Brooklyn

Cuando hice la fabulosa y fantástica La quiniela de los Oscars ya comenté que había visto todas las películas nominadas salvo una, en la que también la protagonista competía a mejor actriz. La culpa es de la distribución holandesa, que retrasaron el estreno hasta esta semana y somos el país anterior al antepenúltimo en el estreno universal de la película. Pese a este obstáculo, el viernes me hice una sesión doble alternativa en Amsterdam y Brooklyn fue una de las dos películas que vi. En España se estrenó hace ya más de tres semanas con el mismo título ya que aunque quisieron llamarla truscoluña no es nación, ese ya estaba pillado por muchísimos otros títulos.

Una julay se pira a gringolandia, se encoña de un americano de origen italiano y regresa a Irlanda y se encoña de uno de los hermanos Weaslye de la saga de CHAPAPotter

Una piba es mandada a los Estados Unidos por su familia porque en Irlanda solo hay hambre, miseria y pelirrojos. La chama las pasa putas al principio y le cuesta adaptarse a su vida pero poco a poco la encarrila y hasta un hijo de emigrantes italianos se encoña de ella porque le gustan las irlandesas. Con su vida resolviéndose y yendo por el buen camino, el malaje de su hermana se muere en Irlanda y decide ir a ver a su madre, aunque previamente hizo algo que no voy a contar. En Irlanda, reconecta con todo el mundo y hasta se encoña de un pelirrojo que le quiere poner la pierna encima para que no regrese. Entre dos amores y entre dos mundos, ella tendrá que decidir por su futuro.

Preciosa. Es una historia preciosa. Desde el primer segundo te engancha y es una de esas películas que nunca dejan de sorprenderte. Me han dado ganas hasta de leer el libro en el que está basada ya que si la película es buena, imagino que el libro es fabuloso. Seguramente gran parte de la culpa la tiene la química fantástica entre Saoirse Ronan y Emory Cohen. No hay un solo momento mientras están juntos en pantalla en el que no crea que están enamorados. Lo suyo fue un flechazo de cine. Ella es una actriz fabulosa y domina las escenas sin dejar que nadie se las pise. Con ella nos reímos, descubrimos nuevas cosas y hasta lloramos. Todo funciona perfectamente. La película pierde un poco cuando ella regresa a Irlanda, más que nada porque añaden demasiadas tramas secundarias que diluyen el buen rollo. Aún así, en todo momento somos conscientes que estamos viendo una gran historia de amor.

Esto puede provocar daños cerebrales severos a los miembros del Clan de los Orcos pero por otro lado, es una de esas que cualquier sub-intelectual con GafaPasta debería ir a ver.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

Los comentarios están cerrados.