Así nos va – And So It Goes

A mediados del siglo pasado, las comedias eran todo un arte y había grandes directores que creaban clásico tras clásico con las estrellas de Hollywood. Eran películas en las que te reías por lo que decían y por como lo decían, con guiones muy trabajados y que camuflaban críticas sociales o políticas. Todo eso se perdió después de los ochenta y en este siglo, con el auge de los orcos y su neurona única y que encima es estúpida, solo nos quedan los efectos especiales. Hace poco se estrenó una comedia que intenta llevarnos a aquellos tiempos. Se trata de And So It Goes y creo que en España se estrena en octubre con el título de Así nos va.

Un julay pleistocénico quiere chingarse a la vecina jurásica

Un tipo que vende casas y que es un borde que no veas se entera que tiene una nieta y como su hijo va a la cárcel, se la endiña por un tiempo. El tipo no quiere nada que ver con la niña, que acaba viviendo con una vecina que se harta a llorar todos los días porque echa de menos a su marido muerto y el calorcito tan grande que le daba el salchichón en los bajos y con movidas así, las cosas se complicarán más y más y mucho más.

El director Rob Reiner arrastra una ristra de peliculones que dirigió a finales de los ochenta que no veas. El problema es que después se le pasó la chispa y aunque lo intenta no lo consigue. En este caso eligió como pareja protagonista a Michael Douglas y Diane Keaton y pese a que los dos lo hacen bien, no hay química entre ellos. Son actores haciendo su trabajo y eso se nota demasiado. La película tiene demasiados momentos extremadamente blandengues y una traca final patética que jode todo lo que han conseguido hasta ese momento. En principio este era cine pensado para gente madura que sabe apreciar este arte pero lo intentó camuflar tanto para acceder al grupo de jóvenes que acabó por corromperlo. Entre lo predecible que es y que los momentos dramáticos ahogan la comedia, sales del cine pensando que pudo haber sido una gran historia que se ha quedado en una película normalita. Por desgracia no se puede decir mucho más. La historia es sencilla y fácil de adivinar, los actores hacen su trabajo, pero falta la chispa que te enamora de una película.

No es cine para los miembros del Clan de los Orcos, sobre todo porque ellos no se hablan, se gritan y dudo que puedan comprender la mitad de los diálogos. Quizás se el tipo de película que van a ver los más nostálgicos sub-intelectuales con GafaPasta. Para los demás, algo para ver cuando lo pongan por la tele. Te gustará pero no te encantará.

Publicada el
Categorizado como Cine

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

  1. Seguro que Diane Keaton aparece mas de una vez con el suéter de cuello alto blanco de toda la vida, lo raro es que no lo lleve en el afiche 🙂
    Peli a olvidar
    Salud

Los comentarios están cerrados.