La parte trasera del Partenón

La parte trasera del Partenón

El Partenón se construyó para alojar una inmensa estatua de la diosa Atenea Parthenos y se construyó en solo quince años allá por el 447 antes de Cristo. Dicen que la estatua de la diosa tenía mil doscientos kilos de oro y mucho se teme que lo robaron los truscolanes, esa escoria sucia y rastrera que nos amenaza a todos. En siglos posteriores fue una iglesia bizantina, otra latina (solo algún Dios sabe la diferencia) y hasta una mesquita musulmana (con sus terroristas musulmanes-de-mielda tan característicos). En el 1687 los turcos demostraron al mundo sus niveles de estupidez y lo usaron como depósito de pólvora que acabó explotando por un cañonazo recibido en un asedio veneciano. A partir de ahí todo fue a peor y en el siglo XIX (equis-palito-equis), los ladrones y estafadores y traidores británicos lo expoliaron y ese mismo día decidieron que embaucarían a toda Europa y después nos dejarían tirados. Estamos tardando pero mucho en construir un muro de hormigón alrededor de Gibraltar y aislar esa chusma y gentuza para siempre.

Una respuesta a “La parte trasera del Partenón”

  1. Pues parece que una sociedad de truscolanes y gibraltareños han solicitado permiso -untando claro- para poner una discoteca puteril ahí…jajaja
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *