Bici con mega-cesta de carga delantera

Desde tiempos prehistóricos he tratado de mostrar a los dos CuloCochistas que comentan en el mejor blog sin premios en castellano que hay infinidad de variantes de bicicletas que se pueden usar para llevar cantidades considerables de carga y que son ecológicas, aunque nunca logré convencerlos de verdad y esos dos, donde se ponga un coche y a ser posible diesel de los de antes, que se quite lo demás. Hoy tenemos una de esas bicis que de repente se quedan olvidadas en las calles y los canales de Ámsterdam y esta se sabe que está olvidada porque la rueda trasera, si os fijáis, ya no tiene aire. El dueño tenía como un ramalazo de artisteo y le pintó las ruedas y la estructura e incluso la cadena, que tiene un verde horripilante. Lo que nunca antes jamás había visto es la estructura por delante para poner un montón de carga, estructura que está fijada del cuerpo de la bici y no del volante, algo obvio si os fijáis en la dirección que apunta la rueda y el susodicho volante y como no es la misma que la cesta. Antes de comenzar esta serie eterna de bicis, un día que estuve en el centro de Utrecht, vi a un novio llevando a la novia vestidita con su traje blanco de no virgen subida al volante en una estructura similar y el pobre chamo aquel que sudaba su traje para arrastrar las lorzas de la pava con la que quería firmar un contrato de empetamiento legal y no remunerado por vez. Supongo que a partir de una cierta cantidad de peso, la bicicleta se tiene que volver bastante inestable en las curvas, más que nada porque el centro de gravedad se desplaza peligrosamente a la parte delantera. Esta tiene toda la pinta de ser una bici tuneada y nada que se pueda comprar comercialmente en tu cadena favorita.

Publicada el
Categorizado como bicicletas

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

  1. Pues mira por donde, cuando voy camino de los 80, estoy decidido a comprar una bici, eso si, eléctrica, como hace tantos años que no montaba en una, el otro dia tomé una de mis nietos e hice la prueba sin motor, era como si nunca hubiera dejado de andar en bici, me sentí genial, y lo grande vino cuando mi nieto me conectó el motor en la minima fuerza, en el 1, me quedé a cuadros, la bici casi andaba sola.
    Muchos te quedaríamos eternamente agradecidos si hicieras una entrada, pero ya, abandonando el castillo de la tortura por unos días, con tus consejos de experto recomendando los tips principales que hay que tener en cuenta al tiempo de elegir la compra del modelo o tipo de bici.
    Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.