La inmersión en la Punta de la Mona, primera parte

Mi última inmersión de buceo, hasta este día del año 2021, fue en la Punta de la Mona, la Herradura, en Granada, con mi amigo Sergio, su hijo del mismo nombre, al que se le conoce como SergiTo en entornos en los que ambos están presentes y con Guido. Llevaba ya unos años tratando de bucear por los alrededores de Málaga, pero como siempre voy con poco tiempo y con prisas, era imposible por las horas que hay que esperar hasta que puedes volver a volar, así que al menos en este caso, el ser un parao ha sido una bendición. El lugar lo eligieron ellos que son los expertos locales y estaba a algo más de una hora en coche, las estructuras metálicas esas a las que son tan aficionados los culocochistas que comentan por aquí.

De todo lo que grabé, saldrán entre dos y tres vídeos, siendo más que probable que sean tres. Decir que la música es la canción I Guess That’s Why They Call It The Blues de Elton John, que creo que no he usado nunca antes en un vídeo. Este documento tan estremecedor comienza con todos en la superficie durante unos segundos, justo antes de descender al fondo del mar Mediterráneo, mi primera vez en ese mar, que yo soy muy del Atlántico, el Índico, el Pacífico y nunca me había sumergido en el Mediterráneo. También decir que hasta el día antes, el mar estaba como un plato y la temperatura era espectacular pero justo ese día entró un temporal de Poniente, con un viento fortísimo que trae agua desde el Atlántico y que enfrió considerablemente la temperatura del mar y además y por las corrientes, lo enturbió. En este vídeo apunto con frecuencia a los otros porque al fin y al cabo, uno no bucea con amigos con frecuencia. De los cuatro, dos somos africanos.

Alrededor del minuto y cuarenta y cinco minutos, en un lugar que parece un portal, tenemos la figura de una virgencita que alguien colocó allí, pero yo creo que le deberían cambiar las pilas y ponerle pilas nuevas porque mira que están entrando musulmanes por ese mar a España, con lo que no está funcionando como debería. Hay bastantes peces, de hecho me lo esperaba mucho más vacío, después de todo lo que me habían dicho. De cuando en cuando se puede ver alguna fula blanca y otros peces que con mi incultura, desconozco su raza. Alrededor del cuarto minuto y cerca del final, Sergio discute mediante señas con Guido la ruta y deciden no seguir hacia la otra parte de la Punta de la Mona porque la corriente era fortísima. Después me lo indica a mí pero es que yo no hablo el lenguaje de las señas, yo soy más de paliquear y cansar la lengua.

Inmersión nocturna en la playa de Tufia 2

Lo propio sería que primero veas el vídeo en Inmersión nocturna en la playa de Tufia 1 y no hagas el truscolán y podemita.

La semana pasada comenzamos mi primera inmersión del 2021, que fue una nocturna y hoy la acabamos, con la segunda parte de la susodicha. Para este épico y legendario vídeo he elegido el clásico de Coldplay titulado Fix You, que por supuesto todos adoramos y somos fans y algunos hasta la hemos podido disfrutar en uno de sus conciertos en directo.

El vídeo comienza con una espectacular anémona con toques rosas, salvo para doverinto, que eso es negro en su escala binaria de colores, o quizás blanco y a su lado hay varios cangrejos araña, diminutos y preciosos, un erizo y varias fulas blancas, que son esos pescados marrones que no blancos, pero es que las fulas negras son realmente negras y yo sospecho que un pariente lejano de doverinto les puso el nombre ese tan poco apropiado. Después tenemos un encuentro extraordinario con una langosta canaria que se escondía y tras esto un grupo de gnomos bajo el agua, que es algo como que muy natural y que puede suceder y sucede. Tenemos un encuentro con un cangrejo ermitaño, que no será el último, ya que habrá otro espectacular. Luego vemos un pulpo escondido en una grieta, que no quería que me lo llevara a la keli de mi madre para meterlo en una olla y el cangrejo ermitaño camina directamente hacia mí en una escena que podría haber salido de un documental de LaDos, perfecta. Este lujo de detalles solo es posible verlos en el mejor blog sin premios en castellano. Seguimos con un bicho en la arena que seguro que si lo tocas te cagas en todos tus muertos y tras esto aparece una sepia en la arena y le jodimos la tarde con las luces. Acabamos de la misma manera que comenzó el primer vídeo, con las vacas marinas. El Ancestral no se tiene que preocupar que aún me quedan los vídeos que hice en la inmersión en Granada hace un mes y medio.

