Sobre el Vaticano, junto a la tumba de San Pablo y al ladito del Coliseo

El relato comenzó en Volviendo a Roma y la sorpresa de la Domus Romane

Si yo fuera como alguno de los intelectuales que comentan por aquí, el domingo me habría levantado a las nueve y media de la mañana en el hotel para apurar el cuarto al máximo y después habría ido por la ciudad con una pachorra de leyenda. Por suerte no soy así y a las siete y diez de la mañana estaba liberando el jiñote antes de ducharme, desayunar y a las ocho ya estaba en la calle para tomar una guagua que me llevara a la zona del Vaticano. A esas horas y ese día no hay tráfico y te deja mucho más cerca que el metro, aparte de darte un paseo por la ciudad. Mi objetivo era subir a la cúpula del Vaticano, algo que hice en el 2006 por última vez. Me esperaba unos controles de seguridad terribles pero resultó que no, que es más de lo mismo y pasé al instante. A esa hora no hay cola para subir a la cúpula del Vaticano y compré mi entrada con ascensor por aquello de ahorrarme un puñado de escalones. Después de tanto tiempo se me había olvidado que hay que subir un montón de escalones, aparte de caminar por sitios estrechos porque la cúpula en realidad son dos y el acceso es por el espacio que hay entre ellas.

El Vaticano y Roma desde lo alto de la cupula de San Pedro

La vista desde arriba es espectacular, como se puede ver en el vídeo. El día ayudaba, sin lluvia. Roma es aún más mágica desde allá arriba. En el vídeo se pueden ver un poco los jardines del Vaticano que visitaré la próxima vez si no llueve.

En la azotea del Vaticano

Al bajar, aproveché para hacer fotos de la cúpula desde la azotea y también hice el vídeo que probablemente acabáis de ver. La cúpula es una maravilla y el poder subir y estar tan cerca siempre me ha fascinado. Del Vaticano siempre me pregunto si hay alguna razón específica para que la basílica no tenga campanario. Es la principal iglesia y carece de una torre gigantesca a su lado con unos campanotes brutales con los que aterrorizar a los vecinos.

Dentro del Vaticano y la cúpula por dentro

Ya que estaba por allí, entré al vaticano, en donde había una misa y las multitudes de turistas habituales. Por supuesto, todo quedó documentado en este vídeo.

Si alguno no lo ha notado, tenía un frenesí de vídeo increíble y claro, por mucho menos reconocen hasta los cantos del suelo que este es el mejor blog sin premios en castellano, por la variedad y calidad del contenido infame que pongo sin prisa ni pausa. Pensé que si hice tres vídeos, podía añadir un cuarto en el que se viera la genial Pietà de Michelangelo, la famosa tortuga Ninja.

La Pietà vaticana y el baldaquino

El vídeo está aquí. Aunque te puedes pegar todo el día dentro del Vaticano maravillándote con todo lo que han apañado por allí, decidí seguir mi ruta, aunque antes de marcharme hice otro pequeño vídeo, el QUINTO, por si alguien no está contándolos, en la plaza del Vaticano. Ya tenían el dichoso árbol navideño, aunque aún no le han puesto los adornos.

En la Plaza del Vaticano

El vídeo está aquí. Para el siguiente segmento de mi ruta opté por el metro, aunque tenía que cambiar de línea en Termini ya que iba hasta la parada de Basilica S. Paolo para visitar la Basilica Papale San Paolo fuori le Mura, una que había logrado pasar bajo mi rádar hasta este momento, quizás porque te obliga a alejarte algo del centro.

Basilica Papale San Paolo fuori le Mura

La basílica tiene una entrada preciosa y dentro hay un mosaico increíble, que por supuesto, podemos ver gracias a otro vídeo ya que hoy estamos tirando la keli por la ventana.

Misa dentro de la Basilica Papale San Paolo fuori le Mura

En el vídeo, que está aquí, no solo se puede ver el fabuloso mosaico sino que me acerco al lugar en el que hay expuesto un cacho de cadena con la que sujetaron al colega y se ve el lugar por el que se puede ver el sarcófago que dicen contiene a San Pablo. Aunque esta iglesia está en territorio italiano, es propiedad del Vaticano y al entrar en ellas se tiene la misma inmunidad que si entraras en el Vaticano. En su interior hay un bonito claustro de monasterio y la visita es muy interesante.

