y gentuza como los truscolanes-de-mielda y dándoles los mismos derechos que a los gringos, algo que no tenían en esa época ni los asiáticos que vivían en el país ni los negros, hoy en día llamados afroamericanos o algo así por el auge del cinismo en nuestra sociedad. El poema se tradujo al indonesio y era muy valorado por los que luchaban en ese país en contra de la ocupación por parte de truscoluña, que no era nación ni en aquella época y por la liberación de Holanda.

3 opiniones en “La carta original del Mi último adiós”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *