Regresando a Budapest y paseando por la ciudad de noche y de día

Por quinto año consecutivo me he escapado con mi amigo el Rubio de fin de semana. Este año el destino fue Budapest, capital de Hungría y ciudad que para mí era mi segunda visita y si alguno tiene el más mínimo interés, se puede revolcar en los gigantescos archivos del mejor blog sin premios en castellano y leer el relato de aquel primer viaje, que comenzó en Camino de Budapest y hasta pueden ver el Álbum de fotos de Budapest y no vamos a seguir metiendo el dedo en la herida de esas mierdas de bitácoras del copiar+pegar porque no merece la pena. En fin, que volábamos el viernes pasado el mediodía desde el aeropuerto de Schiphol y con KLM y nos vimos en la estación de Amsterdam Bijlmer ArenA en donde el Rubio hacía transbordo desde el tren que le lleva a la barriada periférica en la que vive. Nos comimos unas papas fritas holandesas en el aeropuerto, pasamos el control de seguridad y buscamos la puerta de embarque. El vuelo fue puntual y sin problemas y como el Rubio cogió la ventana, no hay vídeo. Una vez en Budapest, nos recogían en el aeropuerto, servicio que contraté por un puñado de leuros más para ganar tiempo y así nos dejaron en la misma puerta del B&B, el cual estaba muy bien y se llama Budapest GuestRooms. Nos dieron un montón de sugerencias, más las que yo recopilé previamente y como cuando me junto con mi más-mejor-amigo tengo claro que el alcoholismo es una necesidad, salimos a pasear ya anocheciendo y nuestra primera parada fue en el Jonas Kezmuves Sorhaz, una cervecería con mucha cerveza húngara y ubicada a la vera del Danubio. Después de un par de cervezas fuimos al Pipa Etterem y allí cenamos mientras tomamos un par de cervezas más.

Szabadság híd - Puente de la Libertad de noche

Tras esto, cruzamos el Puente de la Libertad, el cual podéis ver en la foto anterior y caminamos por el otro lado del río Danubio o por Buda, ya que nos quedamos en Pest. En lo alto, el Castillo de Buda se mostraba espléndido, como se puede ver en la siguiente foto:

Castillo de Buda de noche

Regresamos a Pest cruzando el Puente de las cadenas y después fuimos directos a dejar mi cámara en la pensión antes de lanzarnos a explorar el Szimpla Kert, una especie de antro con múltiples zonas y que al parecer se montó sobre un edificio abandonado. Es el más famoso de Budapest, era como una verbena de instituto en Gran Canaria, pero con más borrachuzos y tías feas. Por la misma zona también está el Yellow Zebra Bar que fue el lugar en el que seguimos bebiendo hasta casi la medianoche.

Ahí más o menos quedó el primer día y al día siguiente y tras desayunar, nos lanzamos a la carretera, ya que de siempre se dijo que se ve más al caminar y aún más si no te levantas a la hora Virtuditas.

Dentro del Mercado central en Budapest

Nuestra primera parada, ya que nos pillaba muy cerca, fue el mercado Central, una imponente nave en la que los locales adquieren carnes, pescados y vegetales y en la planta alta hay tiendas de recuerdos para turistas. Volvimos a cruzar el Puente de la Libertad y al otro lado subimos hasta la Ciudadela, un monumento en lo alto que es visible desde toda la ciudad.

Szabadság-szobor - Estatua de la Libertad en Budapest

La prueba definitiva de que el mundo sigue lleno de acarajotaos es que allá arriba había un grupo de trileros y pillaban a tontos que creen que saben más que el que juega y sus compinches. Desde la zona hay unas espectaculares vistas del río Danubio a su paso por la ciudad de Budapest. Nos tomamos un cafelito en el lugar y bajamos por una especie de parque mientras la mayoría seguía una carretera más cómoda. Ya a esas alturas habíamos notado que Hungría es un país peculiar, ni de coña ves un negro o un asiático por la calle. Esa gente re-escribe el capítulo de la pureza de la raza sin corte alguno.

Sisi emperatriz en Budapest

Ya hablé bastante de la Sisi en el reciente viaje a Viena así que quien quiera saber algo de eso, que lo busque por aquí dentro. Una vez regresamos al nivel del río seguimos avanzando y cuando llegamos a la altura del castillo de Buda, subimos y lo vimos por fuera. La zona es muy bonita y desde allí también hay unas vistas espectaculares de la ciudad.

Mátyás-templom - Iglesia de Matías

El castillo no me impresionó demasiado cuando estuve hace unos años así que pasamos de entrar y fuimos hacia la zona de la Iglesia de Matías, monumento más interesante y que sí que visitamos.

El patote incorrupto de Juan el Limosnero en Budapest

Tanto meternos con los joputas-terroristas-musulmanes-de-mielda pero conviene recordar que nuestra santa madre iglesia de los presuntos tocadores de niños también tiene su estilo violento y su preferencia por la amputación de miembros y si no, que alguien le explique a Juan el Limosnero como es que le cortaron una pata para ponerla en la iglesia como reliquia. Vamos, que yo voy de cajón al horno crematorio para evitar que hagan con mi asombroso y maravilloso cuerpo algo así.

Vista del Danubio y Budapest desde el bastión de los Pescadores

Enfrente de la iglesia está el bastión de los Pescadores con unas vistas épicas y desde allí hice fotos y algún vídeo también. Después regresamos al nivel del agua, retrocedimos un poco para cruzar el Puente de las cadenas con sus leones y todo y este es el punto en el que he optado por cortar el relato y dejar el resto del día y lo que sucedió al día siguiente para otro episodio. Como mi bondad es inagotable, he juntado todos los cutre-vídeos que hice entre la noche anterior y los momentos del día ya descrito, le he puesto de musiquilla la canción Rent de los Pet Shop Boys, un clásico que todos conocemos y si no lo podéis ver más abajo, el vídeo está en mi llutuve AQUÍ. Este documento nos lleva con vistas de la ciudad de noche junto al Danubio, después subimos a la Ciudadela y hasta vemos de pasada a los trileros, tenemos las vistas de la ciudad desde allí, la Iglesia de Matías, vemos el Danubio y la ciudad y terminamos cruzando el puente de las Cadenas. De cuando en cuando mi amigo el Rubio aparece como extra.

Una respuesta a “Regresando a Budapest y paseando por la ciudad de noche y de día”

  1. Que manera de mover la cámara tío, casi me mareo… 🙂
    Y eso que estaba en el rio, muy grande, que no creo que fuera un barco, a lo mejor un hotel… ¿Sabes lo que era?
    Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *