Koninginnenacht

Todos los años, el veintinueve de abril por la noche, Holanda se despiporra con un evento que dura toda la noche y que moviliza a todo el país. Lo llaman el Koninginnenacht y se puede traducir como la noche de la Reina. Son veinticuatro horas en las que se celebra el cumpleaños de dicha dama, aunque dado que la actual soberana nació en pleno invierno, los holandeses decidieron seguir celebrando el de su madre, la reina Juliana, que era el 30 de abril. A la Koninginnenacht le sigue el Koninginnedag, el día de la Reina.

Esta noche, habrá trenes todo el tiempo, servicio de autobuses, metros, tranvías y demás y casi todos los ciudadanos del país saldrá a celebrar la gran fiesta de la patria, todos vestidos de naranja para honrar a la casa de Orange y la gran mayoría más bien pasados.

Mañana, abrirán las tiendas y supermercados y además se permitirá la venta en las calles sin tener licencia y todo el país se convertirá en un gran mercado en el que chiquillos, padres, tíos y abuelos tratarán de vender todo tipo de morralla inútil que la gente compra con gusto y que tirarán al día siguiente.

En la Koninginnenacht hay escenarios con actuaciones por todo el país y estas se prolongarán hasta las dos de la mañana o así, después continuarán las fiestas en pubs y cafés y muchos empatarán con las celebraciones del día. Es también típico comer unas tartas que personalmente considero bastante mediocres pero que son naranja por encima y por tanto, adecuadas para este día.

Poder vivir en Amsterdam la Koninginnenacht o el Koninginnedag es todo un privilegio y algo que todos aquellos que viven en Holanda deberían hacer al menos una vez. La gente se transforma y por unas horas este país se parece más a alguna república sudamericana que a el tercer exportador de Europa y una potencia del primer mundo.

Y nunca está de más pasarse por el Álbum de fotos del Koninginnedag para ver algunas imágenes típicas de ese día.

Orange Cowboy

Orange Cowboy

Orange Cowboy, originally uploaded by sulaco_rm.

Despedimos esta serie de fotos sobre el Koninginnendag con este vaquero naranja que se aleja de nosotros dándonos la espalda. Este fin de semana añadiré todas las fotos al álbum que hice el año pasado y quien quiera ver algunas más, que se pase por flickr que allí tengo muchas más.

Hay más información sobre Holanda en la anotación Guía para el turismo en Amsterdam y Holanda y también puedes ver el Álbum de fotos del Koninginnedag

Susurros en naranja

Susurros en naranja

Susurros en naranja, originally uploaded by sulaco_rm.

Estamos llegando al final de esta serie de fotos sobre el Koninginnendag. Hoy nos quedamos con esta parejita flirteando en color naranja.

Hay más información sobre Holanda en la anotación Guía para el turismo en Amsterdam y Holanda y también puedes ver el Álbum de fotos del Koninginnedag

Enhuevado

La vida del estudiante es siempre un dechado de sorpresas. Los hay que se enguirran en las clases y que dejan pasar los años perdidos en sus libros y en sus laboratorios sin saber que la vida corre por los pasillos de sus facultades y que todos esos momentos que dejan pasar jamás volverán y también tenemos el caso contrario, los crápulas que concentran todo su esfuerzo en disfrutar su juventud explotando al máximo su exceso hormonal y dejándose caer por clase únicamente para tratar de seducir alguna pobre incauta y empitonarla en los baños de la universidad.

Una cosa que siempre falta a los estudiantes, sean del primer tipo o del segundo, es dinero. Nunca andan sobrados y cualquier entrada adicional es bienvenida. Por aquí arriba, en los Países Bajos, es muy normal que los estudiantes trabajen para sacarse un dinerillo. Te los encuentras en las cajas de los supermercados, de reponedores, en las tiendas de muebles suecas o repartiendo propaganda por los buzones. Algunos son más avispados y se montan campañas para recolectar dinero para la asociación de enfermos del chimpún, por ejemplo y abusan de la generosidad geriátrica para sacarles los cuartos a esas amorosas ancianas a las que seducen desde el momento en el que les abren la puerta y ellos las miran arrebolados como si estuviesen ante una diosa en la plenitud. Otros, menos dotados para estas artes, también buscan dinero aunque de una forma más sacrificada.

Enhuevado

Enhuevado, originally uploaded by sulaco_rm.

En el día de la reina, en el Vondelpark nos encontramos con el chaval de esta foto, uno que ponía su careto para que la gente le tire huevos por la módica cantidad de un euro por huevo. Por su aspecto se ve que le fue bastante bien, tanto como para haber hecho en el momento en el que nos cruzamos en su vida alrededor de novecientos euros, según los cartones vacíos que tenían allí y estar a la espera de recibir otros mil euros más en huevos. De todas las fotos que hice ese día esta es sin lugar a dudas mi favorita. En un instante retraté su resignación, su sufrimiento, su voluntaria tortura por el vil metal. Es una pena que las fotos no sean como en las historias de Harry Potter porque lo veríais temblando, no sé si de frío o de la tensión acumulada mientras aguanta estoico los impactos que recibía de parte de un grupo de ingleses que decidieron gastarse su dinero en huevos para reventarlos sobre este pobre.

Imagino que se siente un hombre objeto, vendiéndose por un puñado de euros para poder ir de copas con los amigos o quizás para comprarse esa belleza de reproductor de música blanco con el que integrarse en la manada. No es el primero ni será el último en hacer algo por la pasta, en renunciar a sus principios y seguir la pista del vil metal.

Huevo en camino

Huevo en camino, originally uploaded by sulaco_rm.

En esta segunda foto vemos un huevo en camino hacia su cara, resuelto a conocer a un joven tan luchador y darle un gran besazo. El huevo patina sobre el aire mientras el joven cierra la boca para no engullirlo. El tablón que protege su cuerpo muestra los impactos de decenas de visitas previas que no llegaron a cumplir su objetivo aunque quedaron bien cerca. El chico lleva unas gafas de submarinismo para que sus ojos no padezcan por una afición tan violenta y salvaje.

Yo no tendría los redaños suficientes para quedarme allí mirando como se acerca el proyectil. Retiraría la cabeza y posiblemente no conseguiría recaudar ningún dinero pero que se le va a hacer, uno no lo puede hacer todo en este mundo.

Hay más información sobre Holanda en la anotación Guía para el turismo en Amsterdam y Holanda y también puedes ver el Álbum de fotos del Koninginnedag