Los morteros de Battery Way

Los morteros de Battery Way

Otro de los flipes en la isla de Corregidor son los cuatro morteros de Battery Way, enormes y que disparan unos proyectiles de cuatro cientos cincuenta y cuatro kilos a trece kilómetros. En todo el universo conocido quedan diecinueve y de ellas catorce están en las Filipinas y diez en la isla de Corregidor. Cada uno de estos morteros enormes necesitaba catorce julays para funcionar. Se ha debatido el número de truscolanes pero no se ha llegado a ninguna conclusión porque al inventarse leyes y vivir en el desacato, no se sabe si alguno haría algo aparte de meter la mano en la saca del dinero. Se prohibió el uso de estos morteros en época de paz porque cada vez que pegaban un pepinazo, el hospital de la isla se quedaba sin gran parte del instrumental hecho con vidrio, que reventaba con el meneo que le daba a la isla.

2 opiniones en “Los morteros de Battery Way”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *