Ana y el apocalipsis – Anna and the Apocalypse

El último estreno sorpresa del año es siempre la semana antes de las navidades ya que durante las dos semanas de vacaciones escolares, no lo hacen y para esa noche tan especial siempre procuran poner alguna película navideña o así. Este año, cuando a través de los cauces secretos habituales se supo el nombre, ya viendo la foto de la película te daban escalofríos y yo ya fui al cine con el bote de vaselina para evitar el dolor, porque estaba convencido que nos iban a joder a conciencia. La película es Anna and the Apocalypse y en España se estrenó hace un par de semanas con el título de Ana y el apocalipsis, supersolo porque es la traducción directa en lugar de llamarla Ana y truscoluña no es nación.

Una julay acarajotada las pasa putas visitando Vecindario capital de Mordor

En un poblacho del Brexit vive una pava que no ve la hora de marcharse de allí y de repente y de la noche a la mañana, todo se escoña cuando hay una especie de epidemia mundial que convierte a casi todo quisqui en zombies y la pava y sus amigos tendrán que hacer de todo para sobrevivir y matar a otra gente. Eso sí, cantando y bailando.

Nada más empezar la película se pone un chamo en el instituto a cantar y yo creo que se marchó un tercio de la sala. Para cuando llegamos al final de la película no llegábamos a la quinta parte de los espectadores que comenzamos. El problema con los musicales es que o te gustan, o los odias y este además es como de bajo presupuesto y cuando se ponen a cantar parece un programa de variedades de la tele española con todo el mundo haciendo playback, que se ve perfectamente que los labios no están sincronizados con el sonido. La historia es chorra, pero chorra y está mal implementada, con ratos que se hacen aburridos, con escenas que estiran demasiado y pierden la gracia y hay numeritos de baile y canto ridículos y RIDÍCULOS, que se les fue un poquito la mano con el cutrerío. Lo mejor es cuando matan zombies, esas escenas reventando cabezas son fabulosas pero incluso en ellas se puede ver claramente que no había presupuesto para efectos especiales e hicieron lo mejor que pudieron. Todos los protagonistas son perfectos desconocidos y por desgracia el que hace el papel del mejor amigo de la chica, un tal Malcolm Cumming es terrible, es que el pobre está claro que no le dijeron que debía cantar y bailar y cuando lo intenta es que no puede, no puede. Hay otro chamo, que tiene un papel raro porque parece una relación de odio y casi al final nos enteramos que quizás sea amor, que es como un cromo, guapito pero sin músculos en la cara que pueda mover. Por lo demás, esto es serie B para perder un rato sin más.

Igual si la alquilan o la ven por la tele, algunos de los miembros del Clan de los Orcos, si la pillan empezada y en una escena de matar zombies, se ríen, pero cuando les pille el primer numero musical saldrán por patas. No es cine para sub-intelectuales con GafaPasta.

Una respuesta a «Ana y el apocalipsis – Anna and the Apocalypse»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.