Desde allí volví a usar el metro para ir en dirección de vuelta un par de estaciones hasta la parada de Piramide. Como todos sabemos, el nombre de la estación le viene por la Piramide di Caio Cestio

Piramide di Caio Cestio

Aunque lo primero que piensa uno es que los romanos se apañaron la pirámide en Egipto y se la trajeron para su villorrio, nosotros los eruditos sabemos que esta pirámide se construyó allí entre el 18 y el 12 antes de Cristo y que era la tomba de Gaius Cestius, famosísimo por ser el ganador del Primer Gran Hermano y por otras muchas cosas. Yo de siempre había pensado que no se podía visitar (y tenía razón) pero al parecer desde mayo de este año se puede ir un par de sábados al mes con visita reservada, con lo que ya añado esto para una próxima visita a Roma.

Porta San Paolo

Obviamente, cuando pasas por allí también te detienes a ver la Porta San Paolo, que está pegadita a la Pirámide y de hecho hasta se podía ver en el fondo de la foto de la pirámide. Mi visita a la zona era para ver el Cimitero Acattolico di Roma ya que hasta no hace mucho, josdeputa terroristas musulmanes y otra chusma pagana e incluso los protestantes tenían prohibido el reposar después de muertos dentro de la ciudad y para algunos de ellos se les habilitó este espacio.

Tumba de John Keats en el Cimitero Acattolico di Roma

Uno de los residentes más famosos del cementerio es John Keats y yo me acordé enseguidita de que vi su película y como en la mejor bitácora sin premios en castellano está todo muy pero que muy documentado, aquellos que quieran verificar la información se pueden leer mi opinión de la película Bright Star.

Cuando acabé la visita del cementerio fui andando hasta el Gran Priorato di Roma dell’Ordine di Malta, al cual no se puede entrar pero que mirando por el ojo de la cerradura de su puerta hay una vista increíble de la cúpula del Vaticano, que queda perfectamente enmarcada. Es el Buco della serratura. Había algo de cola pero la hice, tomé una foto con mi cámara grande y escuché las necedades de los gringos que había en el lugar. Justo al lado está el Giardino Storico di Sant’Alessio, desde el que tenemos la misma vista y mucho más, como queda reflejado en la siguiente foto:

Vista desde el Giardino Storico di Sant'Alessio

Desde allí me fui en guagua a la Basilica di San Giovanni in Laterano, la sede de los Papas antes de que se construyera el Vaticano, edificio que está fuera de Italia (tecnicamente pertenece al Vaticano) y además, la parroquia oficial del Papa, como todos sabemos, obviamente. Esta basílica cada vez me gusta más y he tomado la costumbre de pasar por el lugar. Desde allí fui en guagua a la zona del Coliseo, otra de mis favoritas.

Arco di Costantino y Colosseum

Este es uno de los lugares en los que sientes la magia de la historia.

Junto al Arco di Costantino y el Colloseum

Por supuesto, no vamos a mancillar la leyenda del blog y tenemos un vídeo asombroso y fabuloso a la par que majestuoso y que podéis ver aquí. Desde allí fui en metro hasta Termini, recogí mi mochila en el hotelucho, me fui al supermercado para aprovisionarme de queso, harina, gomas de cafetera y salchichón, fui a la estación y me compré un billete para el tren a Fiumicino, me compré un bocadillo de pata de cerdo que estaba del copón y seguí mi camino hacia el lugar desde el que salta uno al aire. Pasé el control de seguridad, encontré la puerta de embarque y me senté allí a ver vídeos y esperar que anunciaran el retraso del vuelo, ya que si hay algo que uno sabe con certeza cuando vuela con Buelin, es que siempre hay retraso. Ese día solo fue de cuarenta minutos. Al llegar a Schiphol, seguí en tren hacia Utrecht y desde la estación a mi casa en guagua y así terminó mi muy pero que muy aprovechada visita de dos días a Roma, la ciudad más que eterna y a la que espero volver pronto.

2 opiniones en “Sobre el Vaticano, junto a la tumba de San Pablo y al ladito del Coliseo”

  1. Esta vez si que te has portado del carajo con la generosa profusión de vídeos, los primeros de la cúpula tienen un ruido del copón sin bendecir, supongo que el causante seria el viento, porque los de interior no tienen ese ruido.
    Ese bocata podría ser un arma secreta antiterrorista de los de Alá, los malos, que los hay buenos como todo el mundo sabe, en realidad sin la malloria, según dicen…
    Salud

Comentarios cerrados.