La semana pasada en Distorsiones

La semana pasada hablaba del Aterrizaje forzoso que tuve un día que estaba literalmente volando. Sigue la saga interminable del pintado de mi casa y esta semana vimos Una escalera en gris seda con albahaca y regadera y Una entrada en gris seda. En mi jardín tuvimos El renacer de la catalpa, que ya tiene un señor tronco y en Algo negativo verifiqué lo que ya sabía.

En Kanchanaburi, vimos Otra locomotora en Kanchanaburi y después investigamos La radio secreta antes de entrar en La bajada al paso del Infierno y nos quedamos en El camino en la línea ferroviaria de la muerte.

A falta de Cine, seguimos con series y esta semana les llegó el turno a The Umbrella Academy, Raised by Wolves, la cachondísima Dave y Locke & Key.

La comida que salió de mi cocina fue:

Y así transcurrió la semana.

La semana pasada en Distorsiones

Comenzamos la semana pasada celebrando las 12000 anotaciones del mejor blog sin premios en castellano, algo con mucho mérito porque cuando se daban premios, había cienes y cienes de millardos de blogs y ahora que ya no se dan, han desaparecido casi todos y se ha quedado el mío solito, que por ejemplo el Ancestral ahora copia la anotación de Navidad de un año para otro y se queda tan a gustito. Tuvimos el repaso mensual de las guerras entre comentaristas en Entre navajeros y está claro que al final, solo puede quedar uno en el segundo puesto y por ahora parece que será Virtuditas, que está defendiendo con las uñas negras de los pies ese puesto y como no se las ha cortado en toda la pandemia truscolana y podemita, las tiene como cuchillos con hojas de diez centímetros de largo. En las obras de pintado de mi casa vimos los colores del cuarto con la buhardilla en Marrón, gris y crema y El baño en blanco papiro y crema. En La pruebota tenemos prueba visual de que se puede hacer de otra manera.

En Kanchanaburi, nos vimos Pasando en tren sobre el puente Tham Krasae y todos flipábamos En el tren hacia Kanchanaburi y hasta estuvimos en El interior del tren a Kanchanaburi y nos quedamos con El camioncito tren.

Las series de esta semana fueron la divertidísima Ted Lasso, la fabulosa Normal People, la locura alcohólica de The Flight Attendant y las tribulaciones de Esta mierda me supera – I Am Not Okay with This.

Finalmente, la comida que salió de mi cocina fue:

Y así transcurrió la semana.

La semana pasada en Distorsiones

La saga eterna de trabajar en mi keli continúa con dos nuevos episodios, El día que pintamos los laterales de la buhardilla y los Paneles cremosos. Nos pusimos al día del estado pandémico de la nación en El primer paso del plan requeteque definitivo y tuvimos una curiosidad nórdica en Cagarla por helarte

En Kanchanaburi o más bien en sus alrededores, vimos El puente Tham Krasae y después nos fijamos mejor en La estructura del puente Tham Krasae y entramos a La cueva con Buda Krasae y nos quedamos Caminando sobre las vías del puente Tham Krasae. Esta semana creo que nos montaremos en el tren que va hacia el famoso puente.

Seguimos viendo series de televisión y esta semana le tocó el turno a la mexicana de terror Diablero y después hablé de tres series de documentales fabulosas, The Reagans, El último vuelo del Challenger – Challenger The Final Flight y Europe From Above.

De mi cocina, salieron algunas cosillas:

Y así transcurrió la semana.

La semana pasada en Distorsiones

La semana pasada comenzó con La reconstrucción, pero no de mi casa. Lo que sí que sucedió en mi keli es que Llegó el primer día de pintar y estuvimos Impregnando la madera con pintura de la peor. Durante la semana tuvimos una Curiosidad ciclista y en Como me procrastino explico como mi cerebro interior me impide hacer la declaración de la renta hasta el último momento, aunque siempre me sale a devolver.

En Kanchanaburi, vimos Gente caminando en el puente sobre el río Kwai, seguimos con el río Kwai visto desde el puente sobre el mismo y finalmente nos vimos En el puente sobre el río Kwai y nos quedamos Sobre el puente Tham Krasae.

Sigo hablando de series y esta semana le tocó el turno a tres mexicanas, comenzando por Control Z, seguimos con Oscuro deseo y nos quedamos en la divertida De Brutas, nada. También tuvimos la tradicional y este año aberrante quiniela de los Oscars en la que no vi casi ninguna de las películas nominadas ni siquiera oí hablar de ellas.

La comida que salió de mi cocina fue:

Y así transcurrió la semana.