Black-ish

De las series que aún siguen en emisión, esta es una de mis favoritas y puedo confirmar y confirmo que estoy al día esperando el episodio de la semana que viene. La he seguido desde su primera temporada y su primer episodio, ya que por suerte, la descubrí pronto, algo que es posible que suceda cuando me entero que hay una serie nueva, decido ver el primer episodio si es de ciencia ficción, terror o comedia y si me gusta, ya sigo. Se trata de Black-ish y tengo entendido que en España se estrenó en diciembre en alguna de las plataformas.

A lo largo de las siete temporadas que llevamso, una familia de eso que ahora llaman personas de color pero que todos en la intimidad identificamos como una familia de negros, en este caso de clase media-alta, van teniendo todo serie de movidas histéricas y requete-chifladas en su keli y en el trabajo del marido, que es publicista en una firma en la que tenerlo a él es como ser una compañía que integra todas las razas.

Lo mejor que hicieron en esta serie fue el conjunto familiar. Son un grupo fantástico y al tener a los abuelos, los padres y los hijos en diferentes edades, hay temas de todo tipo y en los ciento sesenta y pico episodios que llevan los hemos visto. Es también una de las pocas series o mejor dicho, la única serie que sigo que ha reconocido la existencia de la pandemia podemita-truscolana mundial y en esta última temporada se han referido en varias ocasiones a la susodicha, incluso con momentos de aplausos a la madre, que trabaja en un hospital. La hija mayor hace unas temporadas que se fue para su propia serie y ahora es el hijo mayor el que abandonó la universidad para tomarse un año sabático en el que intenta decidir qué quiere hacer con su vida. Tienen dos niños pequeños (ya no tan pequeños porque los he visto crecer durante siete años) que son fabulosos y los abuelos han siempre sido de lo mejorcito.

Esta es una comedia que nos recuerda todo el tiempo que los negros no lo tienen tan fácil en gringolandia y que trata temas raciales una y otra vez. Tras siete años puedo decir que sigue siendo una de mis favoritas y que no me canso de verla. Al ser una telecomedia, debería gustar a todo el mundo salvo a los racistas, que esos seguro que apagan la tele cuando vean todo este despliegue de otra raza.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.