Categorías
Reality sucks

A ver si se cansan ya …

Resulta que los europeos somos unos bárbaros, que los chinos son lo peor, como demuestran en Hong Kong continuamente, que la policía española es como la constatación de una dictadura militar y fue hasta denunciada por chusma y gentuza de la peor como la zorra aquella que fingió que le partieron los dedos y no le partieron y después, el Imperio, el país que lidera el mundo, el país que nos controla a todos y que decide lo que está bien y lo que está mal, esos son perfectos. O lo eran, porque la semana pasada, de repente, un puñado de gente descubre y se horroriza por algo que sucede allí desde siempre, no es algo reciente, no es algo de hace dos semanas, o dos meses, o dos años, o dos décadas, es lo que ha sucedido siempre y lo que han permitido todos, los que se manifiestan y claman ahora como iluminados y los que lo hacían. También tengo claro que poco o más bien nada va a cambiar, lo seguirán haciendo porque mola mucho salir a la calle y gritar y patalear pero después, como les mentes que se les va a meter una familia de esas en su barrio, se monta una pelotera. Y sobre la poli de ese país, hay cien años de cine que nos muestra una y otra vez como se las gastan, es incluso un género cinematográfico y algo que solo los estúpidos ignoran. Yo la primera, la segunda, la tercera, la cuarta, la quinta y la sexta vez que fui a los Estados Unidos si hay alguien a quien no quería cruzar era a la pasma, tenía claro que la policía es un grupo de rufianes y gentuza de la peor, de calaña truscolana, que hacen contigo lo que quieren y que igual acabas como un nuevo guión para una nueva película que se verá en todo el mundo y no cambiará nada. También me sorprendió lo rarísimo, que no raro, que era ver en las calles a parejas en las que uno de los dos es negro. Ya viviendo en los Países Bajos, cuando estuve allí, lo flipé porque jamás me crucé con una de esas parejas, en el metro, en grandes ciudades, no parecen existir porque todos se juntan con los suyos. Es también un país en el que cualquier pollaboba al que le preguntes, te suelta que tiene un seis por ciento de judío, un once por ciento de irlandés, un cuatro por ciento de italiano, un veinte por ciento de alemán y bla, bla, bla. Y a los otros, a los negros, te dicen, después de llevar cientos de años allí que son afro-americanos. Es un país construido en la separación y jamás cambiará, más bien, se destruirán unos a otros y como tienen armas nucleares, su destrucción nos llevará a todos por delante o por detrás.

Espero que esta semana salga un nuevo MEME y podamos pasar página, eso no se va a arreglar, lo sabemos todos, así que es una completa pérdida de tiempo. Para algunos, los que clamaban que los defendieran por la brutalidad de la policía española y exigían que la misma ONU bajara a poner orden, esos ahora seguro que mantienen un perfil bajo, que si la ONU no se involucra en un país en el que hay más armas que julays y en el que primero se mata y después se pregunta, tampoco lo va a hacer en uno en el que han lavado el cerebro a dos generaciones de gilipollas y se han inventado algo que no existe.

Y aquí, desde mi trono supremo en los Países Bajos, miro en la empresa que me paga la nómina y yo soy el único que nació en África y puedo confirmar y confirmo que en reorganizaciones anteriores se puso de patitas en la calle a los que venían de más abajo en ese continente y a uno que importaron desde Malasia y que nos vendieron a todos como un tigre y resultó más bien un fiasco, que el color lo tenía, pero no la agilidad, la velocidad ni la inteligencia del tigre. En esa misma empresa, una vez acabaron con las anomalías les llegó el turno a las hembras, de las que nos queda un puñado escaso y que como se mantienen los baños separados, algunas de ellas tienen dos baños para uso exclusivo de una persona por ser la última de esa planta. Mejor no preguntes al resto de trabajadores de esa planta a quién deberían echar el próximo, la respuesta es más clara que el agua.

Por sulaco

Maximus Julayus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.