La semana pasada en Distorsiones

Gracias a la ola de frío que tuvimos en los Países Bajos, la semana pasada estuvo llena de vídeos alucinantes y anotaciones sobre el patinaje sobre hielo, del que sin lugar a duda soy uno de los grandes campeones cien por mil africanos. Todo comenzó en Patinando sobre el hielo en Veluwemeer, seguimos Patinando a trescientos metros de la puerta de mi keli y puedo confirmar y confirmo que el Elegido sale en todos estos vídeos que mira que le gusta chupá cámara y por aquello de quitarnos ya de encima los vídeos de aterrizajes y despegues terminamos Tomando tierra en Schiphol y ni el Ancestral se molestó en comentar el vídeo, que manda güevos. Llegamos al fin de semana con la confusión de Frío y calor y yo qué sé qué más.

En Bratislava comenzamos la semana viendo El lateral de la iglesia azul y nos asomamos a goliznear en El interior de la iglesia azul y de allí seguimos para ver el puente Stary most y nos quedamos en la Puerta de San Miguel. Aunque he ido aligerando el grupo de fotos seleccionadas, aún tengo casi treinta de las que se caerán unas cuantas y volveremos a ver algunos de los lugares, pero en fotos nocturnas. También saldremos de la ciudad para ir a visitar un castillo, al estilo del casoplón de las supremas lideresas podemitas.

Vimos una nueva Bicicleta, La bici con el asiento místico, muy curiosa y pienso que bastante molesta para su uso diario y ya la he añadido al Álbum de fotos de bicicletas.

Durante el fin de semana comenté cuatro series, comenzando con la legendaria Expediente X – The X Files, seguimos con la fabulosa Babylon 5, después le llegó el turno a la épica y apoteósica Firefly y acabamos con la más reciente Stranger Things.

De mi cocina salieron algunas cosillas:

Y así transcurrió la semana.

La semana pasada en Distorsiones

Cada semana tiene su propio ritmo y el de la que acaba de terminar lo marcó la nieve y el hielo, gracias a un temporal que llegó del mismísimo polo y que nos regaló una semana de ensueño blanco y helado que me ha permitido alcanzar nuevos niveles en mis rutinas diarias. El aspecto del jardín de mi casa se puede ver en Haciendo camino en la nieve y en Corriendo en un mundo helado tenemos algunos de los problemas logísticos. Comenzamos la semana con el vídeo Sobre Brujas y Rotterdam cuando volvía a casa desde Gran Canaria y siguió Sobrevolando el sur del Randstad. Aún queda el aterrizaje. Hubo hueco para añadir una nueva receta en Mi pequeño libro de recetas de cocina. Se trató de un Pollo agridulce hecho con la olla exprés.

En Bratislava vimos El Slavín y desde allí una preciosa vista del castillo de Bratislava desde el Slavín y después bajamos a horrorizarnos con el Slovenský rozhlas y acabamos con La iglesia azul, de la que veremos un par de fotos más esta semana.

A falta de Cine hablamos de series y esta semana les tocó el turno a Física o química y Allí abajo.

De mi cocina salieron las siguientes maravillas:

Y así transcurrió la semana.

La semana pasada en Distorsiones

La semana pasada comenzó con la verificación de que Ellos nunca lo harían pero ya lo hicieron, que hay que ver lo poco que duran los propósitos de año nuevo de los comentaristas. Recibí El regalo inesperado de la gente de la cadena de cines a la que estoy abonado y también me llegó Ese otro brazo que ayuda mucho cuando YO NUNCA hago algunas cosas, como quizás este lunes, que creo que hice una nueva que no contaré por aquí y que allá tú si aún no lo has descubierto. Con diferencia, el mejor vídeo con aviones ha sido, es y será Caminito de la cabecera de pista, en el que el avión pasea por las pistas del aeropuerto a velocidad de patinete. Ese video es complementado por otro titulado La costa del aeropuerto a las Palmas de Gran Canaria

En Bratislava, vimos el Palacio Primacial en Bratislava, seguimos con la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto, la siguiente parada fue en La Iglesia Trinitaria y nos quedamos Llegando al Slavín.

Llegamos al final de las películas que vi en los cines y la última fue Wonder Woman 1984 y ahora, solo algún Dios sabe cuando volverán a abrir los cines y podré regresar a casa, que me siento como alguien a quien le falta su hogar. De nuevo, tengo que tirar de series para rellenar el hueco de los fines de semana (la alternativa sería poner más fotos de Bratislava y todos sabemos lo mal que se lo tomarían algunos comentaristas) y en esta nueva serie de series comenzamos hablando del clásico El Internado.

La comida es lo único estable que tenemos por aquí:

Y así transcurrió la semana.

La semana pasada en distorsiones

La semana pasada fue otra de este año que parece que está siendo igual de mierdoso que el anterior. Comenzamos viendo La calle de los paraguas, bajo la que pasé en Bratislava. Esta semana vimos los vídeos de mi viaje a Gran Canaria en diciembre comenzando con Otra vez despegando de Schiphol, continuó en Acercándonos a Gran Canaria y la trilogía acabó en Finalmente aterrizamos en Gran Canaria. Finalmente hice la anotación anual con Mi lanzador en el 2021 para poder ver en el futuro mi evolución telelefónica.

En Bratislava vimos el Museo nacional Eslovaco, seguimos con el Ayuntamiento viejo e iglesia Jesuita y en el mismo lugar está la Plaza principal de Bratislava y nos quedamos con La fuente Maximiliánova y el palacio Palugyay. Con tanto encierro, ya tengo procesadas las fotos de Liverpool y Salónica, con lo que iré alternando tandas de Tailandia y estos lugares durante el año.

Los Cines siguen cerrados y entramos en las últimas películas que me quedan por comentar del año pasado. La antepenúltima fue Hasta el cielo y la penúltima El verano que vivimos. Me queda una para la semana que viene y después volveré a comentar series.

Que no falte comida saliendo de mi cocina:

Y así transcurrió la semana.