Big Boys

Lo mío con las series de televisión es casi tan sencillo como ir a IMDb o TMDB, buscar el título de la serie y fijarme en los géneros en los que la clasifican. Si no es terror, ciencia ficción o comedia, es muy probable que no pase el primer corte y solo podré descubrir la serie si llega a través de recomendaciones de la gente o por los podcasts de cine y televisión que escucho, que son varios y a través de uno de esos fue como me enteré que algo tan maravilloso como Big Boys existía. Es una serie nueva y creo que por ahora no está previsto el estreno en España, pero vamos, que igual cambia la cosa porque tiene una puntuación escandalosamente alta en IMDb.

Un pavo que es julandrón pero rescondido en el armario y que está amargado y deprimido porque se murió su padre, se tiene que ir a la universidad y vivir allí. En el lugar conoce a otro chamo algo más pureta que él, este no julandrón y que es prácticamente su opuesto en todo y de alguna manera, se hacen amigos inseparables y a partir de ahí, veremos en seis episodios de veintitrés minutos su año universitario, saltando en el tiempo entre episodios y siguiendo a estos dos inadaptados que de alguna manera, cristalizan una auténtica amistad y se rodean de un círculo de amigos variado y fascinante.

Prácticamente me vi la serie de un tirón y en algunos episodios aullé y grité y me descojoné porque aunque el primer episodio, que es en donde nos presentan a todos y escuchamos de los dramas de cada uno, no te ríes mucho ni te esperas demasiado, después pisan el acelerador y es descojonante. El julandrón está frito porque se la empeten hasta los pelos de los güevos pero nunca llega a atreverse y el otro, que llegó a la universidad deprimido y tomando una medicación que tiene el efecto secundario de la impotencia, así que se desvive a comer potorros a las estudiantes y se crea entre ellas una reputación legendaria, en la que ninguna se acuerda de su nombre, pero todas hablan maravillas de su maestría en el asunto, mientras él está amargado porque lo que quiere es mojar y chingar hasta quedarse exhausto. Esto fue un sorpresón, una comedia con corazoncito pero que nunca se olvida que es una comedia y nos lleva por situaciones ridículas todo el tiempo, sin miedo a barbaridades ni tropelías, seguramente porque es británica, que de haberla rodado en los Estados Unidos habrían echado el freno de mano, el de pie y hasta el de emergencia en muchas ocasiones.

Yo creo que los miembros del Clan de los Orcos se pueden descojonar viéndola, aunque igual se sienten aludidos. Definitivamente sorprenderá a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. A mi tambien me gusta la pinta que tiene.
    El corrector te ha fastidiado, eso de » británcia», me parece que en realidad es «británica» ¿No? 🙂
    Salud

  2. Genín, ya lo arreglé, últimamente el corrector está obsesionado con marcar los adverbios para que les ponga coma y pasa de los otros errores.
    Montse, como no está producida por una de las plataformas digitales, alguna la comprará o llegará a la televisión convencional, que esto lo dieron en UK en la tele de toda la vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.