Inmersión nocturna en la playa de Tufia 1

Supongo que por culpa de la buhardilla y toda la actividad frenética que sucedió en el mejor blog sin premios en castellano tras la instalación, se me olvidó totalmente que en enero, antes de volver a los Países Bajos, había hecho una inmersión nocturna en Gran Canaria de la que no hemos visto las imágenes y todos sabemos y resabemos que algunos comentaristas viven sin vivir en sí esperando esos vídeos tan maravillosos, así que hoy llega a nuestras vidas la primera parte de los vídeos que hice durante la inmersión y digo primera parte porque en total grabé casi once minutos y he elegido agruparlos en dos partes. Volvemos a la música de Deep Forest para acompañar las escenas y en este caso es la canción White Whisper.

Comenzamos cerca de la playa por la que entramos, con vacas marinas que aprovechan la noche para darse un garbeo y encontrarse con otras y vemos varias. Después tenemos algún pescado que estaba intentando dormir y pasar desapercibido y a los que la luz que los ilumina no les mola pero que nada. Tras el primer minuto veo que el grupo está muy excitado iluminando algo y me acerco y efectivamente, es un pulpo que tuvo la mala suerte de cruzarse con nosotros por la noche y con todos con linternas, así que el pobre nos padece lo mejor que puede. La escena es larga y al llegar al tercer minuto estamos pero que cerquita. Sobre el cuarto minuto pasamos junto a un portal de Belén que conocemos de años atneriores y que este año estaba acompañado de un erizo y dos cangrejos araña. El tramo final es con una sepia que trataba de huir de la luz pero nosotros la seguíamos. Esos animales son preciosos en el agua, lo cual no quita que sean deliciosos cuando los tienes en el plato. Y hasta ahí llegamos en esta primera parte.

Si quieres ver como acaba la inmersión, salta a Inmersión nocturna en la playa de Tufia 2

Publicada el
Categorizado como buceo

Buceando en el puerto de Sardina del Norte 4

No hace falta indicar, porque eres un profesional de las internetes, que te has visto Buceando en el puerto de Sardina del Norte 1, en donde está la primera parte de esta inmersión.

Ya lo dijo aquel sabio tan grande que todo final tiene algún principio y si vas al principio que está sobre estas líneas y sigues avanzando haciendo clic en el enlace que siempre encontrarás al final, llegarás a este mismísimo punto, que es el final de las dos inmersiones en el puerto de Sardina del Norte, en Galdar, naturalmente, en la isla de Gran Canaria. Para aquellos que siempre se están quejando sobre los vídeos de buceo, que yo hago con gran gusto para mi y disgusto para ellos, les alegrará saber que no es muy largo y está acompañado con la preciosa canción The Oogum Boogum Song de Brenton Wood que descubrí en la película Con amor, Simon – Love, Simon.

Comienza avanzando por los arenales y desde el comienzo vemos una pequeña mantelina a lo lejos y después seguimos buscando otras enterradas en la arena hasta que encontramos una, que su forma se puede ver perfectamente pero por si hay algún acarajotado, la Dive Master provoca un poco de corriente en uno de sus lados y el animal responde. No vimos ningún tiburón Ángel ese día, o estaban tan bien escondidos que se nos escaparon. Después vemos una barracuda pasar en un lugar infectado de peces, que parecen muy ocupados en ir a algún sitio y nosotros seguimos a lo nuestro, acercándonos a una roca en el medio del arenal y que nos lleva al final, con una nueva anémona y un cangrejo que estaba escondido a su lado.

Todavía me queda por poner los vídeos de la inmersión única en Granada que hice hace un mes, pero tendremos que esperar al menos una semana para verlos.