Llevando la bicicleta portátil en la moto

En junio, antes de que nos exiliaran del maravilloso entorno laboral en el que trabajábamos y nos condenaran a la nueva prisión en la uqe cumplo condena ocho horas al día cinco días a la semana, paseaba por las calles de Hilversum con mi amigo el Moreno cuando vi algo extraño. Por supuesto él ni se fijó, ya que lo que le mola es la fotografía de animales y en particular de pájaros (y por pájaros, no aceptamos deshonorables ladrones mentirosos y estafadores politicastros de truscoluña). Yo me paré en seco porque había algo raro en una moto que estaba aparcada en la calle. Resultó que la moto había sido tuneada para poder transportar una bicicleta plegable en la parte posterior. Esa bicicleta en horrendo color verde con toque rosado está enganchada de alguna manera a la moto. Ambos nos quedamos con la duda sobre la legalidad del sistema, no creo que se pueda hacer algo así en una moto pero aquí está la prueba.

Una respuesta a “Llevando la bicicleta portátil en la moto”

Comentarios cerrados.