La más molona

Dios sabe que lo he intentado. Desde el pasado 22 de Septiembre no he escrito nada en la categoría de desvaríos siguiendo los sagrados consejos de amigas que insisten en que mi vena ordinaria y vulgar mancha mi trabajo y lo estigmatiza peligrosamente. Pero ya no puedo más, tengo que escribirlo o reviento. Así que vosotros, los que no apreciais ese tipo de entradas, zafias y genuinamente vulgares, aún estáis a tiempo de ver otra cosa, como la mejor página en internet.

¿Seguís ahí? Bueno. Por supuesto voy a hablar de una de mis compañeras de clase de holandés. El viernes ya estuve a punto de hacerlo, pero me salvó el resfriado. Hoy no hay excusa que valga. El pasado viernes crucé la línea del no-retorno. Una de las tías que se han embarcado en la aventura del neerlandés conmigo es bastante peculiar, por decirlo de una forma suave.

Exhaustivas investigaciones llevadas a cabo por un equipo de profesionales han arrojado los siguientes datos: nació en Rusia, aunque de ascendencia judía, o lo que es lo mismo, era judía porque ellos jamás reconocen la nacionalidad de los países en los que viven. A la tierna edad de ocho años su familia se marchó a Israel (donde los judíos) y se estableció allí, junto con millares de judíos rusos. Ya mayor de edad se marchó de Israel de vuelta a Rusia en donde estudió 5 años (CINCO A?OS) de aerobic. [[Interludio]] Que le corten los huevos a todos mis amigos si miento. Cuando nos lo dijo flipamos. Jamás pude imaginar que lo del sagrado y complejo mundo del aerobic diera para tanto. Cinco putos años para dar brincos frente a una banda de celulíticas mientras bailan con el Toa, toa toa de Jesulín [[fin del interludio]]. Como lo del aerobic no fue suficiente y hoy en día una sola carrera superior no lleva a nada, al terminar la licenciatura se metió a diseñadora de moda. Otros cinco años. En esos estudios anda ahora la hija-de-la-gran-puta. De los cinco años de carrera como atleta profesional sacó mucho beneficio, especialmente en lo soberbio y sublime de sus michelines. Jamás he visto unas piezas tan redondeadas y bien formadas, tan sugestivas y repulsivamente sugerentes. A mí me queda la duda de si consiguió el título “con aprovechamiento” porque de ser así, debo recomendar encarecidamente la no práctica de semejante actividad deportiva, por los riesgos que conlleva. De su segunda carrera, la de diseñadora de moda, ha alcanzado cumbres inconcebibles para otras grandes maestras de ese gremio, como Agata ruín de la parda.

El viernes, la muy desgraciada apareció de homenaje caústico y terrorífico de las Spice Girls. El modelo se denominaba “soy más puta que las gallinas de los huevos Kinder”. De abajo arriba, zapatos deportivos rosados con suela de goma de unos quince centímetros, en plan Drag Queen a juego con medias rosa fluorescente que subían por los michelines inferiores y culminaban en minifalda azul a punto de explotar por ser cinco tallas muy pequeña, minifalda que a la altura del ombligo reventaba dando paso a un jersey rojo de lana secado en la secadora para asegurarse que encogía cien tallas al menos y que no conseguía contener los michelines superiores. Los michelines superiores ayudan a mantener el pecho erguido, ya que este descansa sobre ellos. También permiten el reposo de los brazos mediante sujeciones laterales. Es lo que algunas empresas automovilísticas denominan “airbag”. Completaba el conjunto una diadema púrpura de la que salían unos adornos que sólo puedo definir como flores galácticas. La diadema iba a juego con la pintura de guerra púrpura en los ojos y en los labios. TE-RRO-RÍ-FI-CO. Con semejante conjunto hay que llegar a clase al menos cinco minutos tarde para que los compañeros te puedan admirar a gusto. El golpe a mi insensibilidad fue de tal magnitud que podría haber visto cinco horas seguidas de TVE Internacional si aún tuviera tele en mi casa.

Hoy esperábamos ansiosos su aparición. De nuevo llegó tarde y si ya el viernes levantó murmullos de pasión, hoy nos hemos quitado el sombrero ante ella.

El motivo de hoy se titulaba “Fantasía en las ciénagas del ocaso de tus sueños dándole a tu cuerpo alegría y cosas buenas”. Constaba de botas de plástico con motivos floreados muy útiles para cruzar el charco o andar por lodazales. Las botas eran el mismo modelo que puede tener cualquier pescador, sólo que ellas les había dado el toque chic. De las botas surgían unas medias verde-limón. Las medias brillaban tanto que me cegaron durante unos instantes, hasta que mis ojos se adaptaron al cambio de luz. Las medias se escondían en una minifalda vaquera robada a la Barbie-putorra y que de lo pequeña que era me dejó ver y admirar y gozar y disfrutar de sus bragas blancas tamaño maxi-enorme. Las bragas se marcaban perfectamente por fuera de la minifalda, aunque yo soy un inculto y por descontado que formaban parte del efecto mediático que la susodicha pretendía conseguir. El hemisferio superior lo tapaba con un algo indefinido de color canelo, que aspiraba a cubrir los michelines y la raja del culo, aunque fallaba en sus aspiraciones. Ese algo dejaba el tetamen casi al aire y se extendía hacia la cabeza en forma de bufanda de pelo del coño de su puta madre o animal parecido. La cosa esa que se arrollaba en la cabeza debía ser jodidamente incómoda, pero ella aguantó las tres horas comiendo pelos de aquello sin inmutarse. En la cabeza llevaba otra diadema, esta sin apéndices exteriores, en un casto rojo indómito y el pelo se lo había arreglado en dos coletas a lo Pipi Calzaslargas en versión sucia y repentinamente repugnante. El maquillaje de ojos era en tonos verdes, a juego con los lazos de las coletas y los labios rojos a juego con la diadema. Todo el conjunto iba cubierto por un abrigo largo hecho con bolsas de basura negras y azules o algo similar.

Huelga decir que nos dejó a todos sin habla. Le auguro un carrerón como diseñadora, aún más grande que el que ha hecho como profesora de aerobic.

9 opiniones en “La más molona”

  1. Juasssss, me descojono con tu prosa descriptiva. Es como si estuviera viendo al engendro :-). Por cierto, felicidades por tu nuevo diseño, llevaba unos días sin pasar por aqui y me ha sorprendido. Salu2.

  2. He llorado junto con Pedro leyendo esto. Menos mal que somos gays y estamos a salvo de ese tipo de animal. ¿Leerá alguna vez esa chica esta página?

  3. Jean: Me alegro de que te guste la nueva pinta. Lo de las descripciones crueles siempre ha sido mi punto fuerte.
    Fran: La rusa no lee esta página y espero que nunca lo haga.

  4. joer como me molan ese tipo de tias, yo me la follaba mucho mas a gusto que a la tipica tia buena, enviame fotos porfavor!!! dile que si se viene de vacaciones sexuales para aca que yo le pago el apartamento!

  5. No te creas que no he pensado llevar la cámara y hacer fotos, lo que pasa es que la cámara abulta mucho y se notaría. Si tuviera una de esas philips que son como usb-sticks le haría una por día. Y olvídate, mi móvil no tiene cámara 🙁

  6. Me parece de lo más modosito que has escrito. Espero poder seguir divirtiéndome con estos relatos cortos.

Comentarios cerrados.