Anuncios dramáticos y no tanto

Aunque cualquiera que mire las anotaciones publicadas durante el fin de semana verá que hubo dos el sábado y dos el domingo, lo cierto es que no aparecieron en el mejor blog sin premios en castellano hasta el domingo al mediodía o así porque desde la madrugada del viernes al sábado éste lugar dejado de la mano de algún Dios estuvo bajo el ataque de truscolanes y podemitas o eso que llaman ataque de denegación de servicio, seguramente por decir que truscoluña no es nación y por desearle, todo lo peor, siempre a la rata cobarde y asquerosa que se oculta en güaterlú y que folla rumanas porque le dan asco las truscolanas, como a todos nosotros. Para salir de ese agujero obscuro o casi negro, he tenido que modificar algunas cosas y ahora, la puerta de entrada al lugar en el que nada es lo que parece tiene un cerrojo que te para las pezuñas en seco durante unos segundos, para que esos que lanzan el ataque sistemático se vean obligados a usar velocidad de tortuga. El sistema es un poco molesto pero esto es lo que hay y por ahora, viviremos con ello, que más vale sufrir un poco y tener contenido que la nada. Aunque no pude publicar, en realidad lo escribí todo y en el microinstante en el que fue posible, publiqué las cuatro anotaciones con sus horas respectivas y por eso parece como que aquí no pasó nada.

Y el otro anuncio es que desde el miércoles de esta semana y durante algo más de dos semanas, el Elegido se teleporta a Gran Canaria. Por culpa de la movida del sábado, no he podido preparar las cantidades masivas de contenido enlatado pero aún así, están garantizadas las fotos de martes a viernes, que serán de elefantes en una reserva para los susodichos cerca de Kanchanaburi. Es posible que añada algunas anotaciones más y el resto, lo improvisaré desde la isla redonda o no habrá nada.

Para poder ir, cumplo con todas las condiciones exigidas para el regreso a España, estoy vacunado, hace más de catorce días y tengo mi pasaporte de vacuna europedo:

No sé por qué pero como que en el código QúeRre hay un mensaje subliminal. A propósito, cuando usaba el programa español para crear mi código QúeRre que supuestamente revisan al llegar a España, querían escanear mi código QúeRre de la vacuna, que está dentro de otro programa y no se pueden hacer pantallazos, así que acabé teniendo que descargar el documento a mi PéCé y completando el registro para España. Seguramente seré el único que se ha tomado todas las molestias y en el aeropuerto habrá un coro de plañideras llorando porque no lo hicieron en casa y sin un ordenador de por medio es prácticamente imposible. Comentar que en este viaje saldré de un aeropuerto neerlandés y regresaré a otro y ninguno de ellos es el de Amsterdam, que los horarios me son más favorables por esas alternativas y además ahorro guita. También decir que como ahora se viaja tan poco, añadí el suplemento para maletón de veinte kilos y elegir asiento y puedo confirmar y confirmo que tengo ventanilla y el Ancestral, algún día de agosto, podrá ver algún vídeo de esos tan aburridos.

Y otro anuncio dramático, en este momento no hay ningún episodio encolado en cierto podcast que YO NUNCA reconoceré que hago. Espero tener tiempo mañana para cerrar la primera temporada con el decimotercero episodio y después me tomaré un par de meses de descanso para preparar nuevo contenido, que hacer cada uno de esos requiere bastante tiempo y son gratis, así que nada de quejarse.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Bueno, bueno, tampoco es tanto drama, y no te preocupes que ya me ocupo yo de dar contenido al Blog desde el área de comentarios. Va a ser duro con tantas fotos de Virtuditas paquidermos peeeeero se hará lo que se pueda

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.