Duomo di Firenze desde el Palazzo Vecchio

Cuando conté el relato del viaje a Florencia, vimos una foto muy parecida a esta pero hecha con mi telefonino, esa maravilla tecnológica que me costó noventa y nueve leuros y que es de plástico barato y no tiene manzana mordida alguna en la parte posterior. Por si alguien cree que no uso la poderosa cámara Canon EOS 6D que cargo como una cruz por el mundo, aquí tenemos la versión de esa cámara, mucho mejor. Podríamos pasarnos horas discutiendo si es más placentero despertarte con esta vista desde la ventana de tu dormitorio, o te molaría más asomarte y ver por la ventana los pezones como huevos fritos de Rosalía la Tetuda. Yo prefiero el duomo di Firenze, por la elegancia eterna que tiene.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. No cambio las vistas desde mi casa «del pueblo» ni por el Duomo ni por ninguna. Es mi paraíso, y lo tengo en la ventana.

Los comentarios están cerrados.