Categorías
Viajes

Doctor Sueño – Doctor Sleep

A mí cuando algún pollaboba truscolán me dice que no le gustó la película El resplandor – The Shining, me entran unas ganas tremendas de echarle un pollo verde en la cara y para aquellos que desconozcan la palabra, era un sinónimo de escupir o echar un lapo en las calles de la Isleta. Ya no te digo nada si la persona me dice que no le gustó el libro de Stephen King, en ese caso lo mejor que puedes hacer es correr y alejarte de mi porque igual que los toros, ya entro a matar. Por eso, de ninguna manera podía perderme la película de hoy y hasta elegí una sesión en la sala con Dolby ATMOS para verla en pantalla gigantesca y con sonido fabuloso. Se trata de Doctor Sleep y en España se estrenó hace cosa de un mes con el título de Doctor Sueño.

Una julay descubre que puede contactar con raticulín y que pese a ser una niña, le gustan los viejos y se agencia uno, aunque no para fornicar.

El que en un pasado muy lejano fue el niño del Resplandor ha sobrevivido a la crisis neurótica de Jack Nicholson y a aquella madre que gritaba que no veas y ahora es un friki que recorre poblachos gringos o algo así y sigue viendo muertos. Resulta que por los cauces para-anormales contacta con él una chiquilla que tiene la misma coña y cuando la chama está en peligro por culpa de una gentuza truscolana que no veas que se alimenta del espíritu vital de esos con poderes, el chamo tendrá que ayudarla y eliminar la amenaza y de paso, visitar el hotel de la primera película para darse otro empacho de malos rollos, que aquella keli está petada de eso.

No vamos a discutir las diferencias con el libro, igual que la primera película y el libro difieren. La historia es fabulosa, dura dos horas y media y así tienen tiempo a introducirnos en la misma despacio, con mucho cuidado, construyendo poco a poco los escenarios en los que el terror puede florecer. Hay muchos momentos en los que te acojonas y lo pasas mal y también de esos en los que deberías dejar de agarrar con tanta fuerza la butaca porque la acabarás rompiendo. Ewan McGregor está fabuloso como aquel niño que vivía en un hotel cerrado y que ahora es un friki. Toda la hora final es estresante, en ningún momento te dan un respiro y se agradece, ya que uno va al cine a ver estas cosas para pasarlo así de mal. La palabra que mejor define a esta peli es fantástica, la historia es buenísima, la dirección es perfecta y los actores hacen un muy buen trabajo. Uno va al cine para vivir emociones inducidas por productos como este.

Me da igual que seas un miembro del Clan de los Orcos o un sub-intelectual con GafaPasta. Si te gusta el cine de terror, esta no te la puedes perder.

Por sulaco

Maximus Julayus

5 respuestas a «Doctor Sueño – Doctor Sleep»

Sigo teniendo malos pensamientos con esas dos putas niñas delante del ascensor desde la infancia… no sé si estoy mentalmente preparada para darme otra dosis del hotelito…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.