Buceando en el puerto de Sardina del Norte 4

No hace falta indicar, porque eres un profesional de las internetes, que te has visto Buceando en el puerto de Sardina del Norte 1, en donde está la primera parte de esta inmersión.

Ya lo dijo aquel sabio tan grande que todo final tiene algún principio y si vas al principio que está sobre estas líneas y sigues avanzando haciendo clic en el enlace que siempre encontrarás al final, llegarás a este mismísimo punto, que es el final de las dos inmersiones en el puerto de Sardina del Norte, en Galdar, naturalmente, en la isla de Gran Canaria. Para aquellos que siempre se están quejando sobre los vídeos de buceo, que yo hago con gran gusto para mi y disgusto para ellos, les alegrará saber que no es muy largo y está acompañado con la preciosa canción The Oogum Boogum Song de Brenton Wood que descubrí en la película Con amor, Simon – Love, Simon.

Comienza avanzando por los arenales y desde el comienzo vemos una pequeña mantelina a lo lejos y después seguimos buscando otras enterradas en la arena hasta que encontramos una, que su forma se puede ver perfectamente pero por si hay algún acarajotado, la Dive Master provoca un poco de corriente en uno de sus lados y el animal responde. No vimos ningún tiburón Ángel ese día, o estaban tan bien escondidos que se nos escaparon. Después vemos una barracuda pasar en un lugar infectado de peces, que parecen muy ocupados en ir a algún sitio y nosotros seguimos a lo nuestro, acercándonos a una roca en el medio del arenal y que nos lleva al final, con una nueva anémona y un cangrejo que estaba escondido a su lado.

Todavía me queda por poner los vídeos de la inmersión única en Granada que hice hace un mes, pero tendremos que esperar al menos una semana para verlos.

La vista desde el barco en Ao Nang

Comenzamos con otra zona de Tailandia y nos vamos al sur del país, que hasta ahora solo hemos estado en el norte. Me salto la capital para una serie posterior y aunque volé a Krabi, me quedé en Ao Nang, que está cerca y tiene una zona natural preciosa en los alrededores. Desde allí hice alguna excursión y comenzamos la serie con la vista desde el barco cuando salíamos hacia el mar abierto. Esta serie va a ser una sucesión de más de lo mismo, con estructuras naturales fantásticas y agua e islas por un tubo.

Publicada el
Categorizado como Krabi

La keli de paquete

No hace mucho tiempo tuvimos una serie de casas flotantes holandesas, casi todas en la ciudad de Utrecht, que aunque no es famosa por las susodichas, tiene unos cuantos canales en los que se permiten, o se permitieron en su día, se les dio conexión eléctrica, de agua, de gas y de alcantarillado y hasta un número de buzón. Ahora, hasta donde yo sé, no se están dando permisos para nuevas casas y las que había son las que seguirán existiendo y si alguno quiere tener una de esas kelis, la tiene que comprar en el mercado inmobiliario, con lo que en muchas ocasiones, cuando alguien la vende, lo que en realidad quiere el comprador es el permiso de anclaje, el lugar para tenerla y no tanto la keli flotante en sí misma. Por eso, es normal que los que compran uno, inmediatamente encarguen a alguna de las empresas que hacen estas casas flotantes el proyecto y compren una keli nueva, como la de la foto, que se hace en una fábrica en algún lugar de los Países Bajos y después se trae remolcada hasta el lugar en el que la ubicarán. La que vemos en la foto es relativamente pequeña y está en la entrada del centro urbano de Utrecht, ya que todas las casas que traen, han de pasar por una ruta determinada de puentes para llevarlas a su ubicación definitiva y este es el punto de entrada. Tienen que pedir permiso a la ciudad y les asignarán una cierta franja horaria en la que les irán abriendo determinados puentes y por supuesto, tendrán que pagar por la apertura y cierre de los mismos, como los barcos. La última vez que vi una keli de paquete en este lugar, después la llevaron al canal por el que yo paso a menudo camino del cine y la plantaron allí, tras quitar la vieja. La parte inferior de la keli flotante de la foto es de hormigón y la mitad derecha tiene un piso inferior, del que se pueden ver cubiertas con maderas las ventanas que hay en esa parte y que están en la parte superior.

Álbum de fotos del Caminito del Rey

Hemos tenido una curiosa serie veraniega con las fotos de la excursión que hicimos una mañana de sábado del final de enero por el Caminito del Rey, un lugar que es espectacular y que merece la pena visitar. Todas las fotos de esa serie están agrupadas en este álbum. Aunque vemos las fotos en el 2021, la visita fue hace unos años, antes de la pandemia. Supongo que también habrá una gran diferencia entre ir en enero, como fuimos nosotros, que es invierno y no hay tanto calor, o ir en julio o agosto cuando el sol pega que no veas y aquello se debe convertir en un infierno.

Publicada el
Categorizado como Málaga