La realeza de las bicicletas plegables: la Brompton

En el universo de las bicicletas, la familia real de las que se pueden plegar corresponde a las Brompton, una de las cuales podemos ver en la fotografía de hoy. Las Brompton no solo se pliegan, tienen unas rueditas pequeñas que permiten su transporte de manera cómoda por la estación o por la calle mientras la bicicleta está plegada. Son las más caras de las bicicletas plegables, con un precio alrededor de los mil euros y permiten a los holandeses, gente bastante alta, el no pedalear encogidos ya que el sillín y el volante se pueden levantar un montón.

La foto de hoy la hice en el tren que cojo todas las mañanas para ir al trabajo ya que casi siempre el dueño de esa bicicleta está en el mismo vagón que yo. Si algún día me falla La Dolorsi es muy probable que me compre una Brompton.

En el Álbum de fotos de bicicletas encontrarás un montón de bicis que he ido fotografiando a lo largo de los años

3 opiniones en “La realeza de las bicicletas plegables: la Brompton”

  1. Rodolfo, yo también lo hago. Por comodidad no la plegas al completo, la dejas a media. Yo tampoco bajo el sillín ni doblo el volante, me puede la pereza. ?nicamente si el tren está abarrotado me tomo la molestia de reducirla a la mínima expresión.

Comentarios cerrados.