Pedrolos en la costa y la isla Tiburón

Volvemos a mirar hacia atrás, teniendo a mi derecha la playa de Aow Leuk que vimos ayer y a la izquierda, al fondo, vemos la isla Tiburón y de frente, la costa, que por esa zona no tiene arena y está hecha de unas rocas gigantescas, algo que me llamó bastante la atención porque era la primera vez que lo veía en Tailandia. Aquí resulta más difícil esconder los complejos turísticos pero hay uno, que se intuye en el centro de la foto, solo que da hacia el otro lado de esa pequeña península.

Publicada el
Categorizado como Koh Tao

La costa por la playa de Aow Leuk

Seguimos dando la vuelta a la isla de Koh Tao y seguimos en el sureste y la playa que está junto a la gigantesca bandera tailandesa es la de Aow Leuk, bastante tranquila y en lugar remoto y al que para llegar tienes que alquilar una moto. Vuelvo a repetir, que aunque no lo parece, escondido en todo ese verde de jungla tenemos no uno sino varios complejos para turistas. La playa tiene una arena blanca impecable y el agua es cristalina, con lo que mucha gente viene a la zona para hacer esnórquel. Los barcos de excursiones como ese en el que yo venía también paran por allí y todos saltamos al agua para ver los pececillos.

Publicada el
Categorizado como Koh Tao

La isla tiburón

O más bien, el islote, que la superficie total es de unos cientos de metros cuadrados, con lo que de isla tiene bien poco y en realidad, son dos, aunque desde esta perspectiva no se puede apreciar pero la parte baja que está a la derecha está separada por las aguas del océano de la otra. La llaman el islote tiburón porque desde allí se pueden hacer excursiones de buceo y snorkel para, con muchísima suerte, ver alguno de los susodichos, algo que para muchos es como hiper-mega-especial, que no para mí que me he jartao a ver tiburones en un montón de sitios. Este peñasco en el mar no tiene ninguna playa bonita en la que descansar, es puramente piedra.

Publicada el
Categorizado como Koh Tao

La costa del sureste de Koh Tao

Stitched Panorama

Ayer vimos un pedacito de la panorámica de hoy, más o menos en el centro de la imagen. De nuevo, las apariencias engañan y escondido en el verde hay varios complejos bastante grandes para turistas. En mi caso, siempre intento quedarme en la zona mejor comunicada y en donde puedo elegir lo que quiero comer y en donde y cuando te quedas en estas zonas, las opciones se reducen muchísimo porque si no quieres lo que te ponen allí, tienes que apalabrar una motocicleta o un taxi para que te lleve hasta el poblaco, que seguramente está al menos a media hora de viaje por carreteras espeluznantes y para regresar lo mismo y además, hay que añadir el regateo porque te la intentan meter sin doblar con los precios, con lo que opto siempre por lo cómodo. La costa por aquí es muy bonita y bastante distinta de la que vimos recientemente por Ao Nang.

Publicada el
Categorizado como Koh Tao